EDITORIAL Nº 50 “Señora Embajadora de USA, nuestro pueblo, le exige respeto”

Unos de los objetivos de la intervención militar de los Estados Unidos en aquella fatídica fecha del 20 de diciembre de 1989, era precisamente revertir la correlación de fuerzas en la dirección política del Estado panameño y colocar un gobierno títere y adepto a los intereses de seguridad nacional norteamericano (Doctrina Monroe),  ya plasmado en las distintas versiones de los documentos de Santa Fe. Se retrotrajo la vieja y nueva oligarquía servil como siempre que se inclinan ante sus amos como ha sido demostrado por la historiografía panameña.

Lo que observamos con la conducta de la embajadora de los Estados Unidos de América, Mari Carmen Aponte no es de extrañarse porque durante tres décadas vienen actuando en nuestro país como su traspatio y colonia, lo cual gobiernos tras gobiernos se lo han permitido, echando por tierra todo el sacrificio generacional de nuestro pueblo por conquistar por fin la victoria la soberanía e independencia nacional. 

En estos años altos personeros de alto nivel tanto civiles como militares han visitado a nuestro país, bajo la excusa que le preocupa la bomba migratoria, el trasiego de armar y narcotráfico, haciendo donativos pírricos, migajas para endulzar a sus lacayos domésticos. Que insolencia insultando la memoria histórica de nuestros mártires y héroes que ofrendaron sus vidas por nuestra tercera independencia.

Embajadora Aponte, guarde su conducta ética y diplomática y deje de inmiscuirse en nuestros asuntos internos propios, Panamá no es su virreinato, y no debe estar paseándose libremente por nuestro territorio y ministerios como si fuéramos un estado asociado o colonia norteamericana.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, deplora sus actos   y la denuncia internacionalmente a la procónsul Embajadora Mari Carmen Aponte, por su insolencia e intromisión, la declaramos Non Grata en nuestro país, somos libres, independiente y soberano, nos costó mucho serlo y no confunda las buenas relaciones que podemos tener entre países que debe caracterizarse de respeto mutuo y de intercambio, y a nuestras autoridades  que dejen a un lado la política de reverencia como de sumisión y  rindan tributos a la esencia misma  de la lucha generacional de nuestro pueblo.

¡Fuera la Embajadora de los EUA!

¡No somos colonia, ni estado asociado, ni protectorado de los Estados Unidos!

¡Abajo el Neoliberalismo!

¡Por un Panamá más Humano, con Democracia Participativa!

¡La Unidad en la Diversidad, es la Fuerza que nos llevará a la Victoria final!

¡Hasta la Victoria Siempre!

Panamá, 24 de diciembre de 2022

¿Aún sigues repartiendo volantes? ¡Contactanos! te sugerimos alternativas para mejorar tu presencia digital. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.