You are here: Home » Mundo Sindical » La Descentralización.

La Descentralización.

alfredo graelllEl desarrollo de la democracia y la descentralización ha merecido cada vez mayor interés en todo el mundo. Muchos países han emprendido el camino hacia una u otra forma de descentralización, como una forma de poder atender los servicios comunitarios local en virtud de que los gobiernos centralizados no alcanzan a resolver los problemas que demandan los ciudadanos.
Ahora bien no existe un modelo estandarizado, los procesos y procedimientos varían según las metas y objetivos originales, pero también de acuerdo con los acuerdos institucionales y de aplicación. Los gobiernos locales y municipales en el caso de nuestro país lo que se pretende es la transferencia de recursos económicos y el control social de los ciudadanos con el ánimo de resolver los problemas y no esperar soluciones desde el nivel central.
Un gobierno comunal local debe atender el desarrollo local, ordenación territorial, protección del entorno natural y edificado, vivienda, suministro de agua, alcantarillado, drenaje del agua de lluvia, cementerios públicos, caminos y zonas públicas locales, trasporte público local, protección contra incendios, seguridad pública local, educación primaria, incluido el jardín de niños, atención de salud, servicios sociales, actividades culturales y deportivas, bibliotecas y centros culturales.

Al igual, la descentralización desde nuestro punto de vista se propone también reforzar la democracia participativa comunitaria, tratando de aproximar el nivel de toma de decisiones a quienes se ven más afectados por las medidas gubernamentales.
Supone que la prestación de esos servicios debería mejorar si los encargados de atender las demandas y necesidades de la población son funcionarios locales que saben mejor lo que persigue la gente.
Otro aspecto importante, es que la descentralización debería caracterizarse por la rendición pública de cuentas, para que los gobiernos locales puedan estar sujetos al control democrático social del presupuesto, para que la gente influya en las decisiones adoptadas por los Consejos Locales elegidos por las comunidades
En ese orden de ideas la descentralización puede adoptar varias formas, puede ser política, administrativa o fiscal, y estas se distinguen por sus características, implicaciones normativas y condiciones para el éxito.
Lo que se busca con la descentralización, es aproximar el gobierno a la gente y lograr una mayor transferencia y rendición de cuentas. En este contexto, un gobierno local actúa dentro de los parámetros normativos generales fijados por el gobierno central, pero goza de autonomía en relación con la manera de realizar sus funciones.
Por ello, las razones por las que los gobiernos deciden muchas veces a emprender el camino de la descentralización son, entre otras, las siguientes:
• Eficiencia: Mayor eficiencia administrativa y económica en la asignación de recursos escasos, ya que hay una mejor comprensión de las necesidades locales.
• Transparencia: Hay una clara vinculación entre los pagos realizados por los contribuyentes locales y el nivel de servicios recibidos por ellos.
• Subsidiariedad: Puede conseguirse una mayor eficiencia si se garantiza que los cargos elegidos democráticamente rindan cuentas al electorado.
• Movilización: La mayor participación comunitaria de los ciudadanos locales dentro de las instituciones locales debería mejorar la toma de decisiones y el proceso democrático.
Podemos señalar que la descentralización no es la panacea, dada la enorme diversidad de obstáculos culturales, históricos, económicos, jurídicos y financieros a los que se enfrentan muchos de los países que deciden emprender ese camino.
Sin embargo, los trabajadores organizados y los sindicatos con un poco de mayor compresión podemos direccional esta forma de administrar los recursos para bien de nuestra gente que viven en las comunidades en la que existen muchas necesidades y que hoy en día no son satisfechas, porque los pocos recursos que llegan en cientos casos son desviado para otros fines, o simplemente nos quedamos con los brazos cruzados para que el gobierno central los resuelva.
Finalmente, la restauración o establecimiento de un equilibrio de poder y responsabilidades entre los diferentes niveles de gobierno, llámese central, municipal o comunal, ha presentado normalmente significativos desafíos políticos administrativos, he allí el reto y los riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.