LA FILOSOFÍA LIBERAL (NEO), DEL PENSAMIENTO ÚNICO, ANULÓ EL DEBATE IDEOLÓGICO.

Por Ramíro Guerra M.

Abogado y cientista Político.

Abril de 2022

El pensamiento único, no más verdad que la tiranía del mercado; en él, lo importante y determinante es el individualismo. El individuo es lo que cuenta; el nosotros, vosotros, lo colectivo y lo solidario, son variables que truncan el desarrollo del mercado y la sociedad.

El neoliberalismo elevó a nicho de santo, tal ideología. Frases como el fin de las ideologías y de la historia, fueron titulares en el mundo, pasando por alto que tales conceptos o enfoques, llevaban una gran carga ideológica.

Fuera del marco filosófico del pensamiento único, no había lugar para el disenso y la filosofía crítica. No pocos intelectuales se dejaron seducir por tales afirmaciones. Muchos resistimos; influyó en nosotros la época del siglo pasado, donde el debate era toda una academia del pensamiento político democrático.

En mi estudios de derecho, recuerdo al Dr. Dulio Arroyo, al Dr. Zousa Lenox, eran grandes exponentes de la teoría del personalismo comunitario, de Jack Maritain y de Enmanuel Mounier. De ellos recibí libros de estos pensadores y filósofos, como obsequios. Una época donde la Democracia Cristiana, su forleza radicaba en el pensamiento.

Recuerdo igualmente, a Radomiro Tomic, chileno de una oratoria fuera de serie. Como no recordar al Dr. Humberto Ricord, quién nos invitaba a su oficina y nos hablaba del materialismo histórico. Uno de los primeros libros sobre la diálectica y el materialismo histórico, es de su autoría. Nos contaba el Dr. Ricord, que ese libro lo editaron en el extranjero pero, para pasarlo por aduana, tuvo que titularlo como Manual para la enseñanza cívica. Tiempos de radical censura al pensamiento marxista.

Los debates estaban circunscritos a una lucha entre las ideas; posesionarse de la forma de pensar de la gente, constituía objetivo de estos debates. Tengo para mi memoria, un debate que se dió entre el Dr. Rómulo Escobar y el Dr. Ricardo Arias Calderón, dos hombres de alto vuelo filosófico e ideológico.

En una ocasión, Televisora Nacional-canal dos, organizó un debate entre el profesor Cleto Souza y el periodista Carlos Alberto Montaner. Expositores de izquierda y derecha.

Hoy el debate está huérfano de contenidos; se enfatiza lo trivial, lo cotidiano del o los fenómenos. Vivimos tiempos de superficialidad, crónicas rojas; entrar en los prolegómenos de la real causalidad, las contradiciones que constituyen el motor de su evolución, deviene hasta cursi y poco importa.

La ciencia política y la teoria del estado, salvo excepciones, han sido sustituidas por la argumentación fatua, trivial y fenomenológica. Lo digo sin reparo de culpa, nuestros medios informativos, sobre todo las televisoras, son claros exponentes de la filosofía de la verdad única. La post verdad, donde lo subjetivo, las pasiones, se sobreponen sobre lo objetivo.

Me produce espanto, cuando escucho decir o usar como argumento, “eso es ideológico” . Lo reitero, esta argumentación en sí lleva o tiene una carga ideológica. Son fraseologías acuñadas por filósofos y autores de derecha. El hombre desde que aprendió a pensar, fue religioso e ideológico.

Lo anterior, llevado al plano de la política partidista, da una imagen de pobreza de ideas, de proyectos orgánicos. Partidos modernos no tenemos. He aquí el ‘talón de aquiles’ de nuestra democracia. No se trata de afirmar que el pasado fue mejor, sino lo trágico que resulta al comparar con lo que hoy tenemos. Salvo excepciones, discursos de pastos. No hay contenido. Un pragmatismo electorero, de montonera, es lo que tenemos.

Pero bueno, ‘camino se hace al andar’; son tiempos de crisis del debate de altura y de ideas. Como en toda crisis, en su matríz, lleva la semilla de la negación y de la síntesis de lo contradictorio de esta tragedia.

Amanecerá y veremos. Saludos compatriotas.

---
Campañas de Sindicalismo para no sindicalistas. Marketing Sindical www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.