Defendamos a la Caja de Seguro Social

Nuevamente en Panamá el gobierno de turno de Juan Carlos Varela,  iniciará una reforma a la Caja de Seguro Social, ya en el 2005 se realizo una de tantas y que al final concluyó guillotinando a la clase obrera con el aumento de la cuota obrero-patronal, concesiones de algunas atenciones primarias a los asegurados y la eliminación de la solidaridad, algo fundamental para la sostenibilidad de las jubilaciones por generaciones.

Hoy, la excusa es que ya definitivamente el dinero que sostiene a las jubilaciones no resiste más, dado por los cambios realizados a pilares individuales que afecta directamente al pagó de las jubilaciones que existen, porque no hay entradas o sostenibilidad para ellos.

También tenemos que señalar las exoneraciones que por años cada gobierno ha venido realizando a los empresarios inescrupulosos que no pagan la cuota obrero-patronal, sin importarles como el obrero pueda tener una jubilación digna. Los gobiernos al igual no pagan las cuotas de los funcionarios de todas las entidades, lesionando gravemente la economía de la Caja de Seguro Social en los tres programas que mantiene la entidad como lo son: Invalidez, Vejes y Muerte (IVM), Riesgos Profesionales y Maternidad.

Y eso no es todo, el gran recaudo que ha sostenido la Caja de Seguro Social con los trabajadores de las empresas privadas, los gobernantes corruptos se han sustraído de una forma u otra estos dineros, con engaños, manifestando la realización de hospitales, clínicas y policlínicas, que al final solo era sustraerse las divisas de esta entidad, para sus bolsillos.

Las políticas internacionales, también han influido a los cambios y aumentos a la edad de jubilación y a la privatización de este servicio de salud; el neoliberalismo como modelo en el sistema capitalista, no tiene otro recurso más que eliminar las empresas o entidades públicas que sostienen a la población en ayudas sociales y de allí los gobiernos locales comercializan para la venta y preventa de el o los servicios públicos, que mantiene cada país.

Nos toca ahora, como trabajadores a lograr que esto no ocurra en la Caja de Seguro Social, ni que se aumente la cuota obrero-patronal, es más exigimos los pagos a la mora que mantienen a la entidad las Empresas Privadas y los Gobiernos de turno desde décadas y los compromisos que estos últimos obtuvieron para la sostenibilidad económica de la institución, cambiar el modelo existente de pilares a solidaridad para que las jubilaciones de todos los trabajadores del país se mantengan, realizar transformaciones en las compras de medicamentos, herramientas y equipos para el buen funcionamiento de la institución, ya que se lesiona el servicio de atención de salud del asegurado.

Ya esta bueno, de tantas apelaciones en las concesiones o compras, en donde las Empresas, solo buscan su beneficio y no él de los verdaderos dueños que somos nosotros, la clase obrera.

El gobierno actual, de seguir empeñado en aumentar la edad, la cuota y de no hacer los cambios necesarios para el buen funcionamiento de la institución, nos veremos obligados a salir a las calles a protestar y a defender a la entidad y nuestro futuro, por el bien de nuestras generaciones venideras y no descartamos un diálogo con propuestas concretas y coherentes para salvaguardar la economía y la funcionalidad de esta institución, el cual nos quieren arrebatar con un plumazo y no lo vamos a permitir.

¡Por el derecho a la Salud y a una Jubilación digna, dile no a la Privatización de la Caja de Seguro Social!

por: REMO..

 

---
Te podemos ayudar con: Marketing Digital, Diseño de Páginas Web, Diseño Corporativo, Posicionamiento SEO y SEM, Email Marketing, Gestión de Redes Sociales, Copywriting, Generación de contenidos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.