You are here: Home » Editorial » EDITORIAL N°16 – Re activación Económica con Inclusión de los Trabajadores

EDITORIAL N°16 – Re activación Económica con Inclusión de los Trabajadores

Los sectores productivos del país tenemos la gran responsabilidad de impulsar el motor de la economía, ya está demostrado y se  tiene claro que sin la fuerza laboral no existe la producción de bienes y servicios, no hay producción de la riquezas; en estos momentos los capitalistas tienen sus dineros en los bancos o invertidos en empresas con acciones están  ociosos, porque adolece de la fuerza productiva más importante, la clase trabajadora.

Para sostener una cuarentena en medio del coronavirus en nuestro país, tiene que haber dos componentes, el primero es sostenible con trabajo asegurado e ingresos y, el segundo, es contar con subsidio alimentario seguro y garantizado.

 De romperse uno de estos dos,  se caería la cuarentena, que es lo pudiese estar ocurriendo, y tendría sentido loa comparecencia en la Asamblea de Diputado del Ministro de Seguridad presentando el Proyecto de Ley que penalizaría las molestias y protestas sociales.

Haciendo una referencia retrospectiva históricamente de la historia universal de la humanidad conocemos que los virus siempre  han convivido con nosotros, es parte de nuestra cultura, de la historia y de la geopolítica de intercambio comercial, a saber  la primera cuarentena fue impuesta por Venecia la ciudad natal de Marco Polo en 1377, a una de sus colonias, hoy llamada Croacia.

 Un cerco sanitario de 30 días de duración, lo que significó una  disposición de prevención más humanitaria de la época.

La reactivación económica no puede darse excluyendo a los trabajadores, más que un error sería una grave irresponsabilidad; los trabajadores aglutinados en CONATO deben ser parte de la solución y de las decisiones; tenemos que transitar hacia un “Nuevo Plan de Desarrollo Económico Alternativo Sostenible, más Humano y Solidario”, distinto al actual modelo neoliberal que es excluyente y que genera cada vez más desigualdades. 

Los recursos que el gobierno central tiene a su disposición producto de dispensas, préstamos a instituciones financieras, crédito solicitado al Fondo Ahorro Panamá, entre otros factores de ingresos.

Además, de asegurarnos la salud y la vida, deben estar dirigidos a garantizar la comida para los más vulnerables y los que han visto caer sus ingresos, garantizar la sostenibilidad de los puestos de trabajo y sus ingresos, no despidos; salvar a los productores agropecuarios; la clase media; rescatar a la pequeñas y  medianas empresas (PYMES).

Y para aquellos trabajadores que las empresas le suspendieron sus contratos de trabajo autorizado por el Mitradel se le garantice bonos de B/300.00 ya que es donde se encuentra el costo de la canasta básica de alimentos, según el Ministerio de Economía y Finanzas.

Exhortamos al señor presidente de la República,  con el respeto que se merece, que sancione los siguientes proyectos de Leyes aprobados en tercer debate por la Asamblea de Diputados y que son de interés social.

 Como el proyecto de Ley 281 que establece una moratoria para créditos agropecuarios y control de precios, suspensión y reducción de las mensualidades de los colegios particulares.

El proyecto de Ley 295 que suspende el pago por tres meses de los servicios públicos (luz, internet, telefonía móvil y fija); y

 El proyecto de Ley 287 que establece moratoria por noventa días para préstamos bancarios, hipotecarios, personales y comerciales etc.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, hace un llamado a los sectores productivos tripartido a que nos convoquemos por Panamá, a un “Diálogo Social Productivo” con el fin de  “Reactivar la Economía Nacional y por Aseguramiento de los Puestos de Trabajo con todos sus Derechos Laborales y Humanos” incluyendo al sector trabajador en la toma de decisiones desde ahora y no esperar el día “D”.

¡Venceremos!

18 de abril del 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.