El legado de Changmarin a la cultura del centenario 1922-2022

domingo 20 de marzo de 2022 – 12:00 a.m.Rommel Escarreola Palacios
redaccion@elsiglo.com.pa

I Parte

En ocasión de los 100 años del natalicio de Changmarin, nombre literario con el que conocemos a este destacado escritor panameño quien nace el 26 de febrero de 1922 en Los Leones, Santiago de Veraguas, queremos hacer un bosquejo de su aporte a la cultura panameña y a sus luchas por el rescate e identidad panameñas. Su nombre proviene del apellido paterno de su abuelo de origen chino Chang y Marín de su madre de origen campesino, Faustina Marín. Su infancia la pasó en el campo, por lo que tuvo mucha influencia en su visión de hombre campesino y que se evidencia en sus obras literarias. Estudió en la escuela Dominio del Canadá, en Santiago. Luego se graduó de maestro de primaria, en la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, fundado en 1938 y cuyos profesores eran intelectuales chilenos y españoles. Estos últimos habían sido desterrados del gobierno de Franco, pero su influencia en los estudiantes de aquella época fue determinante en su formación intelectual.

En su juventud, Changmarín tuvo varios oficios entre ellos como obrero de la construcción en la base militar de Clayton cuando estalla la Segunda Guerra Mundial. También fue locutor en la Emisora ‘La Voz del Pueblo’. Así mismo, fue miembro fundador de la Asociación ‘Joven Veraguas’, organismo combativo cuyo objetivo fue denunciar la problemática social del país.

Como maestro ejerció la docencia en Boquete (Chiriquí) en 1944 y en la Colorada de Veraguas desde 1945 a 1946. Así mismo, fue profesor de dibujo en la Escuela Normal J.D. Arosemena entre 1946 a1952. Fue un aguerrido dirigente y miembro de la Asociación Nacional de Profesores, lo que lo llevó a ser destituido de su cargo, por la huelga de estudiantes, ya que fueron acusados de ser los autores intelectuales junto a otros dirigentes magisteriales.

En 1950, Changmarin entra como militante del Partido del Pueblo lo que lo lleva a la clandestinidad porque se crea la ley anticomunista bajo el gobierno de José Remón Cantera. Como intelectual de origen campesino, Changmarín siempre se presentaba como dirigente campesino de Veraguas, región del país donde fue la más afectada por el latifundismo. Esto creó un ambiente de inseguridad en esta provincia por la represión, dado que el presidente José Remón Cantera había ordenado desaparecer a los dirigentes campesinos. Producto de esa represión, Changmarín sufrió varias persecuciones y carcelazos; pero que no le había impedido escribir obras como La Mansión de la Bruma, relatos de la Cárcel Modelo, publicado y traducido al ruso; Poemas Corporales, (Premio Nacional Ricardo Miró) El Gallo de las Horas y Los Versos de Machachita.

Había transcurrido 13 años desde el homicidio del presidente José Remón Cantera cuando se produce el golpe militar en 1968, Changmarín nuevamente fue encarcelado por un año en la cárcel de Chitré, y, luego, desterrado a Chile por dos años. Aprovecha su estancia, en Chile donde estudia pintura en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Chile.

En 1970, de vuelta a la patria participa en la lucha por el rescate de la soberanía nacional, y como hombre polifacético contribuye a desarrollar la cultura. También ejerció el periodismo, cuando escribe en el semanario El Cholo y en el diario Crítica, donde, escribe en la columna humorística ‘Las Famosas Cartas a Tula’. Así mismo, fue director del semanario Unidad, Órgano Central del Partido del Pueblo y de la revista teórica Síntesis.

Por las vinculaciones de su producción artística y literaria con las luchas por la cultura, la paz mundial y la política en general, Changmarín participó en congresos, conferencias, reuniones y otras actividades internacionales en diferentes países latinoamericanos, europeos, la URSS, China Popular, Libia entre otros.También se dedicó a componer obras y arreglos musicales. Tal es el caso de la Marcha de la Escuela Campesina, composición hecha cuando era maestro de la comunidad de La Colorada de Veraguas. Esta pieza musical se ha adaptado a la Tuna del Carnaval Tableño como presentación de Calle Arriba de Las Tablas. No obstante, su norte siempre había sido la defensa de los más débiles. Por eso en su poesía encontramos esa voz que defiende a los campesinos:

Salud, oh compañeros caminantes,

Desnudos pies de rocas y raíces!

Portadores del polvo del camino

Llevan aún la espina que en el surco

Se hincó, las cicatrices duraderas.

(Duros y buenos pies que no descansan)

Como se aprecia en este fragmento, Chagmarín no solo es un consumado artista de las letras panameñas, sino un hombre solidario y luchador a favor de los pobres. Su legado, por lo tanto, es muy significativo para la literatura panameña y para aquellos que sueñan por un Panamá próspero.En su juventud, Changmarín tuvo varios oficios entre ellos como obrero de la construcción en la base militar de Clayton cuando estalla la Segunda Guerra Mundial. También fue locutor en la Emisora ‘La Voz del Pueblo’. 

Reuniones virturales y video conferencias para sindicatos y centrales trabajadoras. ¡Contactanos! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.