El silencio antes de la tormenta

Por: Moisés Pinzón Martínez

denuncia ciudadana jaliscoEn el acto de conmemoración del 50 aniversario del 9 de enero, el discurso que brindara el Dr. Adolfo Ahumada, Directivo de la Autoridad del Canal, -emblemático dirigente estudiantil desde antes de estos gloriosos eventos- donde él describe con precisión que ya venían dándose indicios del disgusto popular con la colocación de la bandera por un pequeño grupo en Colón, la Operación Soberanía (siembra de banderas) en 1958, entre otros pequeños sucesos que indicaban que la tranquilidad aparente de la población, en aquel entonces, no era tal.

Lo cierto es que estos fenómenos a lo largo de la historia universal y en especial de Panamá, sobre acumulación del disgusto popular siempre son mostrados por pequeños grupos, pequeñas protestas, minúsculos eventos. En Colón solo fueron cinco estudiantes, la Operación Soberanía solamente eran unas cuantas decenas de personas, entre las que se encontraba un niño de tan solo unos cuatro años, hoy un dirigente de mil batallas desde entonces, Elisandro Ballestero. Y el 9 de enero únicamente eran 6 los que fueron hasta el Colegio Zonians a reclamar los derechos de TODOS los panameños; solo seis –unos 150 estudiantes quedaron en la retaguardia- y fíjense lo que sucedió después, muy bien documentado por muchísimos escritores e historiadores.

“El silencio antes de la tormenta”, así fue en Francia los días antes del “Juramento en el campo de juego de pelotas” un 20 de junio de 1789, un silencio sepulcral y luego vino la revolución. Así mismo fue la situación en el seno de las masas populares, los días antes del 11 de octubre de 1969; y así mismo ha sido en todos los grandes procesos de transformación de las diversas sociedades a lo largo de la historia.

Hoy, nuestros gobernantes y sus padrinos, “la Embajada Norteamericana”, no son capaces de oír el ruido del silencio misterioso que cunde en la población panameña, la que rechaza el desagradable control dictatorial megalománico que el Presidente de la República ha instaurado sobre todos los poderes del Estado, incluyendo la fuerza militar y policial, cuyo único fin ha sido el lograr la impunidad en el asalto de las arcas del Estado y determinar en forma violenta, si así fuese necesario, las próximas elecciones. Y como he escrito en múltiples artículos, para saber cómo será el futuro por este tenebroso camino, solo tenemos que mirar a nuestros vecinos del sur; sus dirigentes creyeron que la violencia solo se quedaría entre los sectores populares, que no le iba a llegar a sus amuralladas barriadas; luego que ultimaran a Gaitán en 1948, hoy, después de tantos cientos de miles de muertos ya nadie ve más allá de sus dirigentes asesinados y
sus familiares secuestrados, cuyo resultado es odio, odio, y más odio. Y no olvidemos que ese odio fue el que llevó a Uribe a garantizar no la paz, sino que ayudó a promover y renovar los mandos en la guerrilla.

El ejemplo digno del 9 de enero de 1964, cuya consecuencia en el descontento popular fueron correctamente encausados en el proceso torrijista, el que culmina con la firma de los tratados Torrijos-Carter, debe servirnos de ejemplo en el análisis del quehacer, ahora ante la vorágine de un posible desenlace explosivo en los próximos meses. Y no se ve las fuerzas que podrías administrar positivamente esa reacción en cadena que atenta incluso con la seguridad del Canal de Panamá, dado que el conflicto esta vez no será contra una nación extranjera sino entre hermanos panameños.

Cuando veo enmudecer al Fiscal Electoral -Eduardo Peñaloza- en el caso del intento de soborno con fondos públicos a Molanier y el de Yunito Vega repartiendo bienes pagados por el PAN, entre tantos otros similares, percibo el callado crujir del fuego que se aproxima; escucho con nitidez, desde hace varios años, el creciente silencio antes de la tormenta. Dios primero, hay que evitarla a toda costa, porque de lo contrario deben saber que el espíritu de los Héroes de Enero y de Torrijos cada vez está más vigente entre el pueblo panameño y su ya sabida operación “Hay que miedo”.
DIFÚNDALO.

---
Te podemos ayudar con: Marketing Digital, Diseño de Páginas Web, Diseño Corporativo, Posicionamiento SEO y SEM, Email Marketing, Gestión de Redes Sociales, Copywriting, Generación de contenidos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.