¿Unidos o infantiles?

Unidad...No tengo ni el más minimo derecho a criticar a aquellos que militan en el frente local, nacional , por ende mi critica sobre los acontentecimientos a nivel nacional deberian ser consideradas como apreciacones de alguien que “goza” del privilegio de la calma lejana y puede aplicar consecuentemente el principio leninista:del corazon ardiente pero la mente fría, solo por eso les escribo en momentos tan criticos para las izquierdas panameñas; de nada sirve quejarse de la inconstitucionalidad del comportamiento del TE, de nada sirve el seguir lamentando sobre lo injusto del sistema vigente, si no aprendemos de los golpes recibidos, y nos concentramos en combatir al enemigo verdadero cuya identidad y modo de pensar nos deberian ser conocidos; Veo con profunda preocupación como el sistema vigente nos divide y convierte indirectamente en sus peones porque hemos abandonado nuestra forma de pensar y actuar, hoy lloramos que “nuestra idea” los candidatos independientes, no nos sirve para imponer un candidato que recoja el descontento de las amplias mayorias, lamentamos que los organismos e instituciones del aparato estatal nos dejen fuera de las proxima contienda electoral, pero el porque no somos autocriticos? No es objeto de nuestras preocupaciones el porque hemos fracasado, sino que tratamos de obligar al sistema regente a aceptar nuestras formas de pensar y actuar a sabiendas de que el mismo, como es natural y logigo, rechazara todo y a todos que atenten contra el y su existencia.El error no lo comete el sistema vigente sino nosotros que no aceptamos que el camino hacia la unidad de acción y fuerzas de las izquierdas no es facil y mucho menos monopolio de una u otra corriente de las mismas, mucho menos es este camino un pliego de deseos y caprichos, pero si todos ,pero absolutamente todos identificamos al enemigo a batir y unificamos nuestro talento , fuerzas y nuestros medios lograremos ser un contrario digno de ser respetado.
Me perdonan los candidatos y sus organizaciones de apoyo pero hasta ahora solo han sido un nido de intrigas y soñadores politicos cegados por sus egoismos personales y colectivos que no desean avanzar por ende mucho menos triunfar, una unidad de izquierdas no es un baile de gala sino un tango “rabioso” en donde intervienen personajes con un temperamento similar que tienen sus propios elemntos de danzas que de unirse darian una creación facinante que haria rugir a las graderias, pero mientras cada uno baila a solas eludiendo al otro solo hacen el ridiculo que las hace reir a carcajadas: El uno con sus conocimienos incuestionables el otro con la energia inigualable pero cada uno a solas porque el “otro “ no les gusta; Compañeros, amigos, co partidarios dejemosnos de estar jugando al asalto del poder y emprendamos el mismo, no se si sera salsa o merengue, cumbia o bolero solo se que tendran un fuerte elemento del punto y en el mismo cada cuál debera jugar su papel de lo contrario no funciona.
Asaltar el poder o por lo menos hacerlo tambalear es una obra que nos robara la calma, ya que abndonaremos trincheras “propias” para defender otras que nos parecen ajenas pero en realidad son nuestras cavadas por otros que pensaron y piensan como nosotros.
De nada sirve apelaciones ante instituciones corruptas, de nada sirve acoplarse a las reglas vigentes, si nuestra acción no es coordinada y unitaria al final de cuentas se burlaran de nosotros individual y colectivamente y conservaran el poder y eso es lo que decimos querer evitar. Vuelvo y repito, súplico y esa no es una virtud que me destaca,al contario, pero me da lastima ver a los patriotas, izquierdas autoconsumirse en sus infantilismos producto de la vanidad que llena nuestros corazones e impulsa nuestras acciones; como decia no tengo el más derecho a criticar a aquellos que pelean en el frente interno, pero como marxista, izquierdista, patriota tengo el derecho de emitir mi opinión y tengo el deber de actuar como tal. Si no les gusta mi opinión me importa un pepino, si les gusta y no corrigen o tratan de enmendar estas deficiencias igualmente, ya que si bien quien apuesta a sabiendas de que va a ganar es un tramposo pero quien apuesta a sabiendas de que va a perder es un pendejo. Y eso ni lo son ustedes ni yo, por ahora estamos perdiendo sin haberse iniciado el juego recapaciten! Y corrijan ,corrijan! los errores y eqivocaciones, unidos somos una fuerza dificil de derrotar.

---
Comunica a tus bases y afiliados donde sea que esten. Facebook e Instagram, Marketing sindical. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.