Modelo argentino: rehén de la crisis mundial

¿Va a llegar la crisis capitalista mundial a nuestro país?

El gobierno dice que la crisis mundial no llega al país gracias al “modelo nacionaly popular”, distinto al de EE.UU o Europa. Hay compañeros que creen esto, otros dudan y se preguntan: ¿va a impactar la crisis de la economía mundial en nuestro país?, ¿qué consecuencias podría traernos?
La crisis va llegando y pone aldesnudo el “reino del revés”
Los datos desmienten a Cristina ya que desde que comenzó la crisis empezó a impactarprimero con un bajón en el crecimiento entre los años 2009/10, y a pesar dela recuperación, con el desarrollo imparablede la inflación, como reflejo de un fenómeno mundial a partir del comienzo de la crisis que sufren los países más pobres y atrasados. La ola inflacionaria es producto de los salvatajes, billones de dólares que los Bancos Centrales del G7 dieron a las multinacionales y bancos de inversión a partir del 2007 para impedir su quiebra.
Esos son brutalmente inflacionarios, porque las inmensas masas de capital sin respaldo oro son destinados a la especulación financiera desenfrenada con petróleo, soja, trigo, etc., lo que empuja al alza los precios y provoca una tragedia alimentaria mundial.
Argentina está en los primeros puestos del ranking mundial de inflación. La estructura capitalista que se consolidó en los últimos años es el “reino del revés”, en el país que produce alimentos para 300 millones, a los trabajadores y el pueblo les cuesta cada vez más acceder a ellos porque están cada vez más caros.
Con el modelo del gobierno argentino, al ser los productos alimenticios y del campo propiedad de las multinacionales y pools de siembra, los precios de los alimentos se basan en precios de exportación para mejorar sus ganancias.

El “modelo”, no nos salva de la ola inflacionaria mundial, nos hunde aún más en ella. Los grandes aumentos de alimentos, bebidas, carne, lo demuestran.

 
Argentina debe cada vez más ydepende de la soja
Cristina dice que aquí no hay ajustes y se ríe de la crisis de deuda de EE.UU. Pero aunque el gobierno repita que la deuda externa “ya se pagó”, la misma aumentó a U$S 150 mil millones, el FMI está de regreso monitoreando y lentamente volvemos a lo que ocurrió con Alfonsín, Menem, o De la Rúa: cuanto más se paga, más se debe. La deuda externa no sólo se lleva del país los recursos para salarios, jubilaciones, salud o educación, también hace que penda de un hilo la estructura de subsidios que caracteriza al “modelo”.
Hasta ahora Cristina pudo pagar la deuda externa y sostener un complejo sistema de subsidios, el dólar a $ 4, el boleto de colectivo, transporte, tarifas de gas y luz, la Asignación Universal por Hijo, planes sociales, que actúan como un colchón que disimula el crecimiento de la pobreza, de la desigualdad y genera la ilusión de que “la crisis aquí no llega”. Pero casi todo depende de la venta de soja.
Al revés de lo que dice el gobierno, el “modelo” no es de industrialización, salvo algunas ramas como la automotriz o petroquímica. Todo el “modelo” depende de las compras que China y la India hacen de los productos primarios, como soja y carne, lo que explica que los índices de crecimiento no se convierten en puestos de trabajo. La crisis mundial plantea la perspectiva de que se profundice el trabajo en negro, tanto como la desocupación que se mantienen altos.
 
Un modelo “Chino/Brasil dependiente”
El “modelo argentino” contó con una situación propicia producto de que en medio de la crisis se mantuvo el crecimiento de los BRIC`s (Brasil, Rusia, India y China). Los analistas llamaron a esta coyuntura favorable “viento de cola”, pero esos mismos analistas económicos advierten que el “viento” está cambiando. Este nuevo episodio que vive la crisis mundial, con graves picos en EE.UU y Europa comienza a afectar a los BRIC´s, y tendrá consecuencias sobre Argentina. El crecimiento de China se ha dado en medio de graves contradicciones, según el Financial Times se ha creado una burbuja inmobiliaria, la inflación es altísima y el descontento popular comienza a sentirse.
Para detener la inflación el gobierno de China ha comenzado a “frenar” un poco el crecimiento, levantando las tasas de interés, encareciendo la moneda y los préstamos, lo mismo hace la India. Esto puede dejar al modelo del gobierno al desnudo, provocaría la baja de las exportaciones y la recaudación, lo que golpearía la estructura de subsidios del gobierno y llevaría a un “sinceramiento” del modelo. Quedaría en evidencia que el dólar no vale $ 4, el boleto del colectivo y el transporte irían a su precio real, igual que las tarifas de gas y luz y los créditos.
Esto no sería un problema para los empresarios que reciben dólares, fugan divisas y reciben subsidios de parte de Cristina. Con este modelo, quienes estamos expuestos a recibir un golpe somos los trabajadores y el pueblo. Nos pone de rehén ante la crisis mundial porque los cambios en las condiciones de la crisis harán como perspectiva más probable el final del “espejismo”, y un segundo mandato de Cristina de retorno definitivo al FMI, a los ajustes y la profundización de la entrega al imperialismo.
____________
Fuente: Avanzada Socialista nº 8 – Periódico del PSTU-Argentina
¿Aún sigues repartiendo volantes? ¡Contactanos! te sugerimos alternativas para mejorar tu presencia digital. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.