Debemos ser ejemplo ante la sociedad.

Los hechos acontecidos en Minera Panamá, son bochornosos para el sindicalismo panameño, los cuales deben ser ejemplo de lucha para el mundo.

El disputarse a los obreros es como verse luchar por el dinero, para obtener más en las arcas; el anarcosindicalismo, el canibalismo y el amarillismo sindical, son cosas que debemos de erradicar en las organizaciones, ya que esto son situaciones propiamente personales de los que dirigen a las organizaciones.

Los trabajadores desean mejores condiciones para obtener un trabajo digno y una vida prospera con un futuro prometedor.

Las empresas transnacionales vienen a despojarnos de todo y a explotar al recurso humano que somos nosotros los trabajadores.

Ante estas situaciones que ocurren en violación fragante al derecho laboral y humano, todos en conjuntos debemos unirnos y no utilizar métodos anti humanos, porque al final de cuentas favorecemos a los intereses empresariales y propios del Sistema Capitalista.

El diálogo entre las organizaciones sindicales debe existir y no al estilo vil de los gánster, eso denigra al sindicalismo y favorece a los medios de comunicación y al empresariado para seguir destruyendo, lo poco que sea venido construyendo.

No le hagamos el juego a los gobernantes y a la patronal, exijamos nuestros derechos de forma pacífica y consciente sobre lo que acontece y denunciemos las situaciones que infringe en el derecho de los trabajadores.

La libertad sindical es un derecho humano, no sometamos a los trabajadores a una exigencia personal a quien debe pertenecer, es soberanía propia decidir a quién afiliarse.

¡Basta de luchar entre la clase obrera!
La unidad es la esencia para erradicar todo mal…

Fernando Rangel.

 

Hablemos de… Marketing Sindical www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. en estas divergencias sindicales prima la necesidad de crear un espacio para que se diriman dichas diferencia, un espacio que debe darse la clase obrera, la formación de una Mediación Intersindical y buscar entre la clase una solución. No permitamos que nuestros conflictos los dirima el Ministerio de trabajo, la Cámara de comercio, el APEDE y los medios masivos de comunicación al servicio de la patronal y de los gobiernos de turno.