NOTA EDITORIAL 45 “Frente Común de Lucha, con Propuestas Movilizadoras”

NUESTRA NOTA EDITORIAL 45

“Frente Común de Lucha, con Propuestas Movilizadoras.”

Los caminos de advenimientos que buscan los sectores fácticos de poderes ante crisis nacionales en ocasiones los intereses particulares de poder se mueven en escenarios al borde del colapso social para sacar ventaja dejando atrás el interés nacional.

El llamado dialogo Pacto Bicentenario es uno de esos diálogos no centrando en lo fundamental de la crisis nacional, aún divagamos en el problema, muchos temas para no lograr nada o más de lo mismo.

El llamado diálogo pacto bicentenario debe enfocarse en un solo tema central, el cual es la reforma total e integral de las instituciones democráticas a través de un proceso constituyente garantizando la participación de todos los sectores organizados de la sociedad, misma que nos lleve a la refundación de un nuevo Estado Nacional democrático, participativo, e incluyente.

El país se encuentra en medio de un desenlace político y social, producto la asfixiante economía, desempleo galopante, por la elevada suma de fallecidos por el covid-19, quiebra y cierre de empresa más que todo las pequeñas y medianas; donde los partidarios del fundamentalismo empresarial aspiran ganar partido para reinstaurar un gobierno mucho más represor y angustioso, consolidando su modelo fracasado neoliberal.

La clase obrera esta llamada históricamente a cerrar fila con el resto de los sectores sociales y populares y que en este momento crucial que vive nuestro país es cuando debemos hacer honor a nuestra consigna histórica de lucha “Proletarios del mundo Uníos”, es el llamado para no permitir cierres de empresas y despidos masivos para este fin de año como se prevé.

Es el momento que el gobierno nacional inyecte recursos fuertes a la economía para reactivarla, levantado empresas estatales, inversiones masivas en obras y proyectos públicos, garantizar renta básica de B/500.00 a todos los trabajadores que se mantienen con contratos suspendidos o que hayan perdido sus empleos.

Esa participación del Estado en la economía nacional requiere de un liderazgo político nacional convincente, con autoridad, con mística, carisma social y popular. El neoliberalismo desde la década de los años noventa borró la participación del Estado en la economía nacional; retomar el camino de una economía mixta, tal cual lo implementó el General Omar Torrijos Herrera en el proceso revolucionario.

La realidad de hoy es otra, en vista de que la empresa privada panameña se encuentra enferma e incapaz de levantar por sus propios medios la economía mucho menos reactivarla; ellos han fracasado por darle un desarrollo al  país, pero lo que si han dispuesto, es entregar todos sus activos a intereses foráneos transnacionales.

Frente a este escenario decide participar en el dialogo Pacto Bicentenario, con el propósito de aminar en esa tribuna el problema fundamental y evitar que distraigan a la clase obrera en problemas subsidiarios que pueden ser importantes, pero no fundamental para allanar caminos de consenso para un país que es de todos.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, junto a los demás sectores sociales, sindicales y populares, enfrentaremos el fundamentalismo empresarial y las acciones que ellos provocarán con cierres intencionales de empresas que obligarán a justificar despidos masivos y con ello quebrar los poco de democracia que nos queda; por lo que se hace imprescindible la integración de un Frente Común de Lucha con la participación de los  sectores del movimiento social,  popular y sindical para actuar dentro y fuera del diálogo Pacto Bicentenario bajo un solo proyecto de propuestas como bandera de lucha y movilización.

Resistir, luchar y vencer.

¡Venceremos!,

Panamá, 21 de noviembre de 2020

---
Somos la solución al marketing digital para sindicatos ¡Consultanos hoy mismo! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.