Comunicado a los Trabajadores y Trabajadoras, 1 de mayo

Día Internacional de los Trabajadores

CENTRAL NACIONAL DE  TRABAJADORES DE PANAMÁ.

DSC08861Hoy 1 de mayo de 2013 la clase obrera internacional y nacional conmemoramos el 127 aniversario, su celebración se debe en que esa fecha del 1 de Mayo de 1886, en Chicago, la clase obrera usando su única forma de defensa y de exigir sus derechos, que es su capacidad de organizase, convoca una huelga general para reivindicar una jornada laboral de ocho horas diarias de trabajo, cuando lo habitual en aquellos años es que las jornadas durasen entre doce, catorce y hasta diez y seis horas.

Luego de la contundente participación progresiva de la clase obrera norteamericana, en esos aciagos días, los sectores atrasados de la clase empresarial desencadenan una inmensa ola de persecución, represión y masacre, de sus dirigentes; donde fueron ajusticiados, asesinados y perseguidos centenares de líderes sindicales.

En 1889 la Internacional Socialista reivindicó la jornada de ocho horas para todos los obreros del mundo mediante una gran manifestación en todos los países en honor a los Mártires de Chicago.

En la actualidad, los países del mundo celebran el Primero de Mayo como el origen del movimiento obrero.

Curiosamente, en Estados Unidos no se celebra el Día del Trabajador. En su lugar celebran el Labor Day el primer lunes de cada septiembre; cuyo objetivo es el de castrar a su clase obrera de su historia, para evitar el desarrollo de su consciencia social.

La gesta heroica y valiente de aquellos obreros de Chicago que reivindicaban la jornada de 8 horas de trabajo, mejores condiciones de trabajo, salarios justos, derecho al descaso; sin embargo, la respuesta fue la represión, la cárcel y la muerte en la horca, hoy son nuestros mártires que nos inspiran por el camino de la emancipación de clase.

Son ahorcados: Albert Parsons (periodista), George Engel (tipógrafo), Adolf Fischer (periodista), August Vincent Theodore Spies (periodista), Louis Lingg (carpintero). Y son condenados a cadena perpetua a: Samuel Fielden (obrero textil), Michael Schwab (tipógrafo). Spies, en el instante antes de ser ahorcado grita y sentencia:”la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora”.

Un siglo después estos mismos problemas los seguimos enfrentando, el capitalismo ha sido incapaz de resolverlos, por el contrario los ha agravado con su política neoliberal, imponiendo leyes que repriman las protestas sociales y con ellas hacen sentir su repugnancia hacia las organizaciones sindicales, a las normas laborales y a los derechos sociales, económicos de los trabajadores. Las jornadas de 14 y 16 horas se han vuelto a restablecer, en la medida en que no hay forma de mantener con mínimos niveles de decencia a la familia si no se hacen dobles turnos o se trabaja medios tiempos en otras empresas.

La represión, la persecución y el asesinato, ha sido la conducta de siempre de los sectores reaccionarios cuando las distintas organizaciones sindicales y gremiales exigen sus justas reclamaciones reivindicativas.

Lamentamos y compartimos el profundo dolor por la partida de Hugo Chávez Frías, renovador de la esperanza revolucionaria en el mundo. Felicitamos a la clase trabajadora venezolana, la cual escogió recientemente a un obrero, Nicolas Maduro, como presidente de la República Bolivariana de Venezuela; demostrando con esto que somos capaces de gobernar. La clase obrera con el conjunto de fuerzas sociales, patrióticas, progresistas, revolucionarias y antiimperialistas caminamos en el proceso de construcción de la Unidad Latinoamericana y Caribeña impulsando la UNASUR, CELAC, ALBA, Petrocaribe y el Sistema Unitario de Compensación Regional (SUCRE).

Los trabajadores y trabajadoras de mi patria, luchamos y nos organizamos por alcanzar mayor felicidad social y económica del pueblo, trascendiendo del actual modelo capitalista de desarrollo caracterizado por la corrupción y la especulación, por uno que pondere la real redistribución de la riqueza fundamentalmente la que proviene del Canal de Panamá, priorizando la atención a las necesidades sociales; bajo el sustento de un nuevo Estado social y democrático de derecho y justicia que garantice la plena satisfacción de las necesidades básicas para la vida de nuestro pueblo.

En consecuencia, la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (C.N.T.P.), tiene la obligación moral y revolucionaria de atender los problemas que afectan a los trabajadores y a la población en general.

Esos problemas que perturban a la población como lo es el alto costo de vida cuya canasta básica ya no se puede alcanzar, los bajos salarios que impiden que los conciudadanos satisfagan sus necesidades sociales, culturales y recreativas, el transporte público del Metro Bus cuya indignación por el servicio que presta, sentimos que es un negociado para unos cuantos mafiosos, una educación totalmente estancada que no da visos de estar a la altura a los tiempos de la revolución científico-técnica, por el contrario pondera satisfacer intereses de la educación privada nacional y transnacional, la salud que peligra su modelo público al quererlo reemplazar por uno público-privado que no es más que abrir las puertas a la privatización de los servicios, tercerizando los mismos.

La falta de una política de Estado que asegure la producción alimentaria no se está dando porque se impone los criterios de los comerciantes importadores, es inaceptable la carencia del agua potable, familias que aún viven en precarias condiciones de salubridad, muchas familias no cuentan con vivienda y menos digna, observamos con mucha preocupación como se ha precarizado el trabajo, trabajadores que no cuentan con protección social y salarios pactados al antojo del patrono y los empresarios en contubernio con su gobierno neoliberal arremete contra la libertad sindical, desatando una persecución contra las dirigencias sindicales.

Por ello, nuestra Central sigue trabajando por la Unidad de los sectores comprometidos en cambiar el actual orden de cosas, por una Patria verdaderamente independiente y soberana en la que podamos dirigir nuestra

política exterior los propios panameños y no el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Reivindicamos en estos momentos históricos que vivimos, la mejora salarial y por ello exigimos el aumento general de salarios, la devolución de seis partidas del XIII mes adeudado a los trabajadores del sector público, mismo que debe ser entregado en efectivo y no con títulos prestacionales como pretenden hacerlo, establecer una verdadera estrategias que frene la especulación de los precios de la canasta básica.

Avanzar hacia el Consejo Nacional de Salarios donde analicemos y lo ajustemos integralmente y no solo el mínimo, importante tomar en cuenta la integración de las organizaciones sindicales donde podamos coincidir en el Congreso de Trabajadores de Panamá, como verdadera entidad de debates, propuestas, militancia, de compromiso revolucionario y patriótico, lo cual refleje la consolidación del proceso unitario que está gestando el movimiento sindical panameño.

Vamos hacia la construcción de un gran movimiento nacional para rescatar a Panamá, en la que le demandamos al pueblo panameño y a los trabajadores en particular que nos acompañe en un solo haz de voluntades para lograr las grandes transformaciones estructurales que este pueblo requiere, vamos a encontrar a ese Panamá que queremos y no el Panamá que siempre nos han dado.

 

¡Viva el 1 de mayo, día Internacional de los trabajadores!

¡Por la Unidad del movimiento sindical con el resto del movimiento social!

¡Viva la CNTP!

¡Hasta la victoria siempre!

Consejo Directivo Nacional (CDN) CNTP

---
Te podemos ayudar con: Marketing Digital, Diseño de Páginas Web, Diseño Corporativo, Posicionamiento SEO y SEM, Email Marketing, Gestión de Redes Sociales, Copywriting, Generación de contenidos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.