NOTA EDITORIAL 42 “Salvaguardar el Ambiente Reto más Sagrado de la Clase Obrera”

Como clase trabajadora nos preocupa sobremanera unos de los tantos problemas que está afectando a la humanidad, que no le prestamos la atención de manera responsable mucho menos sentamos conciencia ni compromiso al respecto, nos referimos a los fenómenos del cambio climático.

Lo cierto es que organismos internacionales advierten sobre la situación que deviene en una catástrofe que azotaran al mundo incluso mucho más que el coronavirus.

La pandemia del Covid-19 ha sacado a flote los problemas estructurales del país como la economía, salud pública, educación, lo laboral, al igual que el ambiental, aunque el gobierno no le preste importancia como la economía.

Cual de todos estos problemas atender primero y con mayor ahínco, es el dilema, lo cierto es que el ambiental si no le préstamo la debida importancia nos quedaremos sin agua y sin el pulmón que nos brinda el oxígeno para la vida.

En Panamá destruyen unos cincuenta (50) hectáreas de bosques por año, además, figuramos en la lista que nos dice que albergamos siete (7) de los ríos más contaminados del mundo, ¡qué vergüenza! Solo meditemos en un instante, se va embullando una gran bomba de tiempo que amenaza para la vida.

Existen buenas razones para que actuemos sin dilación para actuar y reducir los contaminantes del aire, dispensar con tecnología los desechos orgánicos e inorgánicos, detener la tala indiscriminada de árboles, frenar la contaminación de los ríos, quebradas y riachuelos, controlar la emisión del dióxido de carbono.

 Según la Organización Mundial de la Salud esto causa alrededor de siete (7) millones de muertes por año en todo el planeta, de estos 4,2 millones de ellas están relacionadas con los contaminantes del aire exterior y el resto por la polución del aire interior.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, llama la atención sobre este problema y la clase trabajadora deberá prestarle mayor atención.

Estamos consciente que el camino correcto del país, es hacia una transición a una economía verde con fuentes de energía limpias y renovables que sabemos favorecerá al medio ambiente como a la salud pública a nivel local y nacional mejorando así la calidad del aire y limitando el cambio climático; lo que significa una economía sostenible ambientalmente.

El cuidado y protección del ambiente es tarea de todos y fundamentalmente el reto más sagrado de lucha de la clase obrera.

Resistir, luchar y vencer.

¡Venceremos!,

Panamá, 31 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.