Un movimiento en Unidad

El movimiento sindical panameño en su conjunto, CONATO y CONUSI, tomando en consideración los últimos acontecimientos, anuncia su posición en relación a la defensa de la institucionalidad democrática, del patrimonio nacional y de los intereses económicos y sociales de la sociedad panameña.

 

Comprendiendo que los derechos ciudadanos, laborales y sociales, no pueden ser ejercidos en una sociedad en la que no exista el mínimo respeto a la institucionalidad democrática y a los principios básicos del Estado de derecho, hemos tomado de la decisión de unir las fuerzas sindicales y comprometerlas hacia la construcción de una democracia en donde todos los sectores, organizaciones e individuos tengamos la oportunidad de decidir sobre nuestro futuro como panameños/as. En este sentido, condenamos el hecho de que se esté utilizando el poder político para facilitar el proceso de acumulación privado, favoreciendo a un reducido grupo de empresarios, que en cada medida y acción legislativa y judicial; procuran, solamente, el beneficio y el lucro personal.  En este sentido las organizaciones sindicales rechazan el nombramiento de los magistrados de la sala quinta, que es un atentado más contra la democracia.

 

De igual manera, rechazamos la acción depredadora, arbitraria y peligrosa del ejecutivo, al poner en riesgo el ahorro y las fuentes de ingreso nacional, al proponer la venta de los principales activos del país como lo son las acciones de las empresas de electrificación y telecomunicaciones. Los dividendos de estas empresas han permitido que un gran número de panameños humildes puedan tener acceso a una electricidad a bajo costo, además de ser fuente permanente de obras de carácter social. La subasta de nuestro patrimonio no se limita a estas acciones, sino que ello se suma a las sistemáticas ventas de costas, manglares y otros activos del Estado.

 

Por otra parte, las organizaciones sindicales, declaran continuar con la lucha por la defensa y mejora del poder adquisitivo de la sociedad panameña, considerando que el tan anunciado crecimiento del país queda en pocas manos, profundizando la desigualdad y la brecha entre ricos y pobres, todo esto se da a la par de que un grupo minúsculo acumula para sí las riquezas producidas por todos.

 

Invitamos a toda la población a sumarse a las luchas que desde diferentes espacios hacen coincidencia con esta postura sindical. Las organizaciones sindicales, reconocen que aunque lo que está en riesgo es toda la sociedad panameña, se debe mantener una clara distinción entre los intereses de clase que defienden las organizaciones sindicales y los intereses políticos tradicionales.

 

 

¿Aún sigues repartiendo volantes? ¡Contactanos! te sugerimos alternativas para mejorar tu presencia digital. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.