You are here: Home » Opinión » “La solidaridad es la ternura de los pueblos”.

“La solidaridad es la ternura de los pueblos”.

Al Pueblo De Venezuela,
Al Gobierno Bolivariano de Venezuela,
A los Pueblos y Gobiernos del Mundo,
A los Medios de Comunicación Nacionales e Internacionales,
A la Opinión Pública Nacional e Internacional,
Al Mundo entero,
Hermanos y Hermanas:
La Coordinadora Simón Bolívar se solidariza con el Camarada Cesare Battisti, quien es amenazado de ser extraditado violandole los derechos internacionales y derechos humanos como lo es el asilo político por el gobierno de ultra derecha de Jair Bolsonaro en Brasil; desde Venezuela tierra de Bolívar y Chávez elevamos nuestra voz de protesta contra vil acción que solo busca criminalizar aun internacionalista revolucionario al cual el presidente Lula y el pueblo brasileño lo abrigo.

Cesare Battisti nace el 18 de diciembre del año 1954, en el seno de una familia comunista (Su abuelo fue uno de los fundadores del Partido Comunista Italiano), al finalizar la educación secundaria toma consciencia de que el Partido Comunista italiano hace parte de la repartición de poder y de la corrupción generalizada en el
estado italiano en aquel momento.

Al inicio de 1970 cuando el Partido Comunista Italiano expulsa la inteligencia izquierdista, él se une primero a una organización de izquierda denominada “Lucha Continua” en ese periodo es que fue tomado bajo arresto durante unas acciones de “expropiación proletaria”, para financiar la organización y la publicación del periódico “Lucha Continua” con una tirada de 50 mil ejemplares por día, hasta el año 1975.

Entre tanto la antigua formación de lucha denominada “Poder Obrero” (Poder Operario, íntimamente ligado a Toni Negri y otros.) se disuelve para convertirse en Autonomía Obrera”, a inicios de los 70.

En ese momento Cesare Battisti entra en un colectivo que formaba parte de Autonomía Obrera. en esa época se realizaban acciones político-militares y de expropiación proletaria que nadie reivindicaba ni asumía autoría políticamente como organización en el espectro de la autonomía.

Él fue detenido realizando este tipo de acciones, cuyo objetivo siempre fue financiar la propaganda de la organización de lucha civil y armada.

Esta situación de semi-clandestinidad del activista continuó hasta el año 1976, donde el integró una organización armada clandestina denominada P.A.C. (Proletarios Armados por el Comunismo).

Durante esta década se crearon más de 100 organizaciones de diferentes tamaños que fueron denominadas en Italia “Los años de plomo”. Los P.A.C. son parte de esta coyuntura.

Personalmente Cesare Battisti, después del asesinato de Aldo Moro, en mayo de 1979, junto a muchas otras organizaciones procedieron a reunirse para decidir si esta acción era compatible con la línea y proyecto político.

Entre otras organizaciones parte de los militantes de los P.A.C. se distanciaron de esta acción, alegando que esto era un suicidio político.

Cesare Battisti fue uno de aquellas personas que defendieron la no comisión de este hecho y que procedió a alejarse del comité central de la organización. (Es Importante saber que los P.A.C. era una organización de carácter horizontal, en ese sentido cualquier militante sea cual fuere el lugar de la acción en concreto podía actuar a nombre de la organización sin ninguna autorización previa.

Aclaración necesaria ya que éste es uno de los principales argumentos del compañero Battisti para deslindar responsabilidades sobre hechos que se le imputan, los cuales desconoce siendo que estos hechos se llevaron a cabo
posterior a su salida formal de la organización).

Arrestado en 1979, fue acusado de “Asociación subversiva y posesión de arma de fuego”, fue condenado a 12 años de prisión en la ciudad Italiana de Milán. Entre tanto los agentes de la CIA, Junto con las agencias de inteligencia italiana, intensificaron las prácticas de tortura y de desapariciones de presos políticos.

Desde el año 1978 al año 1982 se construyeron en Italia 16 prisiones de máxima seguridad con alta tecnología destinadas exclusivamente a los presos políticos.

Se contaban en ese entonces con alrededor de 60 mil perseguidos políticos y 10 mil presos políticos condenados, esa era la situación de los “años de plomo” en Italia hasta 1981 y que perduró hasta el año 1986.

En ese entonces fueron realizados centenares de procesos falsos (Sin derecho a defensa, con la suspensión de artículos constitucionales como por ejemplo la aplicación de retroactividad legislativa, como ocurrió sucesivamente en el caso de Battisti).

Fue el 4 de Octubre del año 1981 que por una serie de coincidencias fortuitas es que Cesare Battisti fue escogido entre varias organizaciones, cuyos líderes se encontraban bajo prisión que decidieron organizar la evasión y rescate de Battisti con la misión de organizar un encuentro entre las organizaciones aún armadas, para realizar una tregua y mantenerse en resistencia ante la ofensiva del Estado.

La fuga de Cesare Battisti fue un éxito, reconocida hasta por las fuerzas conservadoras ya que no fue necesaria el uso de la violencia para su ejecución.

Battisti falló en la misión que le fue encomendada. Los sobrevivientes (de las ejecuciones extrajudiciales y secuestros) de las organizaciones estaban desesperadas producto de la represión generalizada.

Es así como Battisti y un grupo de militantes que sostenían el repliegue estratégico en medio de la avanzada fascista buscaron refugio en Francia. Luego fue trasladado a México donde residió hasta el año 1990.

Allí se especializo y desempeño labores de reportero periodístico, llegando a ser uno de los fundadores de la revista “Vía Libre”; uno de los fundadores del Festival del Libro de Managua y uno de los fundadores del Festival de Gráfica Latinoamericana, festival aún vigente.

Fue durante este periodo donde nació su primera hija Valentina y cuando este escribe su primera novela en español “Buena Onda”, publicada por la prestigiosa editora francesa Gallimard.

Gracias a la doctrina Mitterand, en 1990 retorna a Francia donde después de ser negada su extradición por la suprema corte de París se establece y continúa la profesión de periodista, escritor.

A partir de esa fecha, amparado por la doctrina Mitterand, él conforma una familia y se dedica a la profesión de escritor publicando 13 obras más, en prestigiosas editoras francesas e italianas.

En fin, cuanto Cesare Battisti había conformado una nueva vida y todo apuntaba a que aquellos hechos quedaron en el pasado, en el 2004 la coincidencia de dos gobiernos de derecha (Berlusconi en Italia y Zarkozi en Francia) hacen que el país “cuna” de los derechos humanos quiebran la constitución volviendo a juzgar a Battisti por un hecho ya juzgado y sin que intervenga ninguna acción novedosa dentro de estas acusaciones (Violando la Constitución).

En realidad, se trató de un negocio millonario acordado entre el Estado Francés e Italiano. En 2004 se ve obligado a abandonar a su familia y huir hacia Brasil. Donde continuó su profesión, publicando 5 libros más, constituyó una familia, de la cual tiene un hijo de nombre Raúl que actualmente tiene 5 años.

El expresidente Luiz Ignacio Lula Da Silva, después de tener la certeza de que Battisti no era aquel monstruo que el Gobierno Italiano intentaba construir, con un pedido de extradición absurdo, concede la residencia permanente al ciudadano Cesare Battisti el año 2010.

De repente otra nefasta coincidencia, 2018, un gobierno electo de ultra-derecha en Italia y otro en Brasil cuyo presidente electo Bolsonaro hacen que él una vez más esté en la obligación de pedir ayuda a un país democrático.

La coordinadora Simón Bolívar le solicita a los países amigos como Bolivia, Cuba, Nicaragua e incluyendo nuestra amada Venezuela podamos acoger a este camarada que en su militancia aporta y sigue produciendo teoría para construir el camino revolucionario hoy más que nunca decimos, la solidaridad es la ternura de los pueblos es el momento de demostrar nuestra amistad y empatía por aquellos que sufren la persecución del sistema opresor y de gobiernos pro fascistas.

Rescatando la Memoria Histórica Revolucionaria.
Desde la Coordinadora Simón Bolívar manifestamos en carta abierta que “La solidaridad es la ternura de los pueblos”.
Con Bolívar y Chávez, decimos ¡a la carga!
Desde Venezuela, Tierra de Libertadores, a 526 años del inicio de la
Resistencia Antiimperialista en América, y a 207 años del inicio de
Nuestra Independencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.