Discurso de Jorge Mavrikos en la 105 Conferencia Internacional del Trabajo

El Secretario General de la FSM George Mavrikos se dirigió a la plenaria de la 105a CIT en Ginebra el 6 de junio 2016.

En su discurso hizo hincapié de la importancia de la solidaridad de los trabajadores en las luchas en todo el mundo, la importancia de la lucha de clase y de los preparativos para el 17o Congreso de la FSM.

Sigue el discurso del Secretario General:

Señoras y señores representantes de organizaciones sindicales del mundo,

En nombre de la Federación Sindical Mundial, quiero expresar nuestro internacionalismo con los trabajadores de Francia, quienes están organizando movilizaciones fuertes, masivas, contra las políticas anti laborales del gobierno de Francois Hollande. La ley promovida por el gobierno francés ataca los derechos conseguidos a través de las luchas obreras.

Extendimos nuestra solidaridad con el pueblo de Brasil, que está luchando contra las maniobras parlamentarias anti democráticas de la burguesía; sumamos nuestra voz a la voz del heroico pueblo palestino que sufre por la política israelí. Estamos al lado de los pueblos de Siria, de Venezuela, que están bajo el ataque de los imperialistas y del capital.

Hoy, en todos los países de la Unión Europea, los ataques de los gobiernos contra los trabajadores son generalizados. Esta política está planificada a nivel central, es una elección estratégica de la Unión Europea y los monopolios.

De hecho, estas estrategias tienen un objetivo: convertirnos en esclavos modernos. Esclavos sin derechos salariales, laborales, de seguridad social o democráticos.

Al mismo tiempo, la violencia del estado, la persecución del movimiento sindical y de los que están en la primera fila de las luchas, se está fortaleciendo.

En estos momentos que nosotros debatimos en Ginebra, luchadores y luchadoras de la Federación Sindical Mundial estan presas y presos por defender a la clase trabajadora.

En Colombia, el líder sindical Huber Ballesteros G lleva más de 3 años encarcelado. En Guatemala, Julia Amparo Lotán, vicepresidenta de la FSM está en prisión con falsas acusaciones. En Paraguay, Ruben Villalba, líder de los trabajadores agrarios, está encarcelado hace más de 4 años por organizar las luchas de su sector.

No vamos dejar a estos compañeros nuestros solos, ni por un momento, hasta que estén en libertad. La FSM está orgullosa de estos dirigentes y de su posición de lucha.

Además, otro problema central de la clase trabajadora hoy, y no solamente de los trabajadores Europeos, es la defensa de la vida de los inmigrantes y refugiados, quienes están tratado de salvar sus vidas, huyendo las zonas de guerra. La principal razón porqué de esta situación son las intervenciones imperialistas que buscan robar los recursos naturales y económicos de los pueblos.

Esta situación, de los millones de refugiados e inmigrantes, junto a las políticas antipopulares y antilaborales, está aprovechada por las fuerzas políticas xenófobas, racistas y neo-fascistas. El neo-fascismo vuelve a amenazar los pueblos.

Frente a esta situación, nadie tiene el lujo de cerrar sus ojos y oídos. Nadie tiene el lujo de preguntarse “Por quién doblan las campanas”. “Las campanas” doblan por todos y todas.

La Federación Sindical Mundial se prepara para su 17o Congreso Sindical Mundial del 5 al 8 de octubre, desarrolla una estrategia moderna, de lucha, unitaria, de clase, para dar la respuesta de los trabajadores junto al movimiento sindical clasista.

Les decimos a los gobiernos y las transnacionales: ¡ No permitiremos que nos conviertan en esclavos del siglo 21!.

Le decimos a la clase trabajadora mundial: unidos, con unidad de clase, como hermanos, fortaleceremos los sindicatos, fortaleceremos la participación juvenil en los sindicatos, con internacionalismo y solidaridad entre nosotros -nuestras armas-, podemos con éxito organizar nuestra defensa y nuestra ofensiva. Hasta la eliminación de la explotación del hombre por el hombre.

Gracias.

Autor entrada: Elías Murillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *