Editorial

La sociedad panameña se encuentra sumergida en una peligrosa crisis y es responsabilidad de los sectores populares aportar todo lo necesario para superar esta etapa, ya que por lo visto a este gobierno no le interesa cambiar esta realidad, ya que su realidad es otra.

routing code

Lamentablemente la violencia se ha apoderado de nuestra sociedad, a pesar del discurso oficial de que los niveles de violencia han bajado, la realidad es que no existe un día que no haya muertos que lamentar; la percepción de los ciudadanos sobre la transparencia de su propio gobierno es muy negativa; la desconfianza ante una clase política que es incapaz de pensar mas allá del 2014 ha alcanzado niveles próximos a generar una crisis y su falta de credibilidad va en aumento, ya que no ofrecen soluciones para los problemas que están viviendo los ciudadanos hoy en día , muy al contrario cuando dichos afectados se manifiestan son reprimidos por este gobierno al exigir sus derechos.

Los ciudadanos debemos tener claro que con las actuales reglas solo gana el pequeño grupo de interés que esta en el poder; lo que se da por lagunas legales y los mecanismos de presión que se le permite al ejecutivo para designar magistrados y otros funcionarios e influir en las decisiones de otros poderes del estado; ósea que mientras no se cambie esta realidad este pequeño grupo mantendrá secuestrada las riquezas que produce este país.

Esto quiere decir entonces que con las reglas del fascismo solo gana el fascismo.

Por ende es responsabilidad de los ciudadanos, pero sobre todo del movimiento popular organizar y dirigir un frente que combata estas injusticias, un frente que proponga las alternativas necesarias para poder contrarrestar estas desigualdades que permita construir una democracia participativa donde los ciudadanos propongan y discutan sus propuestas para resolver los problemas que lo agobian.

Todos los ciudadanos debemos estar alertas para participar en todos los llamados que en un futuro no muy lejano realice este frente, porque sentado en casa lamentándose por el alto costo de la vida no lograremos nada; manifestándonos y luchando en el terreno que haya que hacerlo es que lograremos mejores días para nosotros y nuestros descendientes.

Recuerden compañeros “LA PELEA ES PELEANDO”……..

---
Te podemos ayudar con: Marketing Digital, Diseño de Páginas Web, Diseño Corporativo, Posicionamiento SEO y SEM, Email Marketing, Gestión de Redes Sociales, Copywriting, Generación de contenidos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Es una realidad, necesitamos una constituyente originaria para cambiar las reglas del juego y con esto las desigualdades en la reparticion de las riquezas.