Editorial

Las autoridades del gobierno por medio del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), acaban de revelar ciertos datos sobre la reducción de la pobreza a un 4.6% en nuestro país en cuatro años, sin embargo, la pobreza extrema se ubica en un 10.3% mientras que la pobreza general 23.0% para el año 2015, lo que quiere decir que la pobreza total en nuestro país se encuentra en un 33.3%.

Es sumamente preocupante que en la Comarca Ngäbe Buglé año 2015 la pobreza extrema está en 67.8% mientras que la pobreza general en 86.8%.

La población Ngäbe Buglé vive una pobreza total acentuada de 154.6%, lo que significa que los distintos gobiernos han tenido en el olvido a esta población, ni sus representantes políticos partidarios que se eligen cada cinco años se han preocupado por combatir está calamidad que sufren estas comunidades, pero lo que sí es cierto es que se han servido y lucrado con la pobreza de esta gente.

Proyectos hidroeléctricos millonarios que rodean a la Comarca Ngäbe Buglé sin atender sus necesidades propia, como es el caso de la hidroeléctrica Barro Blanco que construye la Empresa Genisa, que ha violentado según denuncias de los líderes de la Comarca el acuerdo del 10 de agosto del 2015 entre autoridades de la Comarca y el Gobierno Nacional.

El pasado 22 de agosto se firmó el acuerdo entre las autoridades tradicionales de la Comarca Ngäbe Buglé y el Gobierno Nacional, sin embargo, por el hermetismo y falta de acceso a la información, esto generó una gran confusión y disgusto con las comunidades que se sienten directamente afectadas, pero tres días antes de la firma de este acuerdo la Empresa Genisa ya había reiniciado el llenado del embalse, cuando por acuerdo se suspendió dicho proceso.

Hay que reconocer que la hidroeléctrica de Barro Blanco ha generado una serie de conflictos en la Comarca y que lleva más de diez años, donde los tres últimos gobiernos le ha permitido a la Empresa Genisa el incumplimiento de normas nacionales e internacionales, sin que se logre contener esta obra, lo que ha permitido el descontento generalizado.

La Central Nacional de Trabajdores de Panamá, hace un llamado al gobierno nacional y a las autoridades tradicionales para que actúen con transparencia e incluyan en las conversaciones de manera urgente los reclamos de las personas y comunidades que están siendo afectadas por el embalse, exigimos que se suspenda el llenado de prueba del embalse, se investigue el exceso de la fuerza policial que hubo en Gualaquita como la situación de salud de las personas que fueron víctimas de dicha represión.

En verdad, este es un problema que se ha salido del cauce por la manera en que los gobiernos lo han manejado y en especial con la Empresa Genisa en detrimento de los intereses del pueblo Ngäbe Buglé y de la nación Panameña, la solución no es sencilla, pero lo cierto es que los distintos sectores preocupados por el problema deben aportar de forma constructiva al debate y a la paz, y que la solución solo se encontrará por la vía del diálogo y el respeto entre las partes.

Como organización sindical que lucha por proteger los derechos humanos y en especial los de nuestros hermanos Ngäbe Buglé y de mayor manera cuando, hoy tienen sus casas y fincas inundadas e incomunicadas y esto no se puede permitir, porque el progreso no significa despojo, destrucción y muerte.

Exhortamos, a que impere un clima de sosiego, debate y de diálogo sincero, siempre respetando al pueblo Ngäbe Buglé que ya se prepara para su Congreso General, en la que de una forma democrática, autónoma y responsable tomarán sus propias decisiones.

La CNTP una vez más, se solidariza plenamente con el noble Pueblo Ngäbe Buglé y denunciara ante organismos internacionales el atropello que son sometidos nuestros hermanos.

Panamá, 31 de agosto de 2016

¿Aún sigues repartiendo volantes? ¡Contactanos! te sugerimos alternativas para mejorar tu presencia digital. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.