La criada le resultó respondona a Martinelli

Lo que menos esperaba Martinelli, la oligarquía financiera que representa y la cúpula burocrática, servil ycodiciosa que lo acompaña es el alzamiento del pueblo Ngöbe-Buglé.

El gobierno de Cambio Democrático, vapuleado por su conducta despótica, voluntarista y anti-democráctica, se ha ido aislando de las masas populares y de sus aliados políticos. Pese a su arrebato de autoritarismo, la realidad política es que se ve obligado a ponerse en repliegue, debido a que por sus desaciertos lo han ido acercando al borde del abismo.

Ahogados en el subjetivismo, los que gobiernan creyeron ingenuamente que con haber modificado la Carta
Orgánica de la Comarca Ngöbe-Buglé creada por el Decreto Ejecutivo Nº194 de agosto de 1999 , con el Decreto de de junio de 2010; habían allanado el camino para el gran asalto de las riquezas naturales que contiene ese territorio.

Ignoraron que la comunidad Ngöbe-Buglé, como las otras comunidades originarias que habitan el istmo de Panamá, guardan por más de 500 años la tormentosa memoria histórica, iniciada con los conquistadores colonialistas europeos, que despojaron esclavizaron y degradaron la condición humana de los pueblos indígenas.

Durante el proceso posterior de la formación del Estado Nacional panameño, se les marginó, se les relegó de la comunidad social de Panamá, se les ultrajó, se les explotó por medio de la servidumbre y fueron alejados de los servicios sociales normales dados al resto de la población, especialmente la salud y la educación.

La chispa que ha provocado esta explotación, ha sido el intento de la aplanadora que Cambio Democrático tiene en la Asamblea Nacional, de eliminar el artículo 5 del Proyecto de ley 415, cuyo hecho de dio en primer debate.

La miopía política de los dueños del poder actual los ha llevado a ignorar torpemente, que lo que activaron fue el detonante, que provocó el alzamiento Ngöbe-Buglé que estamos presenciando. Este hecho tiene una repercusión nacional, que aviva todos los descontentos sociales provocados por el mal gobierno de Cambio Democrático.

En realidad, la codicia y voluntarismo de los que tienen el poder, excitados por las riquezas minerales, hídricas, turísticas y ambientales de la región los llevaron a pasar por alto que estaban asaltando no solo la riqueza ancestral de los pueblos indígenas, sino el patrimonio de todo el pueblo pauperizado de Panamá. Por eso la mayoría del pueblo panameño se identifica anímicamente con las acciones Ngöbe-Buglé en Chiriquí y Bocas del Toro, pese al sufrimiento que provoca el bloqueo de la Panamericana.

Es necesario fortalecer la solidaridad con los pueblos indígenas, porque su causa envuelve la causa de las masas populares enfrascada en la lucha contra la corrupción, contra la inseguridad, el enriquecimiento desenfrenado de la mafia gobernante, contra la degradación ambiental, contra la inflación incontenible, contra los abusos patronales, contra la degradación de los servicios públicos y contra la politiquería de las roscas que se ufanan solo por disfrutar del poder a costa del sufrimiento del pueblo y de adueñarse de la acumulación de la riqueza social.

La criada le resultó respondona a Martinelli Ahora si le toca al pueblo,

¡A solidarizarse con la justa lucha del pueblo Ngöbe-Buglé¡

¡La unidad de acción es el camino¡

Rubén D. Sousa B.
Coordinador General
Presidium del Partido del Pueblo
Panamá, 7 de febrero de 2012

Reuniones virturales y video conferencias para sindicatos y centrales trabajadoras. ¡Contactanos! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.