Editorial CNTP

Es nuestro país vive una serie de acontecimientos que no son propios de una estrategia de desarrollo sino que es producto de la grave situación en que nos ha sumido la oligarquía, empresarios y políticos corruptos por sus ambiciones particulares que has tomado el poder político para alzarse con los negocios y hacerse aún más rico a costa del erario público y la explotación a los trabajadores.
Es sabido por las lecturas sociológicas que se hace al sistema político nacional cuyo análisis de la vivencia de los partidos políticos, que estos van en franca caída producto del deterioro moral, perdido credibilidad, y la falta de liderazgo, sus principales dirigentes sino tienen medidas cautelar se encuentran en las cárceles y están en esa condición por Ladrones.
Nuevos escenario se abren, vacíos que hay que llenar, por ello, la clase obrera le toca jugar su papel en el momento histórico y está llamado a la salvar la Patria, con una nueva reorientación política con un nuevo liderazgo que encarne en el corazón del pueblo y de la clase trabajadora.

Nuestro proyecto es Alternativo para poder frenar la pretensión de privatizar el IDAAN y la CS, rescatar del desastre al sector agropecuario en que lo han llevado los sectores neoliberales, nos mintieron cuando nos dijeron que estaba asegurada la producción de alimentos y la protección de los productores nacionales con la aprobación del Tratado de Promoción Comercial entre Panamá y Estados Unidos.
La desgracia moral, el oportunismo y la falta de liderazgo como la corrupción de los partidos políticos corroe su institucionalidad y credibilidad y la clase obrera organizada y preparada debe dar su golpe de gracia.
Para la Central Nacional de Trabajadores de Panamá, reconoce que se agudizan los problemas que afectan directamente a la población panameña y en especial a los trabajadores donde cada vez más perdemos poder adquisitivo y que en estos momento el valor del un dólar se encuentra en 0.65 centavos, se nos hace muy difícil adquirir una vivienda, cuyos costos para los sectores de la clase media y trabajadores están demasiados elevados.

Nos encontramos con la dificultad con el agua potable muchos panameños no la tienen o no le llega, fracaso con las distintas estrategias para combatir la inseguridad pública, los constantes bajones en el sistema eléctrico provocando daños y que nadie se hace responsables.
Vivimos con el malestar del sistema de transporte público que es una calamidad, los problemas con sistema de salud pública, la educación, la falta de medicamentos, y por último, según la Organización Mundial de Alimentos de la Naciones Unidas (FAO) en el 2015 en nuestro país habían 385 mil personas con hambre.
La Clase Obrera Panameña y sectores populares tenemos la obligación de buscar las avenidas de Unidad y de Alianzas para enrumbar el país en un Proyecto Alternativo, Incluyente y con Participación, donde todos podamos sentirnos bien, aportando para rescatar a Panamá de las sanguijuelas en que nos han sumido la partidocracia corrupta y el neoliberalismo, para que le demos la decencia política y patriótica con paz, dignidad y mejor calidad de vida para que nos merecemos todos los ciudadanos de este país.
Panamá, 8 de julio de 2017

untitled (78) untitled (77) C57DOCkXQAAZtX_ Ayu-Prado-Justicia-Martinelli-Actualmente_LPRIMA20150324_0068_24

---
Somos la solución al marketing digital para sindicatos ¡Consultanos hoy mismo! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.