Ir a…

CNTP al Día on YouTubeRSS Feed

  Temas de Hoy:

CUBA | Venezuela | # | panama | trabajadores | fsm | colombia | Brasil | CNTP | css
Upps... Si tiene problemas reproduciendo el audio de la radio online, intente actualizar su reproductor de Flash.
También puede utilizar nuestros reproductores auxiliares Abrir Reproductor Externo Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime


Vía AFP

La presión crece contra Venezuela, pero debe incluir a Rusia y China


Estados Unidos y varios gobiernos advirtieron que desconocerán la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, pero para los analistas, esa presión internacional debe ir más lejos e incluir a Rusia y China.

“Solo con el respaldo de poderosos aliados como Rusia y China habría un cambio. Aunque esto no significaría -no obstante- que la democracia será restaurada”, señaló Philip Gunson, consultor de Crisis Group, a la AFP.

Ambos países se han convertido en importantes aliados políticos y económicos del país sudamericano con las mayores reservas de petróleo, desde el inicio del chavismo. Venezuela es el principal destino de inversiones de China en América Latina y el segundo socio comercial de Rusia en la región.

Hasta ahora, ni el gobierno de Vladimir Putin ni el de Xi Jinping se han pronunciado sobre la elección de la Constituyente, que según la oposición es impulsada por Maduro para perpetuarse en el poder.

– “Medidas expeditivas”-

Tras la votación el domingo, Washington dijo que continuará “adoptando medidas enérgicas y expeditivas contra los artífices del autoritarismo en Venezuela”.

Aunque las autoridades estadounidenses no especificaron en qué consistirían esas medidas, los analistas no descartan que puedan afectar la industria petrolera, de la cual depende Venezuela para obtener prácticamente todas sus divisas.

Estados Unidos es el principal comprador de crudo venezolano, con importaciones de 800.000 barriles diarios sobre una producción de 1,9 millones, a través de Citgo, una compañía de Houston, Texas.

Pero analistas advierten que esas sanciones podrán tener un efecto contrario al buscado.

“Una medida así solo exacerbaría la grave crisis humanitaria y podría provocar un aumento de los precios de petróleo”, advirtió Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, a la AFP.

Venezuela atraviesa una severa crisis económica, con una prolongada escasez de medicamentos y alimentos, y un cuadro macroeconómico para este año de una inflación que podría llegar a 720% y una caída del PIB de 12%, según el FMI.

“Sería catastrófico”, opinó Andrea Saldarriaga, subdirectora de la unidad para América Latina del centro de análisis Atlantic Council, al alertar sobre el impacto que medidas así podrían tener entre los venezolanos, en un país en que según mediciones independientes un 80% de los hogares son pobres.

Otro riesgo de un endurecimiento de las sanciones económicas por parte de Estados Unidos es la crisis humanitaria de refugiados que podría generarse, con un aumento de enfermedades como la malaria y difteria.

“Los países de la región subestimaron el flujo migratorio”, dijo Saldarriaga.

La semana pasada, Estados Unidos sancionó a 13 funcionarios y militares cercanos a Maduro, entre ellos a Tibisay Lucena, cabeza del poder electoral, acusados de quebrar la democracia, violar derechos humanos o por corrupción.

– Esfuerzo concertado –

Además de Estados Unidos, Colombia, Panamá, Perú, Argentina, Costa Rica, México y España anunciaron que desconocerán los resultados de la Constituyente. Brasil hizo un llamado a las autoridades venezolanas para que suspendan su instalación y la Unión Europea (UE) expresó su “preocupación”.

“Hay muchos países preocupados pero poca capacidad de trabajar juntos”, dijo David Smilde, experto de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, un centro de estudios también conocido como WOLA.

Según el experto, hasta ahora “no ha sido posible un acuerdo en los principales instituciones multilaterales” sobre Venezuela, donde las protestas para exigir la salida de Maduro han dejado en los últimos cuatro meses más de un centenar de muertos, miles de heridos y cientos de detenidos.

“China y Rusia han bloqueado acción en el Consejo de Seguridad de la ONU. Uruguay bloqueó un comunicado más fuerte de Mercosur. Y los países caribeños han hecho imposible un acuerdo en la OEA”, recordó en diálogo con AFP.

La Organización de Estados Americanos (OEA) abordó días atrás la situación en Venezuela. Pero aunque su secretario general Luis Almagro denunció “una tragedia”, no se ha logrado una resolución sobre el cumplimiento de la Carta Democrática, y, a instancias de Maduro, Caracas inició en abril el proceso de salida del organismo.

Solo un esfuerzo concertado podría dar un resultado y evitar una guerra civil.

“Estados Unidos debería convocar a una conferencia más amplia que la OEA y que incluya a la UE, el Vaticano, la Unión Africana”, entre otros, opinó Paul Webster Hare, exembajador británico en La Habana y profesor de la Universidad de Boston.

“Hay que dar señales contundentes de que el mundo quiere evitar una guerra civil y una crisis migratoria”, añadió.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
Central Nacional de Trabajadores de Panamá