ES MÁS FÁCIL QUE  UN CAMELLO ENTRE POR EL OJO DE UNA AGUJA, QUE  UN RICO ENTRE EN EL REINO DE DIOS.   
TEORÍA ECONÓMICA LEJOS DE LAS NECESIDADES DE LA POBLACIÓN.  

Por Ramiro Guerra M.            
Abogado y cientista político.     
Agosto de 2022.

La mayoría de la población ha venido a menos  en su situación socio económica,  merced a una despiadada ofensiva de precios altos de bienes y servicios, en circunstancia de tasa de desempleo elevada, la bomba de la informalidad y agravado por bajos salarios. Lo anterior, en un escenario de profunda desigualdad en el reparto del producto social.                 

El pueblo, los trabajadores, no entienden de inflación, de economía de libre mercado. Lo que aspira de los gobernantes son soluciones que alivien su situación. De Punta Burica hasta el Daríen, el grito desesperante del pueblo panameño, a todo pulmón, “esto no se aguanta, la comida se ha vuelto inaccesible” .      

Bien lo escribió el Dr. Dídimo Escobar, fue doña Angustia la que puso a la gente en las calles. El pueblo logra arrancar del gobierno nacional que se rebajen  y a la vez congelen los precios de 72 artículos de la canasta alimentaria. 

Mucho antes de que se secara la tinta de los decretos que establecen tales medidas,  los empresarios y sus escribanos ya habían salido a aterrorizar a la población con el argumento de que esas medidas traerían  consecuencia terribles para la economia. Regular precios, es una  herejía contra la ley del mercado. 

Lo trágico, tontos útiles  repiten como papagallos. Satanizan al estado aseverando que, intervenir en la economía, es peligroso y afecta el libre desenvolvimiento de la oferta y demanda. Dejemos que  esta fije y determine los precios. Mientras tanto el pueblo juegue al sálvese quién pueda. Bien lo escribia el sociólogo Roberto  Pinnok, ausencia total de una ética  cristiana.            

Pero que contradictorios, en sus prédicas del fin de la economía clásica liberal, nada dicen de cómo los oligopolios, la especulación, disparan los precios. ¿Acaso el pobre desarrollo del sector primario, no corre por cuenta de un modelo, que nada o casi nada transfiere a ese sector, por parte de los que acumulan  a una tasa o relación de 10 a uno. 

Tampoco aluden a la evasión de impuestos, que asciende a casi 5 mil millones.  Y aún con todo esto, a un cínico se le ocurrió decir, que los empresarios tambien son pueblo.

Reuniones virturales y video conferencias para sindicatos y centrales trabajadoras. ¡Contactanos! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.