Hasta luego DDD

En la víspera del 40 aniversario de la muerte del general Omar Torrijos, ha partido el teniente coronel Daniel Delgado Diamante, colonense raizal, buen hijo y excelente hermano; padre y esposo preocupado por los suyos, amante de la Patria y torrijista hasta los últimos minutos de su vida. Pese a todo los que sus adversarios hicieron por degradarlo, por demeritar una carrera exitosa y noble, Daniel fue constante en la moral de la lucha.
Egresado de la Escuela Militar Gerardo Barrios, de El Salvador, la misma de la que egresó el general Omar Torrijos, Daniel fue desde sus primeros años en la Guardia Nacional y luego en las Fuerzas de Defensa, un militar impecable, inteligente y estricto que cumplió, a lo largo de su vida, un conjunto de misiones que siempre tuvieron como norte el beneficio de la Patria, la lealtad institucional y el aporte permanente a la construcción de un mejor país.
Durante la negociación de los Tratados Torrijos Carter encabezó la oficina de los Tratados del Canal la DEPAT, de la Guardia Nacional, lo que le permitió un conocimiento cabal de esos documentos y una sustentación argumentada del recorrido que le permitió al país culminar la lucha por la edificación del Estado Nacional Independiente.
En 1978 mientras se desarrollaba la lucha sandinista contra a Anastasio Somoza, todas las mañanas llegada al ministerio de relaciones exteriores a buscar el material informativo que le daba seguimiento a aquellos acontecimientos; más tarde fue designado por la institución militar como el responsable de la seguridad del presidente Jimmy Carter, durante la visita de este al país en junio de ese año, misión que cumplió a cabalidad, con responsabilidad sobresaliente, por lo cual el presidente norteamericano le remitió una placa de plata con su firma, en agradecimiento a la labor desplegada.
Prusiano de raíces populares era en la perspectiva militar uno de los dirigentes sobresalientes de su generación, consideración que ratificó en diciembre de 1989, durante la invasión en la que asumió el mando de las unidades militares y civiles que desde el distrito de San Miguelito, donde era jefe de la zona militar, desarrollaron una tarea de resistencia. A él están ligados los ataques que se desplegaron desde allí, en esa ocasión, a la base norteamericana de Clayton.
Amigo de los amigos, luchador incansable, debió pagar con cárcel su defensa del país y su cumplimiento a la Constitución Nacional.
Pasada la vergüenza de la invasión, y salido de la cárcel, no cesó su ímpetu y su batalla, entró a la Universidad de Panamá, y en la facultad de derecho obtuvo el título de licenciado en Derecho y Ciencias políticas. Durante el gobierno del presidente Ernesto Pérez Balladares fue secretario general de la Cancillería y en el del presidente Martin Torrijos fue director general de Aduanas. En ambas posiciones desplegó labores incuestionables, lo que el valió ser designado ministro de Gobierno y Justicia.
Fue el ascenso a ese cargo lo que motivó el artero ataque de sus adversarios a través de la exacerbación de un viejo incidente en el que, tras intentar evitar errores de un subalterno, se produjo la muerte de este, por una herida en la vena femoral que lo desangró en el hospital Santo Tomas. Pero el propósito de sus adversarios se cumplió. Lograron que renunciara al ministerio y por casi ocho años debió defender su inocencia y la prescripción del caso.
No le perdonaban a Daniel su lealtad al Torrijismo, su inteligencia incuestionable, su amor por el país que lo vio nacer.
La muerte, ocurrida algunas semanas después de una operación al corazón que le trajo otras complicaciones, se produce en instante en que cumplía loable y eficaz labor como Secretario General de la Caja de Seguro Social.
Un balance de su vida no puede proyectar otra cosa que su enorme amor por Panamá, el cumplimiento del deber y el compromiso que siempre mantuvo con todos los que como él supieron cumplir con su deber en la hora que le tocó vivir.
Hasta luego Daniel

Reuniones virturales y video conferencias para sindicatos y centrales trabajadoras. ¡Contactanos! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.