Carta de ULIP a la Asamblea de Diputados

Honorable Diputado

Héctor Aparicio

Presidente

Asamblea de Diputados

E.             S.                D.

 

Honorable Señor Presidente:

La Unidad de Lucha Integral del Pueblo-ULIP- frente social de lucha integrada por organizaciones de trabajadores como el Sindicato de la Coca Cola, la Federación Auténtica de Trabajadores, FAT, educadores, como la Asociación de Educadores Veragüenses, AEVE, partidos políticos de carácter popular como el Partido Alternativa Popular , PAP, el Partido del Pueblo de Panamá, PPP, organizaciones estudiantiles universitarias, empleados públicos y otros sectores de la sociedad panameña, así como distinguidas personalidades de nuestro país, concurrimos a su persona y por su conducto al Órgano Legislativo que Usted preside, para expresar formalmente nuestra disposición e interés en participar en los debates sobre las reformas electorales, tema que consideramos de vital importancia para el pueblo panameño.

En un estado democrático y de derecho, la soberanía popular es ejercida por el pueblo que es a quien le pertenece. Los gobiernos son electos en torneos electorales democráticos y transparentes para ejercer la voluntad del pueblo quien es el único y verdadero dueño del poder público. Una de las características de la democracia, es que se permite la organización de los trabajadores por medio de sindicatos para la defensa de sus intereses, además de la existencia legal de partidos políticos de la clase obrera y de otras expresiones del pensamiento político del movimiento popular. Recordemos que la Constitución Política de Panamá, en su artículo 138 señala que los partidos políticos representan el pluralismo ideológico del país.

Lamentablemente esa  no es la realidad de Panamá, donde una sola clase social ha gobernado, negándoles la oportunidad a los obreros, campesinos e intelectuales, al pueblo, la oportunidad de dirigir los destinos del país.

Las reformas electorales en esta ocasión no deben ni pueden ser cosméticas, deben ir al problema de fondo, la ausencia de una verdadera democracia que permita al electorado escoger propuestas y candidatos que representen los verdaderos intereses de las grandes mayorías del país. En Panamá no hay democracia, por lo que exigimos una democracia popular, incluyente y participativa. Hasta el momento, las discusiones de las reformas electorales no han logrado concitar la participación de los sectores verdaderamente interesados, porque en primera instancia, la Asamblea de Diputados no goza de credibilidad por la  forma antidemocrática de aprobar leyes en contra del pueblo. El desarrollo de los debates sobre las reformas electorales, ha corroborado esa percepción del pueblo panameño.

La Discusión en la Comisión de Gobierno, se caracterizó por el irrespeto a la ciudadanía que deseaba participar. Convocaban a una hora determinada e iniciaban las sesiones, mucho tiempo después; en algunas ocasiones anunciaron que no sesionarían, por lo que los pocos participantes optaban por retirarse y luego en las noticias, se informaba que dicha comisión había sesionado.

Señor Presidente, la democracia se basa en el respeto de los gobernantes hacia los gobernados. La Comisión de Gobierno ha ignorado por completo los acuerdos alcanzados por la Comisión Nacional de Reformas Electorales en temas trascendentales para la democracia  panameña y por el contrario, ha dado prioridad a temas que ni siquiera fueron propuestos en dicha comisión, como lo es el de la llamada segunda vuelta.

routing code

Pero tal conducta no ha sido exclusiva de la Comisión de Gobierno, también la practica el pleno de la Asamblea de Diputados, burlándose una vez más de lo acordado en una mesa de diálogo nacional, en este caso de Reformas Electorales.

Señor Presidente, para ULIP, los temas prioritarios lo representan:

1-     La formación de nuevos partidos.

2-     Las candidaturas de libre postulación, fundamentalmente a la presidencia de la república.

3-     La paridad.

1-     Es prioritario para el movimiento popular, que se baje la cifra de adherentes para inscribir un partido, así como que se flexibilice el procedimiento para obtener las firmas requeridas. ULIP considera que el 0.5 % del padrón electoral, alrededor de 7, 500 firmas es la cifra adecuada. Panamá necesita democratizar su sistema electoral. Que sea el electorado el que decida quienes deben dirigir los destinos del país. En eso consiste la esencia de la democracia. Lo acordado por la C.N.R.E fue de bajar el porcentaje de firmas, del 4% al 2%, sin embargo; ustedes los diputados elegidos por el pueblo, ignorando la voluntad del electorado y lo pactado en esa mesa de diálogo, lo mantienen, igual, 4%.

2-     Las cuotas de adherentes para apoyar una candidatura de libre postulación a la presidencia de la república debe ser del 0.5 % del padrón electoral. Y se le debe permitir participar como candidato a todo aquél que obtenga la cantidad de firmas requeridas y llene los  requisitos exigidos para tal fin. Lo acordado en la CNRE fue de 1%, ustedes lo subieron al 4%, equiparando a una persona con un partido político, éstos tiene cinco años para inscribirse, los candidatos de libre postulación sólo pueden recoger firmas a partir del momento que se inicie el proceso electoral, en el mes de noviembre del 2013, cerrando las postulaciones en febrero del 2014. Sólo los millonarios y los candidatos apoyados por los millonarios, podrán recoger esas firmas en ese breve periodo de tiempo. De que democracia hablamos, de la democracia de los millonarios y de los partidos ? Nosotros queremos la democracia que le permita a los trabajadores y pueblo en general, tener sus propios candidatos y sus propios partidos, como ocurre en la mayoría de los países del mundo, pero sobre todo, tomar las decisiones sobre los problemas más importantes del país.

3-     En el tema de paridad, nos solidarizamos con las compañeras, por lo que apoyamos la propuesta de la paridad, buscando siempre que se aplique el principio de igualdad, base de la democracia y de un estado de derecho. Pero nuestra lucha va dirigida a que las compañeras trabajadoras y del movimiento popular ocupen cargos de relevancia en el Estado, para desarrollar políticas que respondan  a los intereses del pueblo panameño.

Existen otros temas complementarios, que son también de interés y necesarios, los cuales debemos debatirlos en un ambiente verdaderamente democrático.

Así, por ejemplo, consideramos que en materia de publicidad, el Tribunal Electoral debe contratar los espacios en televisión, para que todos los candidatos tengan la misma oportunidad de presentar sus propuestas y no solamente los que tengan poder económico.

Se debe evitar a toda costa la introducción en las elecciones, de dinero proveniente de acciones ilícitas como el narcotráfico y lavado de dinero, por lo que se debe discutir a profundidad el tema de las donaciones.

Esperamos profundizar sobre estos y otros temas, al momento de hacer uso de la palabra a través de nuestros voceros durante el desarrollo de los debates en la Asamblea de Diputados, la casa del pueblo y donde últimamente no se le ha permitido al pueblo participar acorde con su status de soberano del país.

 

Atentamente

 

Alberto Reyes

Coordinador

ULIP

Céd. 2-117-51

---
Somos la solución al marketing digital para sindicatos ¡Consultanos hoy mismo! www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.