EDITORIAL N°24 “Giro de Timón Para Enfrentar Crisis Integral”

Este 1 de julio de 2020 el gobierno del presidente Laurentino “Nito” Cortizo (PRD-MOLIRENA), llega a su primer año de gestión político gubernamental en medio de una crisis muy profunda provocada por la pandemia del coronavirus, que ha estremecido el ámbito de la salud pública, económico, fiscal, laboral, comercio y la cotidianidad de los ciudadanos panameños.

Poco se ha avanzado en los proyectos nacionales de desarrollo ya que el gobierno y el país se han enfocado en atender la pandemia mortal, sin embargo,  el nuevo gobierno recibe el país con una informalidad que rebasa el 47%, desempleo 7.1%, un hoyo fiscal de alrededor de 700 millones, de inmediato un préstamo de 2 mil millones de dólares a la banca internacional para saldar deuda,  un sector agropecuario en total abandono, como una situación de incertidumbre en cuanto al futuro del programa de invalidez, vejez y muerte, entre otras dificultades.

Por un lado el sector laboral, hemos apostado que en cada quinquenio se debe avanzar en el desarrollo del país, pero los distintos desgobiernos con esencia neoliberal llagan a dirigir con premeditación de quitar, socavar y eliminar derechos a los trabajadores  consignados en la propia Constitución Política y se colocan al lado de la patronal y de los intereses de la política estadounidense.

Hoy nos vemos en la necesidad urgente de enfrentar el Covid-19 con firmeza y sin corrupción, reactivar la economía garantizar y generar empleos con la intervención del Estado.

Este gobierno ha endeudado cada vez más el país, pagamos deuda con deuda, siendo el cuarto más endeudado de Latinoamérica y el sexto más desigual del mundo que genera todas las calamidades socioeconómicas y laborales, lo que agregamos un debilitamiento de  credibilidad del gobierno y una creciente inestabilidad social, producto de la pandemia y de las desacertadas políticas que van en detrimento de la población en general, que heredará una economía colapsada,  300 mil desempleos y la pérdida de unos 150 mil empleos formales y una crisis social sin precedente.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, apuesta a estrategias y de un liderazgo impetuoso e innovador, que aliente la inversión pública y privada como extranjera, con una política fiscal equitativa progresiva de quien gane más y tenga riquezas exorbitantes contribuya con mucho más, todo esto será posible con un liderazgo colectivo de participación de las organizaciones sociales,  populares y comunitarias en la toma de decisiones fundamentales, lo que sería un giro de timón para enfrentar con éxito la crisis integral, con saldo beneficioso para toda la población panameña con equidad.

¡Venceremos!,

Panamá, 27 de junio  2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.