Derrotada la intransigencia anti democrática

untitledTodavía no esta claro cual de los bando sera el vencedor en el prolongado conflicto que sostienen  nuestros docentes con el ministerio de educación.  Y digo que no esta claro el posible vencedor de la actual confrontación, puesto que pese a que fue derogado el polémico e inconsulto decreto, ninguna de las organizaciones magisterial del país -que son  demasiadas para mi gusto- han logrado transmitir con claridad el fondo del conflicto actual con la señora ministra Lucinda Molinar.

A diferencia de lo que muchos  creen, soy del criterio de que las disimiles posturas de los  17 o 27 gremios de maestros y profesores que se reconocen en el país, han permitido desentrañar el verdadero carácter antidemocrático e intransigente de la actual cúpula ministerial, aunque esto no este tan claro en el consciente de la mayoría de la población.  Mientras un grupo defendió la oposición al mencionado decreto desde la medida de Huelga militante, otros en la mesa de dialogo casi sin contra parte señalaban su oposición al decreto y la falta de compromiso real del ministerio con este método.

En una conversación con la dirigente de uno de los gremios que aun permanece sentados en la mesa de dialogo, me transmitió su desacuerdo  con el mencionado decreto ya derogado y el porque este se convirtió en el detonante del conflicto.   Según esta dirigente -cuyo nombre no he de mencionar para evitarle la persecución que hoy estoy seguro desataran los gendarmes ministeriales- el problema es que la ministra promulgo el mismo fuera de este espacio de concertación.  ¡Bingo!  He allí el problema de fondo del conflicto …el  desprecio supremo, la arrogancia irrespetuosa  y el lenguaje ponzoñoso y  descalificador de la señora ministra y del minúsculo grupo de supuestos sabios de la enseñanza atrincherados en el ministerio que cada día viven aislados del país real, para alucinar en el país de las maravillas de Lucinda.

Han pretendido variar aspectos fundamentales no solo de metodología, si no también aspectos filosóficos conceptuales de nuestro modelo de enseñanza, al margen de los actores principales del sistemas ¡Que absurda arrogancia!  Bueno al final se estrellan con la realidad que no es otra que aquella en que no todos estemos de acuerdo con tal o cual método de lucha o gremio docente, nadie, absolutamente nadie defiende ya el discurso arrogante y antidemocrático de la cupulita ministerial.   Otra tarea para el movimiento popular exigirle a cualquier otro futuro gobierno, barrer con todas y todos los que por interés o conveniencia apoyaron a doña Lucinda y a la exclusión como método de gobierno, escudándose tras un manto de sabios con derecho a decir por nosotros, sin nosotros.

Lorenzo Bayano

---
Que la información llegue a tus bases. Email Marketing Sindical ¡Consultanos hoy mismo! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.