Declaración de la Izquierda de Panamá

PDF Embedder requires a url attribute

Las parlamentarias y los parlamentarios de Izquierda de América Latina y el Caribe y Europa reunidos en el contexto de la Duodécima Sesión Plenaria de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EUROLAT), en Panamá el 12 y 13 de diciembre de 201 9: l. Condenamos la ofensiva imperialista en América Latina y el modo en que se ha recrudecido la injerencia del gobierno de los Estados Unidos y sus aliados en los asuntos internos de los pueblos latinoamericanos y caribeños persiguiendo el objetivo del control geoestratégico de la región y la apropiación de los recursos naturales; así como la revitalización de la doctrina Monroe y el Plan Cóndor, y los consiguientes atentados a la democracia y los derechos humanos. 2. Repudiamos la violenta represión como respuesta a los levantamientos populares que reivindican legitimas aspiraciones en varios países, entre ellos Chile, Colombia, Honduras y Haití; así como la desaparición de dirigentes políticos y la violencia desatada contra jóvenes chilenos que perdieron sus ojos luego de ser atacados por carabineros. 3. Condenamos el golpe cívico, militar y policial perpetrado en Bolivia que quebró el orden constitucional y democrático. Demandamos una urgente investigación internacional de los hechos sangrientos, masacres y violación de derechos humanos, promovidos por el actual gobierno ilegitimo e ilegal y exigimos la sanción de los responsables. Así mismo Exigimos las garantías para el funcionamiento de la asamblea legislativa plurinacional. 4. Ratificamos la condena a la guerra no convencional, liderada por el gobierno de Estados Unidos contra el pueblo de Venezuela. Nos oponemos al bloqueo y la guerra económica que ha generado un fenómeno migratorio objeto de manipulación y descontextualización. Reconocemos la unidad cívico militar del gobierno que encabeza el presidente legítimo Nicolás Maduro, y saludamos el diálogo que ha impulsado con la oposición. 5. Denunciamos el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra el pueblo de Cuba, la imposición de normas extraterritoriales y la persecución económico-financiera de la administración Trump, que desconoce la voluntad de la inmensa mayoría de los Estados expresada reiteradamente en Naciones Unidas desde hace casi tres décadas. De igual modo reconocemos la resistencia y unidad del pueblo cubano y condenamos el empleo de mercenarios con la intención de subvertir el sistema político, económico y social con la complicidad de lacayos y consorcios mediáticos al servicio del Imperio. 1 6. Nos solidarizamos con los perseguidos, asilados y presos políticos de Ecuador, acusados injustamente debido a las manifestaciones de octubre. Exhortamos al Estado ecuatoriano a que precautele los derechos políticos de Paola Pabón, Prefecta de Pichincha, electa democráticamente. Exigimos su liberación como al ex-asambleísta Virgilio Hernández. Expresamos nuestro respaldo al Estado mexicano en la toma de sus decisiones soberanas al otorgar asilo político en su embajada de Ecuador a las asambleístas Gabriela Rivadeneira, Soledad Buendía, Carlos Viteri, Luis Molina y a los ex consejeros de participación ciudadana Tania Paucar y Edwin Jarrín. Denunciamos las sanciones contra los funcionarios del Gobierno y pueblo de Nicaragua y el acoso de EEUU así como las constantes acciones de grupos desestabilizadores patrocinados por el imperio para interrumpir la Paz del pueblo de Nicaragua. Felicitamos al presidente Ortega por el sostenimiento de la Paz, la institucionalidad, la defensa a la soberanía, el fortalecimiento de los programas sociales y la estabilidad de la Economía. 8. Las acciones, omisiones y discursos de Bolsonaro y sus ministros crearon un ambiente de odio, incitación al genocidio de las minorías, violación de los derechos humanos y estímulo para desmantelar las políticas de protección social y ambiental. La retirada de los derechos de los trabajadores y los mecanismos de protección social complementan un marco en el que la democracia en Brasil está en riesgo, con repercusiones que pueden extenderse a todo el continente. Una situación tan grave que el Presidente y su gobierno fueron denunciados en la Corte Penal Internacional por crímenes contra la humanidad. 9. Saludamos con mucho gusto la mirada de México hacia el sur y reconocemos sus posturas diplomáticas, libres y soberanas respecto al asilo del compañero Evo Morales, así como con sus posturas solidarias con nuestros compañero perseguidos en otras partes del continente. Reconocemos su esfuerzo por fortalecer el triángulo norte de Centroamérica, a través del Plan de Desarrollo Integral, con la finalidad de disminuir la desigualdad y evitar que nuestros hermanos tengan que migrar. IO. Saludamos con beneplácito a las nuevas autoridades de la República Argentina, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, convencidos de que su gobierno constituye una esperanza para nuestros pueblos en la búsqueda de mejor democracia, respeto a los derechos humanos y consolidación de nuestra integración regional. Les deseamos éxitos en el esfuerzo por sacar a Argentina de la tragedia económica, social e institucional en la que cayó producto del neoliberalismo. I I . Lamentamos profundamente la pérdida de las elecciones presidenciales por parte del Frente Amplio de Uruguay en Noviembre de 2019. Uruguay se incorporara así a un conjunto de países latinoamericanos y europeos que integran el club de los países con gobiernos impopulares y neoliberales, con una agenda de ajuste estructural de su economía y de claro sesgo conservador y retrógrado. En esta nueva realidad política, a través del nuevo gobierno, se intentará modificar profundamente los logros políticos, económicos y sociales de los últimos 15 años, lo que llevará a un retroceso sin precedentes en ese país. 2 12. Es sumamente necesario e imprescindible en esta realidad, la unidad política y social para resistir el avance conservador y él retroceso político, económico y social y construir una alternativa. Entendemos que la migracion es hoy un problema global que tiene como causa las políticas de agression y explotacion del imperialismo, que llevan a dezenas de millones de seres humanos a huir de la guerra, del hambre y de las violencias varias. 13. Condenamos la política criminal y xenófoba de la UE de la migración y en concreto en el Mediterráneo al desmontar y criminalizar los esquemas de rescate, por la militarización de las fronteras y la represión a migrantes, refugiados, la subcontratación que hace la UE de terceros países para el control de los refugiados que huyen de la desestabilización regional y las guerras que Europa y EEUU han impulsado; 14. Rechazamos la securitarización y militarización de la Unión Europea que constituye una ofensiva en contra las liberdades de los pueblos europeos y una amenaza a La Paz. Deploramos los intentos de tornar la UE como el pilar europeo de la OTAN 15. Exigimos a los EEUU, la UE y sus Estados miembros a acabar con sus políticas injerencistas en América Latina y el Caribe así como en Oriente Medio, el Norte de África; 16. Denunciamos el impulso de una paranoia global sobre “desinformación” que al final no cuestiona las causas y la concentración de los medios de comunicación y redes sociales en monopolios controlados por el capital de EEUU y Europa, y que tiene como objetivo la persecución contra medios que no comulgan con el relato dominante occidental, que supone un ataque al derecho de los pueblos a informarse libremente; 17. Mostramos nuestra preocupación y condena ante el crecimiento de movimientos fascistas, racistas y xenófobos y partidos de extrema derecha en los países europeos y de Latino America, que resultan de las políticas de austeridad, recortes y empobrecimiento, con el apoyo del imperialismo norteamericano y sus aliados en América Latina. Denunciamos al fascismo y a la extrema derecha como un instrumento del capitalismo para mantener el dominio de los monopolios. 18. Rechazamos la firma y la negociación de tratados comerciales internacionales de libre comercio, basados en relaciones desiguales entre las partes, que profundicen la liberalización de la economía, la privatización de servicios públicos y la desprotección de los trabajadores y del medioambiente, priorizando el beneficio privado a la soberanía de los pueblos y la democracia. 19. Denunciamos las políticas neoliberales que en América Latina, el Caribe y Europa están incrementando brutalmente las desigualdades sociales y de género, el desempleo, la pobreza, el empleo precario y la explotación laboral y sus efectos. Reiteramos nuestro compromiso para acabar con el modelo neoliberal; 20. Afirmamos que el capitalismo no es verde, y que el combate a las alteraciones climáticas exige cambios profundos del modelo político y económico, que determine, entre otros, el fin del mercado de carbono, el control publico del sector energético, el cambio del modelo productivo y la promoción de la producción y consumo local, garantizando la soberanía alimentaria y el 3 derecho a la tierra de todos los pueblos del mundo y una forma de relacionarnos más respetuosa con el medio ambiente. 21. Reforzamos la importancia de afirmar y promover modelos alternativos de integración, en América Latina y Caribe como en Europa, que se basen en el respecto por la independencia y soberanía de los pueblos, en la construcción de relaciones mutuamente ventajosas con los países en condiciones de iguales derechos, el respecto por la democracia, por establecimiento de relaciones de amistad que promoverán la Paz. Valoramos y entendemos necesario fortalecer los ejemplos de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), MERCOSUR, o la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), 22. Concluimos que, en Toda América Latina, el Caribe y Europa, debemos impulsar la más amplia y sólida un ad, c laboración y cooperación de la fuerzas de izquierda;

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.