EDITORIAL N°35 “Catástrofe laboral”

La pandemia del Covid-19 para nuestro país no solo ha generado estragos en la salud pública, con pérdidas de vida humanas y los que no quedarán con ciertos niveles de secuelas; también se ha hecho sentir en la economía nacional y en la fuerza laboral.

Nuestra fuerza laboral está recibiendo un tremendo golpe, trabajadores que meses atrás contaban con  estabilidad laboral e ingresos normales para sostener a sus familias, hoy  viven otra realidad, la desesperación, el hambre, la miseria, la informalidad y la falta de protección social  es su diario vivir.

La reactivación de la economía impulsada por el gobierno nacional con la presión de los empresarios, nos indica que 46 empresas del sector primario y actividades conexas solo se   reactivaron  422 contratos de trabajos, datos a la fecha del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL).

Mientras el sector de la industria  se reactivó 4,230 contratos de trabajo en minas y canteras en 15 empresas, lo que arroja un total de 2,155 trabajadores que regreson a sus labores.

En la construcción se reiniciaron 270 proyectos, con 3,565 trabajadores iniciaron operaciones; en el comercio 1,209 empresas reabrieron sus servicios, reactivando 18,469 contratos; en las  inmobiliarias105 retomaron sus funciones y 602 trabajadores volvieron a sus tareas diarias; en  restaurantes y bares 265 negocios fueron reabiertos y 4,331 trabajadores están de vuelta a sus labores.

. Muchas de estas empresas reactivadas le están  entregando su carta de despido, cuando en marzo de este año contaban con un trabajo permanente y estable.

Una catástrofe laboral con un 25% de desempleo dejará la pandemia del Covid-19, lo que significa 385 mil nuevos desempleados que se sumarán a los 146 mil (7%) ya existentes para un acumulado de 531 mil al terminar el año de 2020 de una población económicamente activa (PEA) de 2,123,850 aproximadamente.

Esta es la paulatina realidad de una economía nacional quebrada, contraída y en picada y  con una deuda externa exorbitante.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, insiste que está es la lección de un capitalismo panameño decadente impuesto post invasión y que la pandemia a dejado al descubierto dando su golpe mortífero; se trata de buscar el camino de una reconstrucción integral del país, recomponer las fuerzas del progreso con unidad para el diseño de una nueva plataforma técnica productiva, la cual  base su desarrollo  socioeconómico en el ser humano.

Resistir, luchar y vencer.

¡Venceremos!,

Panamá, 12 de septiembre 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.