Editorial CNTP

El próximo 1 de mayo de 2017 la clase trabajadora panameña, conmemorará los 131 años de la gesta heroico de los mártires de Chicago, donde valientes hombres y mujeres lucharon sin cuartel, a riesgo de lo que fuera, para hacer cumplir sus demandas que eran, “la reducción de la jornada laboral a ocho horas, mejorar las condiciones de trabajo y por un mejor salario, así como el derecho al descanso, la educación y salud para su familia”.

Esta fecha tan memorable, los trabajadores (as) la reivindicamos, siguiendo el ejemplo de los héroes de Chicago. Hoy más que nunca, necesitamos hacer esfuerzos y sacrificios, para lograr mantener lo conquistado y por el logro de mejores condiciones económicos, sociales y laborales.

La clase trabajadora panameña, requiere de más voluntad, militancia y unidad, para poder enfrentar con éxito los graves problemas nacionales que afectan la población panameña. Por eso, éste 1° de mayo, demandamos la mayor participación en las actividades convocada por el Consejo Nacional de Trabajadores (as) Organizados (CONATO). La movilización general de los trabajadores en las calles, es fundamental, y muy en especial, la de la Central
Nacional de trabajadores de Panamá (CNTP).

Luchemos a conciencia por participar, de la riqueza que producimos todos los trabajadores (as) con nuestra fuerza de trabajo física y mentalmente. Está riqueza, como sabemos, no está llegando a la grandes masas de nuestro pueblo, se quedan con ella los que representan la burguesía y oligarquía panameña, que siempre actúa enquistado en los poderes político del Estado.

Los trabajadores vivimos en pobreza y marginados, y eso, no debe continuar así, por ello es necesario luchar, por el logro de un nuevo Pacto Social, que permita la mayor distribución de la riqueza, las mejores condiciones de trabajo, salud y seguridad laboral, trabajo digno y decente, así como salarios justos acorde al alto coste de la vida.

Por eso, para la CNTP éste 1° de mayo, es fundamental la movilización unitaria de la clase trabajadora panameña, para reafirmar nuestra disposición en la defensa de la Caja de Seguro Social (CSS), rechazo a la privatización del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN), contra el alto coste de los medicamentos y de los alimentos básicos, por un aumento general de salarios. Igualmente nuestro rechazo a la corrupción y la impunidad, a los mercaderes de la salud y la educación. En fin, marchemos todos unidos, por
un desarrollo económico con equidad, participativo e incluyente, y por todo aquello que afecta, a la población y en particular a los trabajadores panameños.

¡VIVA EL 1° DE MAYO! ¡VIVAN LOS TRABAJADORES (AS) DEL MUNDO!

Panamá, 27 de abril de 2017

Autor entrada: Elías Murillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *