You are here: Home » Editorial » Editorial #15

Editorial #15

EDITORIAL N°15

“Caminamos hacia un estado de situación, lo cual debemos estar altamente preparados”

“Cuando la tormenta pase y se amansen los caminos y seamos sobrevivientes de un naufragio colectivo. Con el corazón lloroso y el destino bendecido nos sentiremos dichosos tan sólo por estar vivos” Mario Benedeti

Que verso tan humano y profundo de unas de las mentes más brillantes de nuestra América en medio de una pandemia global del covid-19, y que distante de aquel empresario que dijo “De nada va servir al país tener una población 100% sana, si se va a tener un país en bancarrota” que bárbaro este señor, es un salvaje y terrorista, éste uno de los tantos que dirigen corporaciones empresariales en nuestro país.

El magnate multimillonario Bill Gates manifestó “la economía es reversible la vida humana no” éste empresario multimillonario tiene un poco más humanidad que el anterior.

Sectores empresariales retrógrado, muy conservadores que están en camino de extinción, pero, por ahora aún siguen haciendo estragos en el país, son estos mismos sectores empresariales fundamentalistas neoliberales los que han estado llevando la economía del país, los que asesoran a gobiernos y el actual no escapa de estos.

Los trabajadores organizados somos responsables y objetivo frente a situación que vive el país y la economía nacional, sin embargo, observamos como políticas dirigidas desde el poder político, ideológico y económico pretenden que seamos los trabajadores que caguemos con la crisis sanitaria.

 Autoridades del Mitradel arguyen que pasada esta pandemia quedaremos con un desempleo arriba del 20% lo que acarrearía ampliar y profundizar la pobreza, la miseria el despojo y las desigualdades.

Por consiguiente, proponemos los siguientes:

1.     Garantizar y apoyar los puestos de trabajo, los ingresos, la  salud pública y vida digna, así como proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo.

2.     Contrarrestar las arremetidas del sector empresial y gubernamental contra los derechos de los trabajadores.

3.     Plan de rescate dirigido a la inversión pública y la participación del Estado recuperando accionariamente empresas estratégicas como las hidroeléctricas, minas, puertos, agro exportación, líneas aéreas y la agroindustria.

4.     Solicitamos mayor Inversión en tecnología, investigación, desarrollo e innovación.

5.     Retomar el tránsito hacia una economía mixta y multisectorial y de cooperativas que prevalezca la justica, el bienestar y el progreso social.

6.     Una política exterior independiente y autónoma,  de  no alineados, no intromisión en asuntos internos de otro Estado, con relaciones basadas en el multilateralismo, la paz, la cooperación, la interdependencia y el respeto mutuo.

7.     Garantizar la seguridad jurídica de los trabajadores, así como se vela por la seguridad jurídica empresarial. 

8.     Respeto y garantizar la libertad sindical, la negociación colectiva y el derecho a organizar sindicatos en todas las ramas de la actividad económica.

9.     Confiar y fortalecer el mecanismo de “diálogo social participativo”  como mecanismo de encontrar soluciones a la presente crisis sanitarias al igual, que de los graves problemas nacionales,   sin exclusión alguna.

10. Exigir que empresas transnacionales respeten y cumplan con las normas laborales nacionales, más privilegios no más leyes especiales.

11. Que los corruptos que sustrajeron recursos del Estado de forma indebida lo devuelvan y paguen ante la justicia.

12. Que los depósitos arriba de un millón paguen impuestos, cerrar todas las vías de evasión de impuestos que utilizan los multimillonarios como las fundaciones, la responsabilidad social empresarial, ayudas sociales humanitarias, entre otras.

13. Los que ganan menos de 3 mil sean excluidos del plan solidario y los de mayor salario sean los que aporten al fondo.

14. Que el Estado de un importe al pago de la cuota obrero-patronal de los trabajadores de cuenta propia (informales), para que tengan acceso a la seguridad social.

15. El gobierno nacional gestione y ofrezca una propuesta que garantice un “Plan de Retiro Voluntario” para todo el sector público par pensionados y jubilados que aún se encuentran laborando, dicho plan sea digno, consecuente y cónsono al costo de vida en el país.

16. Retomar y promover los “Comités de Salud” incorporando a la comunidad a organizarse a luchar por su bienestar colectivo, entre familia y comunidad, apoyado con los líderes comunitarios, cuyo objetivo es llevar sanidad a la población.

17. Jerarquizar como política de salud pública la Medicina  Preventiva, que evite y prevenga la enfermedad,  a su vez de promover y mantener la salud en las comunidades.

18. Solicitamos al gobierno central que condone el  pago de la deuda externa, y que ese dinero sea destinado a suplir las necesidades de salud, inyectar en la economía nacional y salvaguardar los empleos y el bienestar de la población.

19. Esta crisis del Covid-19 no es una lucha de un solo país, es una lucha global, por lo que solicitamos al Presidente de la República y a la Ministra de Salud, que por encima de todos y  el bienestar, la salud y la vida de la población panameña, solicite de manera solidaria la ayuda y el apoyo de médicos de la República de Cuba y de la República Popular China.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, considera que a raíz de la acumulación de crisis histórica en el sistema capitalista lo cual han optado por sobrevivir de diversas maneras y modelos económicos para salvar este modo de producción; esta pandemia global deja como consecuencia, que al capitalismo, su situación no le quedará igual, lo implica que debemos estar preparados para cualquier desenlace al favor del progreso social.

En nuestro país, se profundizará las luchas de clases y debemos estar consciente y preparados con nuestras ideas y propuestas, nos encaminamos a pasar  de un exclusivo  enfoque de economía de mercado hacia una economía más humana, solidaria, productiva y social como pivote central del desarrollo, sobre la base de un nuevo orden económico, social, político, cultural y social, lo que se traduce en la refundación de un nuevo Estado panameño, a través de una constituyente originaria. 

¡Venceremos!

11 de abril del 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.