You are here: Home » Varios » Las APP y sus consecuencias

Las APP y sus consecuencias

Por: Fernando Rangel


Se ha puesto muy de moda iniciar un proceso de conversión en las entidades públicas a razón del modelo neoliberal y sus políticas que sólo benefician a los empresarios en perjuicio directo de la población necesitada.
La política de la Asociación Público Privado va en un marco de acción conjunta, pero que en su mayoría el aporte económico proviene del Estado, sin la necesidad de una inversión cuantiosa para el empresario, esto significa que el dinero procede de los contribuyentes.
Debemos tener claro, que ya en Panamá, la Asociación Público Privado sea puesto en función, pero con otros nombres que son contrataciones o licitaciones, como en el caso de los corredores norte y sur, el metro bus, la línea del metro 1 y 2, la ampliacion del canal, la ciudad hospitalaria (sin finalizar) y algunas avenidas, que han significado para el país un alto costo, ya que en principio había un precio estipulado y posteriormente se duplicó el precio, que conllevo a los casos más sobresalientes en la nación de corrupción.
Cabe señalar, que estos contratos entre el ESTADO y la empresa privada, sobre ponen sus intereses por encima de cualquier cosa, lo cual conllevará a la población a cubrir los costos del servicio, y que implicará un mayor gasto porque encarecerá la vida de los ciudadanos.
Estos servicios tampoco favorecen al crecimiento económico de la nación, sino al bolsillo de un grupo privilegiados, como de igual forma opacaran la transparencia que deben emanar las entidades, tal es el caso del hospital San Miguel Arcángel, que en nada favoreció su externalización; por otro lado favorece mayormente a la corrupción y verse perjudicada la calidad del servicio, ya hay experiencias vividas en algunos hospitales públicos.
Ante todo esto, aún mucha gente cree que es favorable y rentable las APP, evidentemente por la propaganda mediática que le tienen al subconsciente los medios de comunicación, que tergiversan los mensajes para favorecer al gran capital.
Si este proyecto es aprobado por la Asamblea Nacional de Diputados, difícilmente se podrá combatir la corrupción, la supuesta transparencia será un envoltorio de papel desechable y la distribución de las riquezas quedarán en manos de unos cuantos y a su vez la responsabilidad de velar por el bienestar de la población solo quedará impreso en la historia de la constitución.
Por consiguiente, la clase trabajadora debe luchar en las calles y tratar en lo posible de que esté nefasto proyecto no sea aprobado, ya que el sufrimiento y padecimiento lo veremos en corto plazo con los aumentos en la vida cotidiana.

ResponderReenviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.