El llamado de UNDECA a las y los profesionales de trabajo social de la CCSS

Es innegable que estamos en un momento crucial de toma de decisiones y de posicionamiento ante una realidad que no podemos omitir.

Nuestros salarios y el bienestar de nuestras familias están en riesgo. Somos parte del sector público señalado por las élites de poder como los responsables de la crisis que se viene gestando desde hace años por los que promueven el neoliberalismo y sus nefastas consecuencias para los sectores populares y las instituciones que brindan servicios a los mismos.

Hace mucho tiempo que la clase media está siendo golpeada por las medidas económicas que en nada han beneficiado a los más débiles en el eslabón del poder.

En el escenario actual nos preocupa la pasividad de los sectores profesionales como el nuestro, ligadas y ligados desde la formación universitaria a principios de acción, con la visión de ser una disciplina que promueve el cambio, la cohesión social, los derechos humanos, la responsabilidad colectiva.

¿Qué credibilidad podemos ofrecer si no somos capaces de alzar la voz ante las acciones neoliberales que atentan contra nuestro bienestar y el de los grupos más desfavorecidos? ¿Seguir siendo profesionales operativas y operativos para la neutralización y control de la cuestión social? ¿Seguir promoviendo la legitimación de políticas y acciones que atentan contra nuestro propio bienestar y debilitan progresivamente las bases de instituciones como nuestra Caja Costarricense del Seguro Social?

No podemos continuar respondiendo pasivamente al encargo de legitimar las políticas de un Estado insolvente que no está cumpliendo su principal función de velar por el bienestar de la mayoría, el pueblo, sino que con los gobiernos de turno se ha beneficiado por décadas a las cúpulas de poder político y económico. Las mismas que ahora utilizan todas las estrategias y recursos a su alcance para manipular y decirle a la opinión pública que somos nosotras y nosotros quienes “tenemos que socarnos la faja”.

Tengamos conciencia de clase y un espíritu crítico; si queremos ayudar a los demás, primero tenemos que ayudarnos a nosotras y nosotros mismas.

No esperemos que otros grupos laborales y profesionales defiendan lo que también nos corresponde a nosotras y nosotros defender; tengamos vergüenza social. No seamos simples beneficiarias y beneficiarios pasivos (quienes no participan del movimiento pero se benefician de sus resultados).

Apoyemos activamente y con dignidad la protesta nacional del 26 y 27 de abril por las incapacidades, la prohibición de realizar manifestaciones, la cesantía; y ahora las propuestas de leyes en camino, que de ser aprobadas alguna de ellas son:

  • PROYECTO N°19431: Ley de empleo público (MOVIMIENTO LIBERTARIO)
  • PROYECTO N°19156: Limites a las remuneraciones totales en la función pública (PUSC)
  • PROYECTO N°19506: Ley para el ordenamiento de las retribuciones adicionales al salario base del sector público (PLN)
  • PROYECTO 19787: Ley sobre la promoción del buen desempeño de los servidores públicos para una gestión de calidad (PAC)
  • PROYECTO: 19.883: Ley de eficiencia salariales las remuneraciones totales de los funcionarios públicos y los jerarcas de la función (FA)
  • PROYECTO 19.923: Ley para racionalizar el gasto púbico. (ML, PUSC, PASE Cristianos)

¡En las cúpulas de poder no duermen. NO más pasividad. Somos parte de la clase trabajadora amenazada. Tengamos conciencia de clase. Unámonos!

fuente: SURCOS

---
¿Estás preparado para la nueva normalidad? Somos expertos en Google Ads, Instagram Ads, Facebook Ads y Posicionamiento Web. Estrategias Integrales de Marketing Sindical para todos. ¡Consultanos hoy mismo! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.