La esencia del garrotazo es subir el impuesto de ventas

La esencia del garrotazo es subir el impuesto de ventas, mientras se protege a quienes se enriquecen con el modelo económico

Intervención del Diputado José María Villalta justificando el voto negativo del Partido Frente Amplio al primer debate del plan fiscal de “solidaridad tributaria”, producto del pacto Chinchilla – Solís. Plenario de la Asamblea Legislativa del día miércoles 14 de marzo de 2012.

DIPUTADO JOSÉ MARÍA VILLALTA FLÓREZ-ESTRADA:

Gracias, señor presidente; compañeras y compañeros diputados.

Diputada Muñoz, aunque la hayan dejado sola sus compañeros diputados para no escucharla ni al diputado Mendoza, con la excepción de la diputada Yolanda Acuña, tengo que decirles que estoy convencido de que la gran mayoría de los votantes de su partido están con las intervenciones de ustedes, que hemos escuchado aquí el día de hoy.

Y en estos pocos minutos que nos dan para hablar y exponer nuestra posición vamos a intentar explicar, a pesar de que nos han tenido con una mordaza durante meses en el trámite de este plan fiscal, por qué nos oponemos a este paquete fiscal y por qué hemos propuesto una verdadera reforma tributaria que redistribuya la riqueza y combata la desigualdad.

Nos oponemos a este paquete fiscal porque por un irresponsable facilismo fiscalista tiene su mayor peso el impuesto al valor agregado, lo cual aumentará la pobreza y reducirá la clase media, se carga una vez más el costo de la crisis económica sobre los hombros de la clase trabajadora, sobre los hombros de la clase media.

LA ESENCIA DEL GARROTAZO ES SUBIR EL IMPUESTO DE VENTAS

La esencia de este plan fiscal es subir el impuesto de ventas, un impuesto indirecto que grava el consumo de bienes y servicios sin diferenciar en razón de la capacidad adquisitiva de las personas, lo más injusto que se puede hacer encareciendo el acceso a los bienes y servicios básicos.

Y también nos oponemos a este plan fiscal, porque no pone a tributar, como deberían hacerlo, a los sectores adinerados que se han enriquecido y siguen siendo los privilegiados con el modelo económico.

CONTINUIDAD DEL MODELO NEOLIBERAL

Este proyecto no es más que la continuidad de las políticas neoliberales que se han implantado en Costa Rica en los últimos veinticinco años. Este proyecto es más de lo mismo: esas políticas que han aumentado la carga tributaria para el pueblo y no han tocado los bolsones de riqueza que se han producido en este país.

Vean aquí estos datos, compañeras y compañeros, esta es la radiografía del plan fiscal. Es un estudio del BID, del Banco Interamericano de Desarrollo, se llama “¿Por qué no ponemos impuestos a los ricos en América Latina?”, y analiza el peso que tiene el IVA en América Latina y en los países ricos.

Vean ustedes que el IVA en América Latina se ha ido disparando hasta llegar al mismo nivel que los países más desarrollados. Pero vean ustedes abajo, ¿dónde está la clave?, ¿por qué América Latina es la región más desigual del mundo y sigue creciendo la desigualdad?

Vean ustedes el peso del impuesto sobre la renta respecto al PIB en los países ricos, por encima del diez por ciento. Y vean ustedes el peso del impuesto sobre la renta en los países de América Latina y del Caribe, no llega al dos por ciento. Esa es una de las principales causas por las cuales crece todos los días la desigualdad en nuestro país y en toda la región, y este proyecto se inserta dentro de esa lógica, porque aquí le suben al catorce por ciento el impuesto de ventas a nuestro pueblo, extienden la base impositiva a todos los servicios, como mandan los principios o la biblia del consenso de Washington, eso es lo que ordena el decálogo neoliberal, ampliar la base del IVA y no subir mucho las tasas de los otros impuestos.

NO TOCAN AL GRAN CAPITAL

Porque aquí han cacareado que le suben el impuesto de la renta al salario, pero ¿qué peso tienen los salarios en la acumulación de riqueza?, ínfimos, señores, la acumulación de riqueza que se está produciendo en este país es por la renta del capital, es por la renta de los grupos que se han enriquecido en los últimos años, y a eso no los tocan.

Este plan fiscal afecta con impuestos a los estudiantes, que son los que van a pagar, no los dueños de las universidades privadas, son los estudiantes que no pueden ingresar a la educación pública. Le ponen IVA al Seguro de Riesgos del Trabajo, encareciendo el costo de la planilla y fomentando la evasión patronal del Seguro Social; le ponen IVA a los servicios para la construcción de viviendas, inclusive la vivienda de interés social, y como gran concesión lo que hicieron fue diferirle unos años para que los empresarios no se vieran perjudicados. Pero el consumidor, la gente que hoy no tiene vivienda sí que lo va a sufrir hoy o dentro de unos años.

GOLPEAN SECTORES PRODUCTIVOS

Golpean la producción de bienes agropecuarios, porque, aunque al final aceptaron rebajar un poco el IVA, le están poniendo catorce por ciento a todos los servicios profesionales que requieren contratar los agricultores para poder producir. Y quitaron otras cosas porque los denunciamos, quitaron el impuesto que le querían poner a las universidades porque aquí lo denunciamos y, aunque se burlaron de nosotros, tuvieron que aceptar que era un error. Y quitaron el impuesto que le ponían a la lotería de la Junta porque aquí los denunciamos, porque el pacto Solís-Chinchilla venía con eso. Y quitaron otras cosas porque aquí hubo denuncia, aunque no han querido reconocer la participación propositiva de bancadas como la del Frente Amplio.

NO ACEPTARON IVA PROGRESIVO

Pero no han querido corregir este proyecto, no pueden decir que aquí no ha habido propuesta, porque ha abundado la propuesta: Planteamos una escala diferenciada para el IVA, donde paguen más del catorce por ciento, veinte si quieren, los bienes y servicios que consumen los más adinerados, pero que no se generalice el IVA a los bienes y servicios que consume la gran mayoría de la población; estaba la propuesta, no quisieron.

Planteamos una propuesta seria, realista, para que aquí se suba la tasa del impuesto sobre la renta, que paguen las grandes empresas, para que así como quieren golpear a otros sectores, que los más ricos paguen primero… y no quisieron. Y les dijimos que una parte de esa plata vaya a financiar la deuda del Estado con la Caja, paguen la deuda del Estado con la Caja y ahí hablamos de otros cien pesos, pero no quisieron, se siguen burlando de la Caja, de la seguridad social, del pueblo de Costa Rica, y quieren que les creamos que estos nuevos impuestos sí van a ser bien administrados.

TIENE RAZON EL PUEBLO DE DESCONFIAR

¡Si esta plata es para la campaña de Rodrigo Arias, o de José María Figueres, o de quien pongan! Para eso es el plan fiscal, ¿a quién creen que engañan? Si han manejado tan mal la cosa pública en los últimos veinticinco años, ahora resulta que con este plan fiscal, que es el primero donde no se pone ninguna norma de contención del gasto, ninguna norma de eficiencia, ninguna norma con destino específico y prioridades del gasto, ¿creen ustedes que ahora sí les vamos a creer que ahora sí van a gastar bien la plata? ¡Eso nadie se los cree! Tiene razón el pueblo de Costa Rica de desconfiar.

NO ALCANZA LA PLATA POR LA ROBADERA

Por aquí desfiló el neoliberal Figueres que aplicó estas políticas, y él hizo su plan fiscal, solo que se llamaba de justicia tributaria, ahora le pusieron de solidaridad, cada vez se roban más los nombres y les cambian su sentido. Y el plan de Figueres era lo mismo, subir el IVA como gran propuesta tributaria, subir el IVA para paliar la crisis fiscal, pero después siguieron robando, y robando, y robando, y otra vez no alcanza la plata del Estado. Pero aquí no quieren hacer una reforma fiscal justa, y esto es grave, señoras y señores.

Un reciente estudio ha lanzado la alerta, un estudio elaborado por el economista Pablo Sauma para el XVII Informe del Estado de la Nación; nos dice que cualquier incremento en el costo de los alimentos, de los servicios públicos, puede deslizar a ciento setenta y dos mil hogares costarricenses más a la pobreza. Si sumamos los que ya son pobres y aquellos en peligro de caer en la pobreza, estaríamos hablando del treinta y cinco por ciento de los hogares costarricenses.

200 MIL HOGARES EN PELIGRO DE CAER BAJO LA LINEA DE POBREZA

Y este estudio afirma que lo verdaderamente sorprendente para el 2010 fue el crecimiento del indicador de vulnerabilidad, o sea, los hogares que están cercanos a la línea de pobreza; en este país hay casi doscientos mil hogares que están bailando la cuerda floja, que cualquier cambio en su situación económica los tira por debajo de la línea de pobreza, una línea que de por sí ya tiene el Gobierno manipulada, porque con lo que dicen, que una familia no es pobre realmente, esa familia está empobrecida, no se puede vivir con los salarios mínimos de este país.

Pero vean, el propio Banco Central ha calculado que, si se aprueba este paquete fiscal, se dará un incremento de dos punto dos por ciento de la inflación, sobre la inflación estructural, es decir, además de la inflación corriente, un dos punto dos por ciento más de inflación como consecuencia del paquete fiscal, solo con eso, solo con el impacto de ese aumento producido por el paquete fiscal, ya muchas de esas familias quedarían por debajo de la línea de pobreza, y esto no lo han querido discutir aquí, han amordazado este Plenario para no escuchar estas cosas, han tratado de callar a la fracción del Frente Amplio para no escuchar estas cosas, y las vamos a seguir diciendo por eso.

SE REQUIERE UNA VERDADERA REFORMA TRIBUTARIA

¿Con qué autoridad moral quieren el Gobierno y Ottón Solís disminuir más los ya vulnerables y precarios ingresos de una mayoría de hogares costarricenses, para cubrir el déficit fiscal?

¿Por qué se han negado a apoyar las mociones del Frente Amplio que buscaban, por el contrario, aumentar el impuesto a la renta de los grupos financieros y de otros sectores que se han enriquecido con las políticas neoliberales de los últimos 30 años?

¿Por qué se han negado a apoyar nuestras mociones para hacer un IVA diferenciado y progresivo, de modo que los bienes suntuarios pagasen un IVA más alto que el 14% inclusive?

¿Por qué se han negado a aprobar las mociones del Frente Amplio destinadas a asegurar el pago de la deuda del Estado con la Caja. Costarricense del Seguro Social?

La respuesta es clara: porque detrás del paquete fiscal hay una ideología económica, la decisión de seguir profundizando un modelo que al país solo le ha traído una mayor desigualdad.

Lo que Costa Rica necesita es una verdadera reforma tributaria, no un nuevo paquetazo fiscal. Una verdadera reforma que obligue a los privilegiados a saldar la deuda social que tienen con Costa Rica.

Recordemos:

· Las políticas neoliberales comenzaron a aplicarse con fuerza en los años 80 bajo un gobierno del PLN (Luis Alberto Monge), que cedió a las presiones de la AID para “nivelar a Costa Rica hacia abajo” en relación con otros países de la región, pues comenzó el desmontaje del Estado Social, y se aplicaron las políticas de libre mercado.

· Este proceso fue sellado por el bipartidismo tradicional, liderado por “los hijos de los caudillos”: Rafael Ángel Calderón y José María Figueres Olsen mediante la aplicación del PAE III.

· Y fue José María Figueres Olsen quien, en su gobierno terminó de desnacionalizar la banca, entre otras políticas neoliberales que aplicó el PLN.

· Pero sigamos refrescando la memoria. El principal propósito de la AID fue crear una nueva burguesía en el país, que promoviera las inversiones de los Estados Unidos antes que defender los derechos del pueblo costarricense. Y así la AID financió la creación de la nueva burguesía bancaria y financiera privada de Costa Rica, cuyo representante más emblemático hoy en día es nada menos que el Segundo Vicepresidente, un temporalmente exbanquero que vendió su banco, el Interfín, a la. transnacional Scotiabank por un valor de 140.750 millones de colones ($293.5 millones de dólares) y no pagó un cinco de Impuesto a la Renta sobre las ganancias de capital por esta operación.

BURGUESIA BANCARIA TIENE DEUDA SOCIAL CON EL PAIS

· La nueva burguesía bancaria costarricense tiene una deuda social con el país. Dé el ejemplo, señor Liberman. Den ejemplo de amor a la Patria y de solidaridad tributaria y paguen, usted y sus socios, el respectivo al Fisco costarricense. Es cierto que en nuestro país no existe todavía el mandato de pagar impuestos sobre las ganancias de capital. Pero, precisamente cuando su Gobierno señor Liberman habla de una ” grave crisis fiscal” que .amenaza la estabilidad financiera del país, es necesario dar el ejemplo y pagar lo que moralmente se debe.

· También es necesario no perder la memoria histórica. El hecho de que no se paguen impuestos sobre las ganancias de capital en Costa Rica, es parte de los privilegios otorgados por gobiernos del PLN, un partido supuestamente socialdemócrata, a los privilegiados de este país; y forma parte de los mecanismos por los cuales se ha profundizado la desigualdad económica y social, y se ha incrementado la pobreza en nuestro país.

· Veamos. En el año 2008 (antes de la crisis) los bancos privados de Costa Rica tuvieron ganancias netas por 49 mil 956 millones de colones, según datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF). Sin embargo, solo pagaron 3 mil millones en impuestos… ¡Apenas un 6% de sus utilidades! Si se les hubiera cobrado una tasa de 20% sobre las rentas de capital (la que propone el paquete fiscal que nos tiene aquí entrampados es menor) habrían tenido que pagar 10 mil 591 millones y todavía les quedarían ganancias netas por 42 mil 364 millones… Definitivamente algo anda muy mal.

· Corno se ve, plata hay en el país, y mucha. Nunca antes se había producido más riqueza en Costa Rica. Nunca antes se habían explotado con tanta intensidad los recursos naturales. Nunca antes se había permitido tanto lucro privado con servicios y bienes públicos que son patrimonio de todas y todos.

NUNCA ANTES HABIA ESTADO TAN MAL REPARTIDA LA RIQUEZA

· Pero al mismo tiempo, corno muestran las estadísticas oficiales del INEC, nunca antes había estado tan mal repartida esa riqueza, concentrándose en pocas manos y estableciendo una fosa entre una minoría opulenta que lo tiene todo y quiere más, y el resto de la. población.

· Resulta que en 1987, el coeficiente de Gini, que es la medida de la desigualdad, era de 0,40. Y ahora, en 2011, fue de 0,54. Es decir que Costa Rica ha subido 0,14 puntos hacia la vergonzosa meta de alcanzar la desigualdad total.

· Y según el Informe “Panorama Social de América Latina” del 2011, de la CEPAL, “Costa Rica se destaca como el único país, entre aquellos para los que se cuenta con información, en que los indicadores de pobreza y de indigencia tuvieron un deterioro visible en 2009, cuando aumentaron 2,5 y 1,4 puntos, respectivamente.”

DOBLE VERGÜENZA

· Esto es una doble vergüenza. Estos son los datos que indican que la burguesía bancaria y financiera privada de Costa Rica tiene una deuda social y moral con el país.

· La plata para mejorar la calidad de vida de todos y todas en Costa Rica está. Es claro lo que hay que hacer: que los bancos y otros grupos privilegiados paguen los impuestos que hoy eluden o evaden.

· Desde la Asamblea Legislativa se deben impulsar leyes que eliminen todas las trampas legales que les permiten esconder su verdadera riqueza eludiendo el pago de impuestos. Leyes para que paguen impuesto de la renta las ganancias producidas en Costa Rica por los capitales ubicados en el extranjero. Leyes que pongan freno a la alcahuetería que todavía se da con lo que queda de la banca “off shore” y que hoy en día paga un impuesto ridículo. Leyes para crear un impuesto a las grandes transacciones financieras destinado a programas sociales en los barrios más pobres.

· Definitivamente plata hay, pero a los gobiernos no les ha interesado cobrarla. Y creemos que menos lo hará doña Laura, pues hoy los banqueros tienen un representante que los defienda desde la Primera Vicepresidencia. Es hora de parar el abuso y que realmente el dicho de que cada palo aguante su vela se haga realidad: que los banqueros paguen impuestos, al igual que lo hacemos el resto de costarricenses.

LA ALTERNATIVA DEL FRENTE AMPLIO

· Por eso nuestra fracción se opone decididamente a la reforma tributaria injusta que impulsa el Gobierno y Ottón Solís. Pero también planteamos alternativas: ni un impuesto más a la clase trabajadora, cero impuestos a la canasta básica y a los servicios esenciales, más impuestos a los banqueros privados. Establecer una verdadera Renta Mundial para que los capitales colocados en el exterior empiecen a pagar impuestos. Subir la tasa del impuesto a las grandes empresas para financiar a la Caja Costarricense del Seguro Social. En vez de golpear con impuestos a las y los estudiantes universidades privadas, que estas empresas paguen un mayor impuesto a la renta, y que el Ministerio de Economía ejerza un control de precios para que no trasladen este impuesto al estudiantado. Al mismo tiempo, promover reformas para mejorar su calidad, y obligarlas a dar becas de verdad a estudiantes pobres.

· Una reforma tributaria puede ser una gran oportunidad para redistribuir la riqueza y combatir la creciente desigualdad social en nuestro país. Es en esta dirección que ha trabajado el Frente Amplio en esta Asamblea Legislativa y por eso rechaza este paquete fiscal.

---
Marketing sindical orientado a la comunicación y estrategia de los sindicatos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.