Periodista de Colombia, Arremete Contra la Dirigencia Sindical de ese País

El Sindicalismo, enemigo social a enfrentar
Publicado por: Gustavo Pérez González- periodista de el Diario Colombia.

imagesSurge hoy el más sentido y obligado de los interrogantes sociales: ¿Es el Sindicalismo actual una fortaleza o una debilidad, para la sufrida clase trabajadora colombiana? La respuesta es bien compleja y difícil de aceptar.

A mi juicio y valoración tan ruidosa representación de la clase laboral nuestra, está convertida en todo un enemigo de la Generación de Empleo Masivo Creciente de Buena Calidad y los efectos colaterales que se desprenden de su insaciable lucha y accionar, son aún más perturbadores y degradadores del orden social e institucional. Es decir; “Resultó más dañino el remedio aplicado, que la misma enfermedad a curar”.

Sus desmedidos pliegos de peticiones presentados con amenazante e intimidante conducta, por todos conocidos en cada convención laboral colectiva y demás instancias de regulación y reconocimiento de derechos a obtener, sobrepasaron todo límite de capacidad operativa, rompiendo todo equilibrio fáctico debido, toda posibilidad de viabilidad operativa futura, todo margen de utilidad posible, enfermando de muerte la salud de cada Empresa en particular, hasta desangrarla totalmente y llevarla a su liquidación total.

La arbitraria, enfurecida y determinante capacidad de lucha, sus desfasadas y jugosas pretensiones conquistadas, las huelgas indefinidas decretadas en paros y marchas chantajeando a los patronos, le arrebataron a la sociedad colombiana el derecho fundamental de contar con un puesto de trabajo digno, estable, en permanencia y con calidad.

El vínculo laboral, debido a la salud social e institucional, prácticamente desapareció, el cierre en serie, de miles de Empresas, que en el ayer fueron emporios de generación de riqueza colectiva y pública, de puestos de empleo, de ingresos, de capacidad de consumo y de tributar, nos fueron arrebatados por físico miedo patronal, a las desfasadas e irresponsables luchas sindicales puestas en marcha, por esa dirigencia desproporcionada, que aduciendo proteger al trabajador, lograron prebendas, altos sueldos y demás privilegios, imposibles de cubrir, en la realidad operacional.

Huelga en la salud, en los servicios públicos, en la educación, en la justicia y en todo los frentes del sector público y privado, demuestran el alto grado de inconciencia sindical, cuyo apetito desbordado los tira a las calles a protestar por todo, en conquista de tan aparentes derechos, lejos de toda realidad.

No están escritas las razones jurídicas que desaparecieron, gracias a su perturbada lucha sindical.

¿Podrá entonces llamarse fortaleza social a la lucha sindical, cuando logró implantar el desempleo masivo creciente, la contratación temporal, la subcontratación, la informalidad descarada, el rebusque callejero, la invasión del espacio público y demás males, que padecemos hoy los colombianos, amenazando con derrumbar la institucionalidad?

¿Será justo, que griten en coro enardecidas arengas alejadas de la verdad histórica, para inspirar lástima pública y chantajear a la clase patronal, obligándola a concederles privilegios imposibles de cumplir?

¡Déjenme decirles de una buena vez: La paciencia probada y demostrada, por semejante nube de desempleados, superó los límites de la ficción!

¿Alguna vez, los hemos visto marchando rabiosos en protesta, por carecer de tan fundamental derecho a trabajar? Es claro que no; marchan insensatos los que sepultaron el futuro del vínculo laboral, para alcanzar injustamente el derrumbe social.

No me cabe duda: El Sindicalismo nuestro, es un enemigo social que tenemos que enfrentar. (1)

Hubo reacción por parte del movimiento sindical derecho a replica.

Lea el siguiente escrito y manifieste su opinión al respecto.

---
Te podemos ayudar con: Marketing Digital, Diseño de Páginas Web, Diseño Corporativo, Posicionamiento SEO y SEM, Email Marketing, Gestión de Redes Sociales, Copywriting, Generación de contenidos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.