No a la injerencia extranjera en Libia

No a la injerencia extranjera en Libia

La Central General de los Trabajadores del Brasil – CGTB repudia la injerencia militar que los Estados Unidos y la subordinada Inglaterra anhelan perpetrar en Libia. Varios líderes políticos y sociales del mundo ya denunciaron que no son los derechos humanos, ni mucho menos la democracia, lo que el imperio defiende. Lo que quieren es el petróleo. Y para eso precisan arrasar la independencia de los países en cuyo territorio esta riqueza se encuentra.

Cinismo del Imperio

En los últimos días, el gobierno Obama anduvo diciendo que “todas las opciones” estaban sobre la mesa, mientras que el Pentágono anunciaba estar “reposicionando” en torno de Libia su flota del Mediterráneo. Junto con el inglés David Cameron, ensayó la amenaza de una “zona de exclusión aérea” sobre el territorio libio, que llegó a ser llevada a la OTAN.

La amenaza fue respondida por el líder libio Muamar Kadafi, diciendo que habrá “miles de muertos” si los EUA intentan invadir el país y robar el petróleo libio. En Trípoli, hablando a decenas de líderes de todo el país, a integrantes del Congreso Nacional Popular y a la prensa extranjera, Kadafi volvió a afirmar que los actos contra su régimen partieron de “pandillas armadas y de fuera de Libia”: “Pedimos al mundo y a la ONU que envíen misiones de reconocimiento para descubrir dónde las personas fueron muertas, si en las calles o enfrente de puestos de policía o cuarteles, si eran policías y soldados o apenas civiles. Descubrirán que algunos de ellos eran civiles que atacaron estaciones policiales y cuarteles.

routing code

Y que policiales y soldados defendieron sus posiciones.”

Al final, el pueblo libio no quiere el retorno de la época en que 90% del petróleo iba para empresas americanas y 10% se quedaba con el país. Ahora, 90% se queda con el país y apenas 10% va para las empresas extranjeras.

Cuando Kadafi llegó al poder, sólo 9% de la población sabía leer y escribir. Hoy, es más de 90% la tasa de alfabetización. Las mujeres conquistaron muchos derechos que antes se les negaban,  pueden estudiar y conseguir un empleo.

Manifestaciones Internacionales

La Liga Árabe rechazó cualquier forma de intervención militar extranjera en Libia, exigiendo respeto a su “unidad nacional, soberanía e integridad territorial”. El embajador de Siria en ese organismo, Iussef Ahmed, en la reunión que tuvo la presencia de 22 países, apuntó ser necesario que los países árabes “se confronten con las tentativas de interferencia externa que buscan influenciar esa nueva actividad del pueblo árabe, desviar su curso en el cual busca alcanzar sus objetivos y aspiraciones”. Él advirtió que es preciso “romper cadenas y rechazar presiones particularmente en las manifestaciones recientes que prueban que al fin de cuentas las fuerzas occidentales y los Estados Unidos sólo quieren proteger sus intereses, avanzar sus agendas y los intereses de su aliado, Israel”. También la Organización de la Conferencia Islámica, que reúne 57 países de fe islámica, se manifestó contra cualquier intervención en Libia.

El comandante Fidel Castro, en una de sus Reflexiones luego que empezó la agresión a Libia aclaró que “a diferencia de lo que ocurre en Egipto y Túnez, Libia ocupa el primer lugar en el Índice de Desarrollo Humano de África y tiene la más alta esperanza de vida del Continente. La educación y la salud reciben especial atención del Estado. El nivel cultural de su población es sin dudas más alto”.La calidad de vida e cerca de 100 veces mayor de la que existía bajo el dominio del rey Idris I.

El embajador permanente de China en la ONU, Li Baodong, que asumió la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad para el mes de marzo, afirmó que “hay que respetar la opinión de los Estados árabes y africanos”. China resaltó la necesidad de “respetar la soberanía, independencia e integridad territorial de Libia” y de impulsar “una solución pacífica a cargo del pueblo de ese país y sin interferencias”. Rusia, por su vez, condenó la “zona de exclusión aérea” como una interferencia indebida, además de “un grave error”.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunció “la campaña terrible, por el poder sobre el petróleo, enorme riqueza del pueblo libio”: “En estos días en que tanto se habla de bombardeos, que el ejército de Libia está disparando sus cañones, tanques, artillería contra el pueblo de Libia, ninguno de esos medios que quieren la derrocada de Kadafi han conseguido presentar una única foto de aviones bombardeando el pueblo, ni tanques, ni soldados ametrallando”.

“No a la intervención imperial en Libia. No a una agresión que busca petróleo sobre la sangre de inocentes, esa es nuestra posición”, afirmó Hugo Chávez, presidente de Venezuela. De acuerdo con el mandatario, la paz debe imponerse a la pretensión de repetir aventuras bélicas, como la invasión a Irak en marzo de 2003. “Hay una locura en marcha y frente a ella como siempre está el imperio yanqui, que pretende dominar el mundo; por eso, apoyamos la paz y ratificamos nuestra propuesta de una comisión mediadora”, apuntó.

Chávez relató que conversó sobre la iniciativa de formar esa comisión con presidentes y dirigentes latino-americanos y africanos, entre ellos el propio líder libio, Muamar Kadafi, que la aprobó.

¡Fuera los Estados Unidos de Libia y del Maghreb!

---
Comunica a tus bases y afiliados donde sea que esten. Facebook e Instagram, Marketing sindical. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.