Carta al Presidente Juan Carlos Varela

CARTA AL PRESIDENTE JUAN CARLOS VARELA

Panamá, 24 de agosto de 2017

Excelencia

Ing. Juan Carlos Varela

Presidente Constitucional de la República de Panamá

E. S. M.

Su Excelencia Varela:

Permítanos dirigirnos a usted, en su condición de primer mandatario de la República de Panamá, para expresar a nombre de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (CNTP), las diversas preocupaciones sentidas y expresadas por la población y de manera especial por nosotros los trabajadores.

Nuestras preocupaciones están relacionadas con los siguientes aspectos y consideración:

Primero: Consideramos que el desarrollo económico del país es un tema de suma importancia para los sectores empresariales, del gobierno y de nosotros los trabajadores, entendemos que el destino del país no es patrimonio único y exclusivo del sector empresarial que en estos momentos sentimos, que está dominado e influenciado por las trasnacionales, mientras usted mantiene al sector trabajador excluido de la discusión de estos temas que también nos interesan por ser parte de la fuerza productiva del país., Por tanto le solicitamos, que en cualquier escenario que tenga en la agenda el desarrollo económico de país se tome en cuenta a los trabajadores.

 Segundo: Los trabajadores luchamos junto a nuestro pueblo, tanto nacional e internacionalmente, por la recuperación de nuestro territorio, colonizado por el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica y por ende, poner el Canal de Panamá al servicio y bienestar del pueblo. También participamos en los diálogos de Bambito y Coronado, e impulsamos el cumplimiento de las agendas acordadas para lograr la reversión y la integración de este patrimonio a la economía del país. Por ende sentimos, que tenemos ganado el derecho de tener una representación digan en la Junta Directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).En tal sentido y con justas razones, demandamos que usted considere la incorporación de los trabajadores en la Junta Directiva de dicha entidad.

Tercero: Nos encontramos sumamente alarmado por el desastre que se vive en el sector agropecuario, producto del Tratado de Promoción Comercial (TPC) y la política estatal de poco apoyo a los productores nacionales arruinando a estos panameños y poniendo en riesgo la soberanía alimentaria. Significa, que las consecuencias de éste hecho injustificado,   la pagará nuestro humilde pueblo que votó por usted pensando y con la confianza que gobernaría, pensando en el bien común de los panameños y no en el de los productores extranjeros. Señor presidente Varela, recuerde que “el pueblo que no produce su comida, está condenado a ser esclavo”.

Cuarto: También es nuestro interés exhortarlo a que ponga en práctica las múltiples recomendaciones que resultó del diálogo por el Compromiso de la Educación Nacional. Estos temas no merecen más dilación, dado que la mayoría de los problemas sociales como el desempleo, la violencia, la pedida de valores, son el resultado en parte por la mala calidad de nuestra educación pública, donde se han hecho fuertes inversiones, pero con pésimos resultados. Debemos abogar por una educación que los tiempos demandan, porque en un país como el nuestro que tiene uno de los crecimientos económicos más grande de la región, deja mucho que decir del gobierno que tiene.

Quinto: Abogamos por un Consejo Económico, Social de Empleo y Salario permanente, que permita al sector productivo (Empresarios, Trabajadores y Gobierno) a desarrollar y negociar políticas de Estado, en materia económica, social y de salarios en forma integral. Sería un Consejo para el estudio y análisis Objetivos, dirigido a que cada cierto tiempo se realicen ajustes generales en los salarios, por tal razón le proponemos que éste Consejo debe ser creado mediante Ley de la República consensuada previamente entre los sectores afines.

Sexto: Siguiendo el hilo de la propuesta anterior, observamos que el último aumento general de salario que se hizo, fue hace más de cuarenta años (40) por tal razón, sería de justicia que usted apruebe y anuncie un Aumento General de Salarios, considerando la vertiginosa e impactante subida del costo de vida de los trabajadores, que se refleja en la vivienda, energía, educación alimentos, medicinas, transporte, salud etc. con efectos que minimizan el poder adquisitivo del trabajador y por ende su capacidad de consumo, sumiéndolo gradualmente al descontento y la pobreza.

 Séptimo: Igualmente consideramos que ha sido de justicia que su gobierno, haya reconocido la deuda histórica de los doce (12) XIII mes que el Estado le adeuda a los trabajadores, no obstante para que ésta acción sea positiva le proponemos que se realice el mayor esfuerzo posible para que se cancelen en efectivo a los jubilados, pensionados y viudos éstos doce (12) XIII Mes que datan desde 1972 a 1983, más los cuarenta y cinco (45) años de interés del tres por ciento (3%). Consideramos que ésta deuda social se puede honrar, incluyéndola en el Presupuesto General del Estado de 2018, así se haría justicia social plena,

Octavo: Señor Presidente, la Caja de Seguro Social atiende el 87% de la población panameña, unos 3.9 millones de pacientes entre asegurados, jubilados, pensionados y beneficiarios, sumados a ello, ésta entidad atiende a paciente no asegurados en zonas donde el Ministerio de Salud no tiene cobertura. En tal sentido, demandamos se reafirme y respete la Autonomía de la Caja de Seguro Social, para garantizar que el Ejecutivo ni ningún otro órgano del Estado intervenga en la Institución, mucho menos trastocar el funcionamiento eficaz de la Entidad. Así mismo le demandamos que para atender y tomar las medidas pertinentes al programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), debe convocarse cuanto antes la Mesa de Diálogo Nacional para atender los problemas estructurales que tiene la Caja de Seguro Social, con el horizonte de beneficiar el interés supremo de la masa trabajadora, en el logro de pensiones y jubilaciones dignas y justas, no al aumento de las medidas paramétricas; una sola Caja de Seguro Social, pública, humana y solidaria; aumentar el porcentaje del sistema de reparto al momento de calcular la pensión del trabajador(a); revertir el segundo pilar mixto de cuentas individuales y volver al sistema solidario de beneficio definido.

Noveno: Igualmente, nos preocupa sobremanera el crecimiento continúa de la deuda externa del país. Deuda que hasta el 30 de junio de 2017 se posesionó en 22 mil 913 millones de dólares y para cual su gobierno ha decidido sin considerar las necesidades estructurales y sociales que tiene el país,  pagar al servicio a la duda 460.8 millones en el primer trimestre de este año 2017, y para el presupuesto del año 2018,  tienen contemplado pagar la suma de 2 mil 600 millones, lo cual es contradictorio en un país con graves deterioro  de su red vial, escuelas, hospitales, puentes, de apoyo al productor nacional, seguridad nacional, etc. Quizás a Ud. Señor Presidente, no le es viable reconocer, que “un país endeudado es un país subyugado donde perdemos independencia y soberanía”. Estos valores y principios a su equipo de gobierno no le son dable.

 Décimo: Señor presidente, nuestro país tiene una vocación muy clara de diálogo frente a los conflictos regionales de nuestros hermanos países latinoamericano y del Caribe. Nos abstenemos a involucrarnos en sus asuntos internos, nuestra política exterior se caracterizó en elevar la personalidad internacional de Panamá cuando estuvimos negociando los nuevos Tratados sobre el canal, nos posicionamos en el grupo de No alineados ya que no seguimos las líneas desestabilizadoras, golpes de estado, incitación a la violencia, rechazamos arengas  guerristas amenazantes con intervenciones militares por parte  de los gobernantes de los Estados Unidos, ya nuestro país fue objeto directo de esa sangrienta agresión militar.  No se la deseamos a ningún pueblo.

La CNTP reconoce que en la República Bolivariana de Venezuela existe, un gobierno legítimo escogido democráticamente en la urnas como lo eligieron a usted y como lo hacen en el resto de los países del mundo. No puede ser que por no estar de acuerdo con una forma de gobierno, de adoptar políticas económicas que beneficien al pueblo, se articule todo un plan sistemático, para derrocar al gobierno constitucional de Nicolás Maduro Moro y en complicidad con las transnacionales y la Casa Blanca de Washington. A nuestro juicio, quien apoya éstas acciones, está atentando contra el sistema democrático del pueblo venezolano.

Undécimo: El pueblo ha luchado por libertades democráticas donde cada sector que sienta que sus derechos están siendo vulnerados o afectados al igual que sus intereses, pueden manifestarse de manera pacífica.

Sin embargo, observamos con preocupación de cómo se está criminalizando las manifestaciones y protestas sociales, pese a que la Constitución que todos nosotros debemos respetar en su artículo 38 garantiza las concentraciones pacíficas al aire libre, pero, el artículo 9 de la Ley 14 de 2010 permite dos (2) años de prisión a aquellos a quienes cierren calles por protestas, a pesar que en el 2015 la corte suprema de justicia lo declaró inconstitucional.

El abuso de las autoridades policiales continúa, arrestan llevando a los dirigentes sociales a las cárceles, imponiéndole multas o medidas cautelares.

Duodécimo:: Asentimos el clamor de los cientos de miles de viudas, huérfanos como de muchas familias que fueron víctimas de la infausta invasión militar perpetrada el 20 de diciembre de 1989 al filo de la madrugada por las tropas del ejército estadounidenses cuya orden ejecutiva directa  las dio el tristemente célebre George Bush padre. Por lo anterior, hoy reclamamos que se declare Duelo Nacional el 20 de Diciembre, en honor a la memoria de las víctimas y del Pueblo panameño que la padeció.

Decimotercero: Finalmente señor presidente, lo invitamos si usted lo tiene a bien, atender a una delegación de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (CNTP), para que conversemos sobre estos temas, en un diálogo franco y sincero como se debe hacer en un país democrático, porque como trabajadores organizados y ciudadanos, nos preocupa el curso que está tomando nuestro país.

Con la seguridad de que las inquietudes que en la presente le expresamos usted ponderarán con la jerarquía y responsabilidad de un mandatario que le preocupa el bienestar de su pueblo, con el debido respeto y consideración, quedamos de usted.

Atentamente

 Alfredo Graell A.

Secretario General

---
Marketing sindical orientado a la comunicación y estrategia de los sindicatos www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.