Los verdaderos Torrijistas

Por: Jaime Flores Cedeño

José de Jesús Martínez, distinguió hace algo más de tres décadas, en su obra “Mi General Torrijos”, (ganadora del premio Casa de las Américas” en 1987), entre “torrijismo” y “torrijitismo”, con el paso de los años esta última frase se ha configurado en torrijeros.

La crítica que hacía Chuchu en su libro iba dirigida a aquellos que en sus discursos y vida cotidina se proyectaban como los guardianes del torrijismo, pero que en la práctica habían caído en condiciones oportunistas, entreguistas y de enriquecimiento que distaban mucho del legado de Omar.

Quién hacía estas críticas no era cualquier personaje, sino un intelectual que estuvo cerca de Torrijos y que palpó el verdadero sustrato de su doctrina. Resulta evidente que desde la muerte de Torrijos muchos de sus cercanos asesores y seguidores tomaron distancia de sus principios y allanaron el camino para la destorrijización, que tuvo su punto más elevado en los noventa durante el proceso de las privatizaciones de empresas que habían sido nacionalizadas en los setenta.

En vísperas de cumplirse 53 años del Golpe de Estado de 1968, compartimos 10 pensamientos de Chuchu, sobre el verdadero torrijista, los cuales deben estar presente en todos aquellos que aspiren a seguir los principios de Omar o que digan públicamente que son fieles a sus principios.

  1. Torrijos, es una política exterior independiente.
  2. Es una política exterior no alineada, pero, de hecho, no sólo de palabra.
  3. Torrijos, es la militancia contra el fascismo y contra la doctrina de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (en la actualidad los USA han arreciado su política de apoyo hacia gobiernos de corte fascista, como el que se dio contra Evo Morales en 2019).
  4. Torrijos, es la identificación con todos los pueblos que luchan por su liberación (América Latina no ha dejado de luchar contra los gobiernos oligárquicos y dictaduras apoyadas por los USA, estas naciones merecen el apoyo solidario de Panamá como lo hizo Torrijos, por ejemplo, al reconocer a la República Árabe Saharaui Democrática y reestablecer relaciones diplomáticas con Cuba.
  5. Torrijismo, es estar plenamente consciente de que se trata de ser patriota, no comerciante, y que toda esa inversión estatal no tiene como objetivo único un interés crematístico, sino sobre todo político. Patria, no es negocio, es lo que le torrijismo debe hacer.
  6. Torrijos, es la Reforma Educativa, donde el trabajo se une con el estudio, para que aquél no “embrutezca” ni esté “deforme”, para que el hombre del futuro piense con las manos y haga cosas con la cabeza. Torrijos es un hombre que va a Coclesito y se dedica, de rodillas, pero sin estar rezando, a sembrar verduras con los niños de la escuelita.
  7. Torrijismo, es no perder nunca de vista que explotador, es tanto un imperio, como una clase, y que la pelea es contra ambos al mismo tiempo, porque en el fondo se identifican. “Decir imperialismo y oligarquía” es una redundancia, porque es de decir lo mismo, decía Torrijos.
  8. Torrijos es una búsqueda y un encuentro con nuestra nacionalidad. Es rescatar, con el poder del Estado, la significación histórica de Victoriano Lorenzo. A partir de él, las cosas y las instituciones, se llaman Felipillo, los cholos, Victoriano Lorenzo, y ahora también Omar Torrijos. (Desde hace décadas la oligarquía ha desconocido a muchos de estos héroes populares, pocas calles, avenidas y estatuas, le hacen honor a indígenas, cimarrones, trabajadores, estudiantes y campesinos, que han dignificado la historia nacional.
  9. Torrijos es el Código de Trabajo y una Ley de la Vivienda diseñados para aliviar la carga del trabajador que no tiene no dónde, ni cómo vivir, y comenzar a fortalecerlo de modo que algún día pueda arrebatar la justicia que le pertenece.
  10. Torrijismo, es partir de Torrijos, arrancar de sus conquistas y ser inmisericorde con los que los son con el dolor del pobre y que solo piensan en su riqueza personal.
  11. A 53 años del golpe de Estado de 1968, el legado de Torrijos subsiste en el obrero, campesino, indígena, estudiante y profesional que tiene un sentimiento de Patria y no se vende, ni se inclina a potencia extranjera. Igual está presente en todos aquellos panameños que desde una posición de Estado, trabajan de forma honrada y piensan en el bienestar colectivo de la Nación y no en su provecho personal.
---
Que la información llegue a tus bases. Email Marketing Sindical ¡Consultanos hoy mismo! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. De acuerdo. Con mucho compromiso, fui parte del proceso y para conservar su doctrina y pensamiento creamos la Fundacion Omar Torrijios, que por años atrajo a nacionales y extranjeros. Preguntemos por que desaoarecio.ahi estsban sus logros, aportes e ideas de los que hicimos de esa institucion un centri de enseñanza y recuerdo. Era una gran aula de accion y pensamient.