Martinelli prefiere dialogar con “empresaurios” y reprimir al pueblo

Una vez más el gobierno prefiere masacrar al pueblo Ngobe Buglé en lugar de cumplir con los acuerdos pactados, cuyo saldo hasta el momento es de al menos dos personas muertas, decenas de heridos, cientos de detenidos, represión, violación del derecho a la información y comunicación (suspensión arbitraria de las líneas de telefonía móvil), todos ellos flagrantes violaciones a normas nacionales e internacionales, sobretodo en el marco de los derechos humanos.

Como ha quedado demostrado, nunca existió interés del gobierno en un diálogo real con los indígenas que pusiera fin al conflicto. Se pasó buscando excusas, amenazando, mintiendo, pues para Martinelli los intereses de las transnacionales, empresarios locales y los suyos propios está por encima de las demandas sociales del pueblo. La falta de palabra de Ricardo Martinelli es reiterada.

Martinelli, quién no da la cara al pueblo, prefiere reunirse con los empresarios, a quienes anteriormente denominó “empresaurios”, los cuales han avalado el genocidio contra el pueblo Ngobe Buglé. Con ello Martinelli demuestra realmente que las decisiones gubernamentales están en función de la ganancia y no del derecho a la vida sana de los panameños.

En medio de la escalada represiva Martinelli y Mulino hacen de la mentira y la represión el arte de gobernar, pero este pueblo ya no les cree. Todo el pueblo conoce de los vínculos en la actividad minera de allegados a Martinelli; todo el pueblo sabe que quieren hidroeléctricas para cumplir con sus compromisos con las empresas transnacionales en la llamada interconexión eléctrica, para nadie es un secreto que algunos centros comerciales, como Plaza Pacific, consumen más energía eléctrica mensual que la provincia de Herrera; todos los panameños conocemos que la energía que se produce por vía hídrica la pagamos como si fuera generada térmicamente. Martinelli, quien mantiene la falacia de preocupación por el aumento de la tarifa de energía eléctrica a la población, no hace nada por bajar el precio de la canasta de alimentos a pesar que él controla casi el 60% de la cadena de distribución de los mismos.

Frente a lo sucedido, FRENADESO denuncia la cobarde y salvaje represión por parte de la Policía Nacional, responsabilizamos la Ministro de Gobierno y Justicia (José Raúl Mulino) y al Director de la Policía Nacional (Gustavo Pérez), de la masacre que ha sido objeto el pueblo Ngobe Buglé y de lo que pueda sucederle a los cientos de heridos y detenidos.

Exigimos al Ricardo Martinelli que cese la represión, que se libere a los detenidos, que se investigue y juzgue a los responsables de los asesinatos de Jerónimo Rodríguez Tugrí primer mártir de esta jornada de lucha y Francisco Miranda cacique Nole Duima.

Señalamos que la única salida posible a la crisis es el respeto a lo pactado con los representantes del pueblo Ngäbe Buglé.

Convocamos a respaldar la lucha de los compañeros Ngobe Buglé pues es la lucha de todo el pueblo. Reiteramos nuestra convocatoria a movilizarnos este miércoles 8 de febrero a las 4:00 pm., desde el Parque Porras.

No a la Represión

Libertad Inmediata para los Detenidos

Justicia para Jerónimo Rodríguez Tugrí y Francisco Miranda

Sin Luchas no hay Victorias

Panamá, 6 de febrero de 2012.

             FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

            (FRENADESO)

---
Campañas de Sindicalismo para no sindicalistas. Marketing Sindical www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.