Ecuador en la Mira de la Subversión Estadounidense

ecuadorLas acciones subversivas más recientes contra la Revolución Ciudadana en Ecuador, denunciadas por el presidente Rafael Correa, forman parte del entramado de operaciones previstas en documentos rectores del Pentágono y otras agencias federales norteamericanas.

Como señaló el mandatario, las entidades estadounidenses encargadas del espionaje y la subversión utilizan cuanto instrumento tienen a su disposición para tratar de desmontar los movimientos y gobiernos progresistas en el área.

Correa alertó del peligro de los factores que integran la Guerra de Cuarta Generación (G4G), un elemento más dentro del cuerpo de la doctrina militar de Washington desempolvado ahora con nuevos bríos para la subversión en ultramar.

El concepto fue descrito inicialmente en 1989 por William S. Lind, experto en temas militares, y desarrollado a finales del siglo XX por otros teóricos de la subversión y la contrainsurgencia.

Tras la llegada al poder de movimientos progresistas en Latinoamérica y el fracaso de la política de Washington en operaciones insurgentes en ultramar, esta concepción fue actualizada a partir del 2006 por especialistas del Pentágono.

La Junta de Jefes de Estado Mayor, máximo órgano de dirección operativa de las Fuerzas Armadas norteamericanas, define la G4G en su diccionario terminológico como “cualquier contienda en la que uno de los principales participantes no es un Estado, sino un actor no estatal”.

El texto añade que es un conflicto caracterizado por una delimitación muy vaga y difusa de las líneas que separan la guerra y la política, así como los soldados y la población civil, en el que tiene lugar un ataque directo contra la cultura del enemigo, una lucha psicológica altamente sofisticada.

La definición pone énfasis en la necesidad de manipular los medios de difusión y los procesos legales del país agredido, además de usar todo tipo de presiones políticas, económicas, sociales y militares, así como el apoyo financiero y el uso de tácticas de propaganda, terror y confusión.

Cuando las condiciones lo permiten, la máxima expresión de este tipo de guerra “es la actividad de bandas armadas que luchan contra el gobierno legalmente establecido, es decir, grupos guerrilleros, o simples piquetes de individuos que realizan sabotajes  y actos violentos…”.

El documento señala que el objetivo es “forzar al gobierno adversario a incrementar los recursos financieros y el número de las fuerzas que intentan establecer el orden a toda costa, lo que crea una espiral de violencia y anarquía hasta que el Estado se rinde o se retira”.

Por otra parte, resulta difícil señalar en qué momento se habla de la G4G y de otros métodos de subversión, porque en el campo de batalla de estas contiendas se usan las formas más idóneas para cada situación, según evidencian los documentos doctrinales.

La Circular de Entrenamiento TC-1801 de las Fuerzas de Operaciones Especiales, publicada en noviembre del 2010 bajo el título de La Guerra no Convencional (GNC), presenta una terminología con algunas diferencias de forma, aunque los objetivos esenciales son los mismos.

La TC-1801 define la GNC como “el conjunto de actividades dirigidas a desarrollar un movimiento de resistencia o insurgencia, con el fin de coaccionar, alterar o derrocar a un gobierno o tomar el poder mediante el empleo de una fuerza guerrillera, auxiliar y clandestina…”.

En la G4G, como en la Guerra No Convencional, desempeñan un papel clave las Operaciones de Información, diseñadas por el Pentágono para afectar los sistemas informativos del adversario y utilizar rumores que se expanden de forma amplia a fin de influir en la opinión pública.

Por estas y muchas otras causas tiene razón el mandatario ecuatoriano cuando señala que la G4G o cualquier variante subversiva similar, están entre los mayores peligros que enfrenta la Revolución Ciudadana que tiene lugar en ese país desde su llegada al poder en el 2007.

fuente: el Granma.

Reuniones virturales y video conferencias para sindicatos y centrales trabajadoras. ¡Contactanos! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.