Comunicado al País “Acerca del “MEDICSOL”

Desde décadas el pueblo panameño viene sufriendo el desabastecimiento sistemático de los medicamentos trayendo como consecuencia la insatisfacción y disgusto permanente de los asegurados y no asegurados.

La Caja de Seguro Social,  trabaja en base a un cuadro básico que es confeccionado y revisado periódicamente por profesionales de la salud tanto en esta institución como por parte del Ministerio de Salud. Este cuadro se elabora con nombres genéricos y no con nombre comerciales ya que cada fabricante les coloca el nombre que ellos desean, llegando el caso que un medicamento llega a tener 10 nombres distintos y tienen el mismo contenido molecular  genérico.

El desabastecimiento no se da por falta de dinero, sino  por un  sistema de compras del MINSA y CSS que les tienden el espacio a las trasnacionales farmacéuticas y a las distribuidoras de medicamentos quienes manipulan las compras y atrasarlas a través de prórrogas o pleitos entre las mismas distribuidoras  por ganarse las licitaciones millonarias de ambas instituciones.

Los verdaderos culpables de este desabastecimiento son  las mafias que manejan las cadenas de distribución de medicamentos en el país con la complicidad de algunos profesionales de la salud, en fin mercaderes de la salud del pueblo panameño.

En el fondo del asunto va galopante el neoliberalismo, la línea del Sistema Capitalista enfilada a la privatización, esto no se debe perder de vista ya que los medios de comunicación ponderan más lo malo, sin valorar lo importante que es la CSS para el pueblo panameño.

La Junta Directiva de la Caja de Seguro Social, aprobó un sistema, un plan piloto para resolver la inexistencia de algunos medicamentos, pero la Mesa Técnica nombrada por la Presidencia de la República para hacer un estudio de la situación, no pasó de mantener la explotación que se hace descaradamente del MINSA  y de la CSS por parte de las Transnacionales farmacéuticas y las Distribuidoras en nuestro país, o sea mantener el statu que, que de no tocar los intereses de los millonarios  de este sector, que lucraron y siguen lucrando antes y durante la pandemia.

Para fortalecer más a éstas le ofrecen el llamado Plan MEDICSOL, que es llevar más ganancias a los empresarios comprando las medicinas con precios de las farmacias, imagínense según datos

Las instituciones lograron rebajas en las compras de Amlodipina de 0.35 cada tableta a B/0.05, ustedes creen  que con MEDICSOL alguna farmacia le venderán a la CSS a ese precio, jamás; los precios oscilan entre 0.70 y 0 .53.   Sigue el negocio, sigue la corrupción!

El plan MEDICSOL, es un plan piloto que según el Gobierno se irá ampliando según el desabastecimiento, hasta ahora cubre medicamentos  antihipertensivos y para el colesterol, también  abarca a un grupo de farmacias y supermercados encargados de entregar los medicamentos cuyo costo lo cubrirá la Caja de Seguro Social, bajo el programa de enfermedad y maternidad y no el Gobierno Central como indirectamente hace en su publicidad engañosa, lo que pondría en riesgos las finanzas del programa, hacia una posible quiebra financiera.

Tenemos que tener memoria, este plan fue implementado por el Gobierno de Torrijos con las famosas recetas subrogadas y abarcaba todos los medicamentos agotados, este plan fracasó por los impagos de la CSS a la farmacias privadas, la corrupción generalizada, la participación de algunos asegurados de sacar medicamentos de la CSS y venderlas en las farmacias, así también la alteración de la facturación entregando el producto más económico y colocando en factura el más caro.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá,  (CNTP) exige al Gobierno Nacional  una política de Estado para resolver el problema de fondo en la Caja Seguro Social,  que pueda  comprar sus medicamentos en el campo internacional sin intermediarios, que contrate los servicios de los laboratorios farmacéuticos nacionales directamente y ayude al fomento del empleo en este sector industrial, hay capacidad nacional para ello, igual que la CSS reactive sus laboratorios de producción farmacéuticos.

Es necesario poner un tope a las ganancias a la empresa privada, hasta cuándo tanto robo descarado. Los descuentos se han popularizado con compras selectivas con el 25% a 50%  lo que demuestra, es que si se pueden rebajar los medicamentos, pero solo piensan en sus bolsillos y seguir lucrando a costilla del pueblo.

Seguiremos luchando contra la privatización y todo lo que afecte a nuestra población, seguiremos fortaleciendo la UNIDAD para lograrlo y salvar la Caja de Seguro Social de las aves de rapiña que pululan.

 Dado en ciudad  de Panamá a los 4 días del mes de julio de 2022

---
Campañas de Sindicalismo para no sindicalistas. Marketing Sindical www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.