Se Tildan de Santos y son unos Diablos

imagesCAG8W92LMientras que el Consejo Nacional de Empresa Privada (CONEP) solicita un alto a los políticos por los escándalos suscitados hace varias semanas, motivado por las escuchas telefónicas y la campaña sucia, que continúan en la palestra pública.

Pero quien frena a estos empresarios en seguir atentando contra el bolsillo del pueblo panameño, en las alzas indiscriminadas de los productos de primera necesidad.

La Hipocresía reina entre ambas partes, de quien manda a frenar y de quien sustenta el poder, ya que la mayoría de los políticos son procedentes de esta esfera insaciable de riquezas, que no basta solo en aumentar la canasta básica familiar, sino que también buscan enriquecerse a través del estado.

Mientras que el pueblo sufre y muere de hambre, por las constante alza en los alimentos, los políticos se disputan el poder para los próximos comicios electorales y los empresarios por otro lado saciando su hambre de riquezas y poder.

Las organizaciones sindicales y populares como balanza de equilibrio sufren los desmanes de los empresarios y políticos, ya que su política va dirigida a desaparecer y eliminar a estas organizaciones, ya que velan por la defensa y los intereses de los más necesitados.

 

---
Marketing sindical orientado a la comunicación y estrategia de los sindicatos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Es muy cierto ya que existe uno que es tan explotador y sale en los medios diciendo que cumplio con bajar los precios de los alimentos con una cold chain que nunca ha existido.
    Que descaro, hasta cuando mentillan…

  2. Ellos son tan mentirosos como los propios politicos, especulan en los precios alegando falsas excusas y quien les pone un alto; esperemos que el pueblo tome consciencia e inicie una campaña contra estos ladrones de saco y corbata, que tienen al pueblo contra la pared.