NOTA EDITORIAL N°37 “Un Revolucionario de altas cualidades humanas y revolucionarias”

NUESTRA NOTA EDITORIAL N°37

“Un Revolucionario de altas cualidades humanas y revolucionarias”

De vida sencilla y espíritu de sacrificio profundo por la humanidad y por la causa justa y consecuente con la revolución panameña, camarada Rubén Darío Sousa Batista hombre que trascendió lo límite de lo imposible.

Condujo el Partido del Pueblo, el Partido de los Comunistas panameños desde 1951 cómo Secretario General por más de sesenta años, consagrada a la militancia a la lucha por la liberación nacional, a desarrollar la teoría de la revolución panameña y a la justicia social.

El camarada Rubén cumplió el 25 de septiembre del 2020, noventa y siete (97) años, más de sus dos tercios de su vida la dedicó por completo a la lucha revolucionaria, ejemplo digno para la juventud panameña.

El camarada Rubén, ha sido un dirigente que efectivamente dedicó parte de su enjundiosa al bienestar del pueblo panameño, la revolución latinoamericana y mundial; su ejemplo constituye un faro de lucha para las presentes y futuras generaciones que ven en él a un líder inclaudicable que jamás negó ni mucho menos renunció a sus principios marxistas-leninistas.

A lo largo de su trayectoria como persona humilde y gran patriota revolucionario, esparciendo las ideas del socialismo científico a lo largo y ancho de toda la sociedad panameña, para que la clase trabajadora, los campesinos, estudiantes, juventud, mujeres, profesionales de las capas medias se identificaran con el nuevo amanecer más justo, solidaria, sin desigualdades sociales con plena autodeterminación, lejos de influencias e imposiciones foráneas e imperialistas.

La clase burguesa capitalista oligárquica del país, le dedicó tanto odio y persecución que lo llevó a una profunda clandestinidad privándolo de llevar una vida normal junto a su familia y amigos.

Ha sido constructor, forjador y organizador de la clase trabajadora panameña, impulso la creación de la CNTP, internacionalista, asiduo lector y estudioso del marxismo-leninismo como de otras literaturas liberadoras e inspiró muchas luchas sociales y populares, aupó la creación de la Federación de Estudiantes de Panamá, activa participación estuvo como orientador de la lucha por el rechazo de los Tratado Filos-Hine en 1947 así como de la gesta patriótica del 9 de enero de 1964

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, rinde tributo a este gran hombre curtido en los avatares de las luchas sociales, populares y revolucionaria de proyección nacional e internacional.

La clase trabajadora aglutinada en la CNTP retomará su ideario patriótico y revolucionario como su tesoro pragmático de entrega consecuente por la revolución y el socialismo en Panamá.

Resistir, luchar y vencer.

¡Venceremos!,

Panamá, 26 de septiembre 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Rubén entendió como pocos hombres revolucionarios la relación insepable de la identidad de clase con la identidad de género. Por eso ha orientado con empeño la lucha sostenida de las feministas revolucionarias en el camino de la igualdad y admiro la firmeza con q Marta, nuestra Matamoros, sostuvo la espada antidiscriminatoria. Salud y gracias. Muchas gracias Rubén. Dalys Batista