EDITORIAL N°31 “Etapa crítica de esta coyuntura, avanzamos o retrocedemos”

Hace tres semanas el  pueblo se  levantó y generó un estallido social que sacudió las “instituciones democráticas” obligando al gobierno nacional sentarse en una mesa de diálogo para abordar y definir algunos temas en reclamación, lo cual se ha avanzado en la canasta básica , presupuesto justo acorde a lo que establece la Ley orgánica de educación, el ajuste en el precio de combustible para todos , y el problema de los medicamentos concretando el listado de los mismo en una canasta básica con rebaja en los mismos.

El país vivió un ambiente pre-revolucionario, que son momentos por comprender en qué fase se encuentra el movimiento social y popular a pesar de que se adolece de una conducción política revolucionaria que pueda orientar  el destino y los cambios de fondo; consciente de que en  la mesa  no se va  a resolver el cambio de modelo económico y menos el cambio del sistema político imperante en país, esto podrá ser con una agenda mucho más superior y con organizaciones con madurez política e ideológica comprometida con dicha agenda;   sin embargo, fue muy  importante haberlo planteado en la mesa de diálogo,  situación que provocó  la reacción de empresarios de derecha neoliberal que se sintieron obligados a  conformar la “Gran Alianza Nacional por Panamá” (GANP), como contraataque al  avance del poder popular.

Las fuerzas sociales de lucha debemos tener pendiente cualquier maniobra táctica por parte de los grupos de las élites económicas que se resisten en  hacer concesiones mucho más allá, tratando de asestar el golpe final con la represión y descalificación a los líderes sociales y populares.

De esta coyuntura nos encontramos en una etapa crítica, avanzar o retroceder, ya que  la situación comienza a complicarse para las fuerzas sociales en lucha en medio de un proceso electoral y con dichas fuerzas dispersas con poca capacidad para atraer a nuevos sectores sociales en función de un debate cónsono y unitario.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, considera que  es primordial  redoblar  la movilización considerando que es viable en estos momentos unificar el frente de lucha  en un solo Frente Democrático Popular, aglutinado a los dos alianzas, los pueblos originarios y demás sectores y organizaciones, con el objetivo de que nos guie en la lucha democrática de liberación nacional, hacia un nuevo país.

 Debemos  de aprender la lección de esta coyuntura para evitar de anteriores luchas, que terminaron disolviéndose en la nada.

¡Con el pueblo todo, sin el pueblo nada!

  ¡La unidad en la diversidad, es la fuerza que nos llevará a la victoria final!

Panamá, 6 de agosto de 2022

---
Somos la solución al marketing digital para sindicatos ¡Consultanos hoy mismo! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.