You are here: Home » Noti-Rapidas » ¿Democracia? …¿Cómo la desea el Señor?. por Elías Murillo

¿Democracia? …¿Cómo la desea el Señor?. por Elías Murillo

Desde tiempos inmemoriales se viene hablando de: la Democracia, veamos su definición La democracia (del latín tardío democrat?a, y este del griego ?????????? d?mokratía)1? es una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la ciudadanía. En sentido estricto, la democracia es una forma de organización del Estado en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen conforme a mecanismos contractuales.  Tomado de Wikipedia

Sin embargo la definición etimológica es la siguiente: del  término posiblemente sea mucho más compleja. El término «demos» parece haber sido un neologismo derivado de la fusión de las palabras demiurgos (demiurgi) y geomoros (geomori).4? El historiador Plutarco señalaba que los geomoros y demiurgos, eran junto a los eupátridas, las tres clases en las que Teseo dividió a la población libre del Ática (adicionalmente la población estaba integrada también por los metecos, esclavos y las mujeres). Los eupátridas eran los nobles, los demiurgos eran los artesanos, y los geomoros eran los campesinos. Estos dos últimos grupos, «en creciente oposición a la nobleza, formaron el demos».5? Textualmente entonces, «democracia» significaría, siempre según Plutarco, el «gobierno de los artesanos y campesinos», excluyendo del mismo expresamente a los esclavos y a los nobles.

Tenemos pues una contradicción con el planteamiento que tenemos como definición escolar y la definición que nos debe servir para la vida diaria.

Democracia de los artesanos y los campesinos, regresar al origen y sacarle de la mano el Gobierno de los Ladrones que nos dijeron y “convencieron” que no sabíamos hacerlo, los que gritaron y pusieron las escuelas y sus medios de comunicación y de instrucción para hacer que nosotros tomáramos la decisión de entregar voluntariamente nuestros Derechos y se los entregáramos a ellos como un valor cedido a perpetuidad y por eso es que nos cuesta recuperar nuestro Derecho.

Democracia de los artesanos y los campesinos, regresar al origen y entreguémosle a su legítimo dueño la posibilidad de hacer sus propias leyes,  de perseguir con leyes creadas por los legítimos dueños de los recursos , los que si pagan Impuesto Sobre la Renta, los que si pagan los impuestos y los que por supuesto sus hijos van a escuelas rancho o escuelas que alguien de muy arriba les ha robado su recurso.

Pero te dirán que tu realmente No eres “Campesino”: Todos los que trabajan para la tierra, con la Tierra o por la Tierra son los “campesinos” de ayer. 

Pero te dirán también que tu realmente No eres “Artesano” pero hoy los Artesanos somos los creadores en las ciudades o campos de nuevas actividades, y de las tradicionales. Los constructores, los electricistas, los Ingenieros, las enfermeras , los arquitectos, son los artesanos de hoy, aunque hoy te dicen que el ser Arquitecto, es un título nuevo y especial,

Pero la artesanía y por lo tanto el creador, el artesano,  es un objeto totalmente cultural, ya que tiene la particularidad de variar dependiendo del contexto social, el paisaje, el clima y la historia del lugar donde se realiza y al tratarla de esta manera No seremos sorprendidos con medias tintas no con discursos ambivalentes que tratan es sacar del contexto elementos para confundir a la población y arrebatarles sus conquistas, haciéndoles ver en la lejanía del tiempo que esas fueron regalos o  .

Levantémonos y salgamos de la pasividad del “hacer movilizaciones por redes sociales”, dejemos que ellas nos ayuden, las redes son un instrumento, no el fin. Expresemos nuestro disgusto por barrio, por calle, por corregimiento, por distrito y después la nacional. Pero debemos saber con claridad los elementos que son “Nuestros derechos” y no se los daremos a nadie más nunca.

No le sirvamos el plato fuerte a nadie más. ¡Porque ellos, los señorones, saben como lo quieren!

¡Con el sudor y sangre de nuestros hijos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.