¿El agua embotellada es segura?

Poco a poco en Panamá se ha ido fomentado el uso de agua embotellada y no en pocas ocasiones desprestigiando la calidad del agua que distribuye el Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillados-IDAAN- todo ello con la finalidad de hacer el gran negocio y por otra parte llevarse de un solo tajo la empresa estatal y privatizarla, así tendrían todo, toda el agua para vender a otros países independientemente si alcanza o no para los panameños.

Las botellitas famosas iniciaron como una moda exclusiva de la yeyesada, ahora cualquier ciudadano no busca un vaso de agua en el grifo, sino que se enorgullece de pagar un dólar por las mentadas botellitas.

Hace unos años el Ministerio de Salud hizo una investigación y diez marcas de aguas embotelladas, de 20 que existen, no pasaron los controles de calidad, se formó un escándalo en los medios de comunicación, pero poco a poco salió de las primeras planas, claro las ventas de ese producto son millonarias.

El silencio se ha empoderado y la población no sabe hasta qué punto el agua es tan pura como se dice en sus envases o propagandas comerciales, ya que el Ministerio de Salud no ha seguido dando información al público de los controles que deben a hacer a las plantas de procesamiento.

Frente a esta situación la Unión Nacional de consumidores y Usuarios de la República de Panamá, envió nota al Ministerio de salud solicitando las pruebas a las aguas embotelladas, a lo que el MINSA negó su contestación tras considerar que esa información era de uso interno y que los resultados de las pruebas se ponen en conocimiento de las distintas empresas comercializadoras de las aguas embotelladas. Aducen además que la información que se obtiene es de carácter reservado y solo podrá revelarla ante la autoridad competente y no a terceras personas.

La mencionada organización de los consumidores interpuso un habeas data ante la Corte Suprema de Justicia, la cual falló a favor de los consumidores, basándose en la Ley 6 de 2002 que sostiene que es de libre acceso público la información que sea de conocimiento de instituciones y de empresas privadas que presten servicios públicos, por tanto la seguridad de la calidad del agua debe conocerla el pueblo, por tanto señala que no le asiste la razón al Ministerio de Salud.

Como ven mis queridos lectores hasta donde van las cosas en este país para proteger a las empresas privadas, no escarmientan con el envenenamiento con el dietilenglicol, pero la diferencia está ahora que con este fallo, en mi opinión debiera el MINSA, hacer reportes de los análisis de las aguas embotelladas para que el pueblo conozca lo que está consumiendo, que conozca los análisis del agua embotellada nacional e importadas.

Por: Gregorio Quintero

descarga

---
Campañas de Sindicalismo para no sindicalistas. Marketing Sindical www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.