Ir a…

CNTP al Día on YouTubeRSS Feed

  Temas de Hoy:

CUBA | css | fsm | panama | trabajadores | # | Venezuela | Brasil | CNTP | ##corrupción
Upps... Si tiene problemas reproduciendo el audio de la radio online, intente actualizar su reproductor de Flash.
También puede utilizar nuestros reproductores auxiliares Abrir Reproductor Externo Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime


A cien años de la revolución de octubre y su legado histórico en Panamá


Por Rubén Darío Sousa

I Desde la época de la esclavitud a la libertad
hoy nos encontramos aquí para conmemorar un suceso trascendental que cambio el rumbo historico-social de la humanidad al abrir una nueva época del tránsito del capitalismo al socialismo en la perspectiva comunista.
La hazaña de los comunistas rusos fue derribar el poder capitalista en el imperio zarista, que cubría la sexta parte del globo terráqueo. . siguiendo las enseñanzas de Marx y Engels, la clase obrera rusa, en alianza con los campesinos, Materializó la primera sociedad socialista del mundo, bajo la dirección genial de Vladimir Ilich Lenin, continuador del Marxismo-engelslismo, en el período en que el capitalismo se convirtió en imperialismo como la forma más inicua y salvaje de la explotación del hombre por el hombre.
El 25 de octubre de 1917 (hoy el 7 de noviembre en el nuevo calendario), los trabajadores rusos se insurreccionaron y asaltaron el poder imperialista ruso e instalaron la “dictadura del proletariado”, abriendo puertas al primer estado obrero, socialista del mundo, con lo cual se crearon las condiciones reales para que los pueblos esclavizados por las naciones imperialistas, sacudieran y rompieran las cadenas del sistema colonial y del capitalismo en su fase monopolista.
Ante la alternativa. en la que el nazi-fascismo pretendió dominar el mundo, aplicando la esclavitud, la desigualdad racista , el saqueo y ocupación geopolíticas de los diversos países, el pueblo socialista de la Unión Soviética, nacida de la revolución de octubre, se levantó en armas, convirtiéndose en el artífice y fuerza principal de la victoria en la segunda guerra mundial, esta conflagración desatada por los genocidas de Adolfo Hitler , Benito Mussolini y toda la pandilla internacional, se convirtió en una matanza mundial de varias decenas de millones de hombres , mujeres y niños.
Las circunstancias de la sociedad contemporánea en curso, que se despliega en una inmensa diversidad, no deja duda alguna, de que, en ese nivel histórico de octubre de 1917 , vivimos dolores de parto hacia una nueva sociedad que la revolución bolchevique germinó para una nueva época de la humanidad.

II Somos parte de ese fenómeno revolucionario.
Este fenómeno global no es ajeno a la experiencia que vive hoy la sociedad panameña. los problemas sociales que sacuden a nuestro país, no constituyen un “comportamiento estanco”. la crisis que vivimos en panamá es un reflejo de la crisis contemporánea de la humanidad. la crisis general se corporiza en nuestro país de acuerdo a su peculiaridad. nosotros somos terrícolas y en consecuencia, como tal; parte de la sociedad terrestre regida por leyes objetivas de desarrollo social.
Viendo así cosas , podemos considerar que los problemas sociales de la nación panameña actual, están acondicionados por las necesidades inaplazables de la época que concretó la revolución bolchevique de octubre.
Los problemas sociales que padece nuestro país no son originales. las raíces de esos problemas están en el sistema capitalista al que pertenecemos, en la escala de un capitalismo monopolista que nos mantiene como sociedad capitalista atrasada, de economía abigarrada, donde concurren resabios esclavistas, formas feudalistas de producción, formas de explotación capitalista salvaje y distribución desigual de la riqueza, que nos ubica entre las 10 peores del mundo, todo bajo un estado dirigido por la oligarquía gamonalita y vende -patria , carcomida por una burocracia corrupta y mafiosa. nuestra nación sigue mediatizada por el sistema imperialista , sin embargo el devenir de progreso social y de liberación nacional de Panamá, está en el marco del futuro esplendoroso y liberador que abrió la revolución rusa de octubre de 1917.

III El destino común de la humanidad.
Las condiciones que transcurren en el mundo, ponen de manifiesto que el nivel de desarrollo de las fuerzas productivas, alcanzado por los trabajadores en su conjunto mundial, nos acerca más y más a los fines humanistas de la revolución de octubre.
El capitalismo en su fase imperialista se ufanó por crear un sistema único mundial de explotación privada de los trabajadores, llegando a escalar esa cumbre como la potencia más poderosa del mundo que decidía la suerte de la sociedad mundial.

IV Otra realidad mundial transitoria.
Hoy día estamos asistiendo a la formación de otra realidad histórica social mundial, donde se hace cada día más patente la decadencia del sistema mundial capitalista en todas sus instancias.
La revolución tecno-científica contemporánea, impulsa, en salto, el desarrollo de las fuerzas productivas a escala mundial con lo que se abre paso impetuoso a un nuevo globalismo, antagónico al globalismo imperialista, basado en la cooperación económica, en la amistad y colaboración para construir un mundo mas fraternal, próspero y feliz.
Precisamente ese fue el ideal de la revolución rusa cuando asaltó el poder del imperialismo guerrerista zarista y la estrategia y táctica de los comunistas rusos en la lucha y orientación revolucionarias.

V El reflejo nacional.
Actualmente nuestra sociedad panameña está envuelta en la vorágine que vapulea al mundo.
Con la desapropiación del canal, y su transformación en propiedad del estado panameño ,así como la descolonización de la franja territorial panameña, en torno al canal, que estaba bajo la jurisdicción y ocupación militar por el Comando Sur, el pueblo panameño inició el camino de su liberación nacional efectiva.

VI Otra conciencia.
El desenlace canalero gravitó directamente en la conciencia nacional-liberadora del pueblo panameño, para que sus fuerzas productivas comenzaran a divorciarse de su fatalismo colonialista y encaminarse por rumbos liberadores.
Las nuevas tendencias liberadoras panameñas, representaron serias amenazas al significado geopolítico que el istmo panameño, por su posición geográfica interoceánica y cintura del continente, más extenso del mundo, implicaba para obtener y garantizar la jerarquía mundial dominante del imperialismo.

VII Significado de la invasión
Hoy día estamos asistiendo a la formación de otra realidad histórica social mundial, donde se hace cada día más patente la decadencia del sistema mundial capitalista en todas sus instancias.
La revolución tecno-científica contemporánea, impulsa, en salto, el desarrollo de las fuerzas productivas a escala mundial con lo que se abre paso impetuoso a un nuevo globalismo, antagónico al globalismo imperialista, basado en la cooperación económica, en la amistad y colaboración para construir un mundo mas fraternal, próspero y feliz.
Precisamente ese fue el ideal de la revolución rusa cuando asaltó el poder del imperialismo guerrerista zarista y la estrategia y táctica de los comunistas rusos en la lucha y orientación revolucionarias.

V El reflejo nacional.
Actualmente nuestra sociedad panameña está envuelta en la vorágine que vapulea al mundo.
Con la desapropiación del canal, y su transformación en propiedad del estado panameño, así como la descolonización de la franja territorial panameña, en torno al canal, que estaba bajo la jurisdicción y ocupación militar por el Comando Sur, el pueblo panameño inició el camino de su liberación nacional efectiva.

VI Otra conciencia.
El desenlace canalero gravitó directamente en la conciencia nacional-liberadora del pueblo panameño, para que sus fuerzas productivas comenzaran a divorciarse de su fatalismo colonialista y encaminarse por rumbos liberadores.
Las nuevas tendencias liberadoras panameñas, representaron serias amenazas al significado geopolítico que el istmo panameño, por su posición geográfica interoceánica y cintura del continente, más extenso del mundo, implicaba para obtener y garantizar la jerarquía mundial dominante del imperialismo.

VII Significado de la invasión
Detener este curso fue la causa real de la invasión y ocupación de nuestro país, en diciembre de 1989. tenían que retener nuestra posición geográfica a toda costa, para lo cual era menester restaurar, en el poder, a la oligarquía, con la colaboración de los oportunistas, eclécticos y una burocracia sirviente al mayor postor.
En esas condiciones, se concibió una administración del poder estatal de carácter bipartidista, alternativo, modalidad que se agotó a los 20 años, abriéndole paso a algo peor, ya que la administración del Estado cayó en manos de una burocracia mafiosa, que le cerró definitivamente el paso a las fuerzas productivas que germinaron y comenzaron a florecer en el perfil liberador, producto del tratado sobre el canal y la liberación de la zona del canal..
Los 25 años que siguieron en nuestro país, desde la intervención yanqui, en diciembre del 89 del siglo pasado, dejaron claro que ese rumbo colonialista impuesto, llevaron a nuestra nación a la restauración oligarca-imperialista, antagónica con las necesidades inaplazables de las fuerzas productivas, nacidas en el rumbo de la liberación nacional.

VIII La transición y el dilema.

El país ha quedado en un dilema: o seguir por la misma ruta al desastre o buscar una nueva, a la reivindicación nacional que allane el camino de su liberación.
En eso consiste la transición en que está la sociedad panameña: o vamos para algo peor, ya conocido o vamos para mejor, a lo nuevo.
Las fuerzas productivas en general, son las palancas de cambio y progreso social de tal suerte que con la aplicación del tratado, que liberó la zona colonial canalera y despropió el canal, automáticamente se abrieron otras perspectivas de desarrollo nacional y brotó en la conciencia que este derrotero social las apartaba y las alejaba de la rutina y la tradición pro liderazgo yanqui.
De esta manera, nuestro país abrió sus puertas soberanamente a otros intereses, sobre todo económicos, que concurrieron a nuestro espacio nacional, apertrechados con los resultados avanzados de la revolución científico– técnica contemporánea. este factor ha incidido en la conciencia renovadora de las fuerzas productivas panameñas, que las lleva a adherirse más y más, a los vientos que soplan desde la nueva globalización anti-imperialista, nacional liberadora y a distanciarse progresivamente, de las viejas cadenas con que se esclavizó al pueblo y nación panameña.
Las nuevas perspectivas que se le abren al pueblo panameño con la globalización de la revolución cientifico-tecnica (rct) y su influencia en las fuerzas productivas panameñas, han desajustado la ruta que le trazó la intervención militar norteamericana, a finales del siglo pasado, de tal suerte, que después de 27 años de vigencia de la misma, se vive una crisis sistémica que ha puesto a las fuerzas productivas a escoger entre lo que ha habido o lo nuevo que puede haber.

IX Otro perfil se abre.
No obstante, tenemos que señalar que en esta transición se va incrementando una dinámica nueva, con perfil progresista, al mismo tiempo que va decreciendo la influencia de las fuerzas que representan los intereses del atraso colonial y oligárquico
Nosotros los comunistas panameños, que nos hemos dedicado, desde que nos fundamos, hace 87 años, a difundir nacional e internacionalmente los postulados de la revolución bolchevique, desafiando a los enemigos de clase nacionales e internacionales, principalmente , los enemigos imperialistas , al cumplirse el siglo de esa revolución, sentimos que esa causa se ha convertido en la bandera de toda la humanidad que lucha contra la injusticia social y aspira a la creación de un mundo realmente humano, en donde la felicidad sea patrimonio de todos los seres humanos y sea proscrita definitivamente, la explotación del hombre por el hombre y los sátrapas y esclavizadores de los trabajadores sean anulados.

X Más que nunca a nuestros valores.
En esta transición, en la que ha entrado nuestra singularidad social, los comunistas panameños debemos, más que nunca, guiarnos por los valores que postuló la revolución bolchevique, cuyos 100 años hoy estamos festejando, porque ha sido el faro que ha alumbrado siempre, en los difíciles senderos que hemos cruzado, y nos sigue guiando, ante los nuevos desafíos que tenemos por delante, hasta alcanzar el cielo que los trabajadores del mundo sueñan.

¡Viva el ideal humanitario de la revolución bolchevique!

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
Central Nacional de Trabajadores de Panamá