Panamá: La Historia jamás contada

A propósito de la visita de Noriega a Panamá, este video es un registro gráfico de los años de la dictadura militar y del período posterior a la Invasión Norteamericana del 20 de diciembre de 1989.

A propósito de la visita de Noriega a Panamá, este video es un registro gráfico de los años de la dictadura militar y del período posterior a la Invasión Norteamericana del 20 de diciembre de 1989. La Lucha de un Pueblo que sigue clamando Justicia. La historia vulgar de corrupción y robo de una llamada clase política que ha llevado a la podredumbre moral a las instituciones del estado, que se enfrasca por sus ansias de poder, pero que finalmente se acomodan y hacen componedas mientras crecen las insatisfacciones y necesidades del pueblo.

Este reducido grupo se beneficia de un sistema político excluyente y antidemocrático y sigue acrecentando sus riquezas gracias al robo, al despilfarro y a una política económica que atentan contra los intereses del pueblo y el ambiente.

La visita de Noriega intentará ser aprovechada por los gobernates para desviar la atención de los escándalos y los problemas fundamentales del pueblo.

Por eso, en medio de las graves denuncias de corrupción en el Gobierno, de su comportamiento como mafia y del desprestigio y descomposición de los partidos tradicionales, resulta esperanzador el surgimiento de una nueva fuerza política que nace de las entrañas mismas del pueblo, sin ataduras con el pasado ni el presente de asesinatos, represión, de saqueo de las arcas públicas, de la falta de ética y de los engaños de los políticos que se han sucedido en el Gobierno.

Por ello es importante la necesidad de volcar todo el apoyo a la inscripción del Frente Amplio por la Democracia (FAD), como el instrumento político electoral del pueblo panameño.

Como complemento a este video, recomendamos la lectura del siguiente artículo:

http://www.kaosenlared.net/noticia/panama-norieguista-cuidara-noriega

Un “Norieguista” cuidará de Noriega
Este domingo, 11 de diciembre, se anuncia la llegada de Manuel Antonio Noriega a Panamá. Llega luego de más de 21 años de purgar prisión en cáceles de Miami y París. Sus seguidores preparan un acto de bienvenida y dirigentes de la ex Cruzada Civilista pretende reactivarse con un acto de protesta.
Por su parte, los familiares de las verdaderas víctimas de las atrocidades del régimen militar de Torrijos y Noriega agrupadas en el Comité de Familiares de Desaparecidos de Panamá “Héctor Gallego” (COFADEPA-HG), siguen exigiendo la Justicia que, todos estos gobiernos de la invasión acá, le han negado.
Noriega puede sentirse tranquilo. Los representantes del Gobierno, incluyendo el propio Martinelli, han dejado entrever la posibilidad de casa por cárcel. No importa que haya cometido crímenes de lesa humanidad que, según convenios internacionales en materia de Derechos Humanos suscritos por el Estado panameño, niegan esa posibilidad contrario a las “leguyadas” de sus defensores. Otros piden piedad para quien nunca tuvo piedad con sus víctimas, que torturó, reprimió, desapareció y asesinó con frialdad y crueldad. Que colaboró en el asesinato de luchadores revolucionarios de otros países. Noriega llega un día después del Día Internacional de los Derechos Humanos.
Gustavo Pérez, alias “Proclama”
Pero Noriega también debe sentirse tranquilo, pues la seguridad especial que recibirá estará a cargo de uno de sus más fieles discípulos, Gustavo Pérez, Director de la Policía Nacional, protegido de Ricardo Martinelli y del Ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, ex “civilista”.
Se trata de un persona de la entera confianza de Noriega. El es conocido como “Proclama”, por “Proclama de los tenientes de Río Hato 88, futuros comandantes del año dos mil diez” una verdadero tributo a su ex-jefe, Manuel Antonio Noriega.
A pesar de ser suspendido de la Policía Nacional en 1990, por su implicación en el secuestro de ciudadanos civiles norteamericanas, Pérez apoyó a casi todos los gobiernos post invasión, llegando a ser Jefe de la Policía Nacional, sólo unos meses antes del 2010, año de los “futuros comandantes”, como decía su proclama.
El número del lujoso carro Lamborghini que posee de David Murcia, el lavador colombiano implicado en apoyo electoral tantos a las candidaturas del PRD, del panameñismo como de Ricardo Martinelli, es el mismo de su placa cuando era miembro de las Fuerzas de Defensa.
Su padre fue también Director de la Policía en el gobierno de Martín Torrijos. El mismo Gustavo Pérez señaló que en el desceso de su padre no recibió el pésame de Martín Torrijos, pero sí de Noriega desde su prisión, dejando entrever que mantenía comunicación directa con el Dictador.
Añorará con su ex jefe aquellos tiempos, como el mismo narró a La Prensa: “Por una semana, Pérez se sentó en las afueras del Cuartel Central intentando introducir su hoja de vida. En el quinto día un escolta de Noriega le recibió el documento y le dice: “te voy a dar la oportunidad”. Ese mismo día, a las 5:00 de la tarde, Pérez recibió la llamada del Cuartel Central y le piden que se presente al Batallón 2000. “Me afeité la cabeza, limpié mis botas, me puse camuflaje, mi Rolex, y partí en mi BMW para mi primer trabajo”, narró Pérez en la entrevista”.
Gustavo Pérez llegó a ser subjefe de la Unidad Especilizada Antiterror (Uesat) acusada de varios crímenes de civiles durante la dictadura.
El actual Director de la Policía podrá vanogloriarse con Noriega de cómo ha logrado seguir su camino. Podrá mostrar la cobardía exhibida durante la Masacre de Bocas del Toro, con su saldo de más de 10 muertos, la mitad de ellos niños, de los más de 70 ciegos, total o parcialmente, por heridas de pedigones recibidos en su rostro. Dice que se sentía como en Hollywood, le recordaba la película “300”.
También podrá informarle cómo dejó que se calcinaran vivos los menores en el Centro de Cumplimiento de Tocumen. De cómo la Policía sigue la ola de abusos, torturas y atropellos contra la población civil, tal como Noriega desplegó, mientras aumentan la delincuencia, los asesinatos y la inseguridad ciudadana.
De cómo se siguen reprimiendo a enfermos, niños estudiantes, padres de familia, trabajadores, educadores y moradores de comunidades que reclaman sus derechos. De cómo a los universitarios le caen los perdigones y las bombas lacrimógenas tan solo por poner un pie en la calle.
Podrá Pérez hablarle de los controles ciudadanos que todos los días ejecuta contra la población humilde a través del sistema Pele Police, mientras los ladrones de cuello blanco se mueren de la risa, robando tierras, coimeando y haciéndose de contrataciones directas y licitaciones amañadas del Estado, gracias a una Contralora que los mismos militares del régimen de Torrijos y Noriega envidiarían.
Pérez podrá contarle como persiste la impunidad en el país, cómo se protegen a los policías asesinos por crímenes cometidos bajo cualquier gobierno, cómo los familiares de los desaparecidos bajo su régimen siguen exigiendo Justicia.
Podrá hablarles de que a pesar de que hubo dos gobiernos del PRD estos nunca quisieron decretar el 20 de Diciembre Día de Duelo Nacional. De cómo Martín Torrijos departía y sigue departiendo con George Bush padre, el artífice de la invasión del 20 de diciembre de 1989, y cómo fue el encuentro de éste con su amiga, Balbina Herrera, otra vez pre candidata del PRD, pese a la abrumadora derrota recibida en el 2009, a la que le acompañan Juan Carlos Navarro, aquel muchacho que en Harvard le dijo a Noriega: “Regáñeme mi General”, y Samuel Lewis Navarro de la familia Lewis Galindo, que tanto se benefició de la dictadura (recordar Isla Contadora), y cuyo padre, colaborador de los dictadores, luego pasó a ser parte de la Cruzada Civilista haciendo lobby en Washington para pedir la invasión.
Podrá también contarles que a pesar de que el PRD siempre señaló, en su discurso seudo nacionalista, que la invasión gringa era para impedir que se cumplieran con los tratados del Canal, el primer gobierno del PRD, de Ernesto Pérez Balladares, se esforzó hasta el último momento por prolongar la presencia militar de Estados Unidos en Panamá, a través de la creación del Centro Multilateral Antidrogas (CMA).
Le hablará de cómo se renconciliaron muchos y cómo el Partido Demócrata Cristiano, hoy Partido Popular, se convirtió en el principal aliado del PRD en el gobierno de Martín Torrijos y cómo hoy coquetea con Samuel Lewis Navarro en el denominado Arco por la Democracia.
Pérez, que se graduó en 1982 de la academia militar The Citadel, Carolina del Sur, podrá hablarle al ex agente de la CIA de cómo avanza hacia la creación de las Fuerzas de Defensa que tanto soñó, mediante una política de remilitarización del país impulsada por el Ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, con un presupuesto colosal, que ha permitido la intromisión abierta y el control absoluto de Estados Unidos, de cómo les sirvieron los cursos en las academias gringas donde Noriega lo envió, de la creación de unidades como SENAFRONT, del papel que desempeña Panamá como quinta frontera de los gringos, de las bases aeronavales, de la compra de sofisticados equipos como radares y helicópteros que constituyen un gran negociado para funcionarios y empresarios allegados al actual Gobierno.
De cómo prosiguieron las maniobras militares conjuntas con el Ejército de Estados Unidos que é, Noriega,l realizaba y que llegó a inaugurar un mismo 9 de Enero, Día de los Mártires, por lo cual en acto de desagravio a la Patria, el joven Rolando Pérez Palomino se inmoló frente a la Embajada yanqui.
También podrá contarles como oficiales de su entorno, aquellos que no hicieron un sólo disparo, colaboran con los gobiernos de lo que llaman Democracia.
Pérez podrá hablarle de cómo, al igual que en los tiempos de los militares, los elementos de seguridad del Estado protegen a capos de la mafia y delincuentes internacionales, nos referimos, por ejemplo, a los casos de David Murcia y Valter Lavitola y que este último llama al actual Presidente “Capo” y se atreve a sugerirle el nombre del próximo administrador del Canal..
Podrá mencionarles como los principales elementos de lo que se denominó el brazo político de los militares, el PRD, siguieron enriqueciéndose al igual que políticos y empresarios que una vez lo apoyaron por

routing code

los favores recibidos y luego le dieron la espalda.
Podrá hablarle de cómo floreció la cadena de Supermercados 99, luego del pequeño mercadito chino en Santiago que adquirió el actual mandatario en la época de la dictadura.
Le hablará que este país se transformó con la construcción de esos rascacielos que los sectores pudientes gustan llamarle la nueva Miami o el Dubai de Las Américas, pero que éste sigue siendo uno de los países más desiguales del planeta, donde más del 90% de la población indígena viven en pobreza extrema, donde jubilados y pacientes de enfermedades crónicas se ven obligados a manifestarse en las calles por aumento de pensiones, medicinas y atención de salud; de cómo en la Caja de Seguro Social se sigue robando a manos llenas mientras pacientes mueren víctimas de bacterias y los afectados por dietilenglicol exigen Justicia; un país donde escasea el agua potable, donde a las grandes mayorías el salario no les alcanza para vivir dignamente y, sin embargo, un pequeño grupo sigue acumulando inmensas riquezas, incluyendo empresarios que le roban la cuota del Seguro Social a los trabajadores y las autoridades premian con leyes de moratoria.
Podrá señalarle al ex Dictador como los Gobernantes se hacen del control absoluto de los órganos del Estado, de cómo se compran diputados, alcaldes y representantes, de cómo se comete fraude electoral y se consolida el clientelismo electoral y el juega vivo que los militares instauraron como acaba de ocurrir en El Bebedero de Tonosí; de cómo ha persistido y agravado la impunidad, las injusticias y la corrupción.
La visita de Noriega intentará ser aprovechada por los gobernates para desviar la atención de los escándalos y los problemas fundamentales del pueblo.
Por eso, en medio de las graves denuncias de corrupción en el Gobierno, de su comportamiento como mafia y del desprestigio y descomposición de los partidos tradicionales, resulta esperanzador el surgimiento de una nueva fuerza política que nace de las entrañas mismas del pueblo, sin ataduras con el pasado ni el presente de asesinatos, represión, de saqueo de las arcas públicas, de la falta de ética y de los engaños de los políticos que se han sucedido en el Gobierno.
Por ello es importante la necesidad de volcar todo el apoyo a la inscripción del Frente Amplio por la Democracia (FAD), como el instrumento político electoral del pueblo panameño.
Finalmente, Gustavo Pérez podrá decirle a Noriega que llega a un país donde podrá sentirse cómo pez en el agua. Todo esto podrá platicarlo en la celda VIP que dice le espera en El Renacer.
Quizás podrá recordarle la jerga seudo nacionalista con la que pretendieron ganarse el apoyo del pueblo y de la comunidad internacional, y releerle la Proclama de 1988 que a continuación reproducimos:
PROCLAMA DE GUSTAVO PEREZ
“Proclama de los tenientes de Río Hato 88, futuros comandantes del año dos mil diez, a cargo del teniente Gustavo De La Ossa”:
“Teniente Víctor Rangel, teniente Pedro Valencia, teniente Carlos Ho, parte de nuestra generación que se encuentra aquí:
“Declaración militar de los tenientes del Decimosexto Seminario de Capacitación Político Militar: nosotros los tenientes de las Fuerzas de Defensa, relevo generacional del dos mil, con alto sentido de patria y con la responsabilidad solemne que tenemos con los que legaron una institución digna y fuerte, anteayer, policía ayer Guardia Nacional, hoy Fuerzas de Defensa, con nosotros, comandante, ejemplo de patriotismo y entereza moral, y para con nuestro pueblo valiente y decidido, declaramos que renovamos nuestro juramento frente a nuestro Pabellón Nacional de defender la patria con los fusiles que ha depositado en nuestras manos, el pueblo panameño.
Qué sepan nuestros enemigos que vamos a usarlo contra los que pongan en peligro la existencia de nuestra nación. La sangre de nuestros mártires será reivindicada con la sangre de los agresores y antipatrias. Que la liberación total es nuestra meta, a ella nos encaminaremos con pasos firmes y decididos, no importa el precio que tengamos que pagar. La patria es primero y a ella no se le ponen condiciones.
Que frente a la agresión que sufre nuestra patria contamos con la fuerza moral que nos da el estar junto a nuestro pueblo. Para enfrentarla tenemos la preparación militar porque somos paracaidistas, somos hombres ranas, somos explosivistas, somos Panamá Jungla, somos experto en operaciones antiterror, somos comandos, somos profesionales y sobre todo somos panameños patriotas y creemos en Dios.
Actuaremos con firme convicción, bajo órdenes de nuestro comandante, general Manuel Antonio Noriega, ordene usted mi comandante.
Que reiteramos nuestro compromiso desde esta histórica base militar, símbolo de soberanía plena nacional; Qué jamás nos doblegaremos ni daremos un paso atrás. Seguimos adelante…! Qué recogemos la posta del general Omar Torrijos Herrera y de aquellas generaciones que ofrendaron sus vidas por la independencia y la soberanía total.
Que rechazamos la traición de unos pocos que pretenden vender a nuestra patria. Y nos comprometemos junto a los panameños patriotas, la unidad necesaria para alcanzar el desarrollo de nuestro pueblo. Los tenientes que hemos participado en este seminario reafirmamos a nuestros compatriotas que jamás arriaremos nuestro pabellón del cerro Ancón. Ya que nuestro compromiso se proyecta hacia el siglo veintiuno, porque Panamá no es una colonia, Panamá es una nación.
Aristides Ureña Atencio, lo señaló como el águila que tuvo que morir en la cima de las montañas para que los borrigueros no pudieran tocar su grandeza.
Y volviendo al general Noriega y a su firmeza de “ni un paso atrás”, señaló que “ni un paso atrás es una llamada que quema a los traidores internos y externos de este país. Ni un paso atrás es la candela ardiendo por los cañaverales, en donde sudan los hombres para alcanzar su sustento honestamente”.
¡Ni un paso atrás!un paso atrás!

---
Marketing sindical orientado a la comunicación y estrategia de los sindicatos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. La invasión culmino el plan de los norteamericanos de destruir las Fuerzas de Defensas.

    Manuel Antonio Noriega fue el pretexto, la droga pulula en los Estados UNidos, En los paises como México por su tamaño y cercania al mercado norteamericano, siempre ha existido más cocaina, porqué no los han invadido. Porque la causa de la invasión no es la droga, era el ejercito nacionalista que se conformaba en Panamá.