20 de Diciembre, la única vía: La Patria o la Muerte

Consideraciones sobre la Invasión.

En este mes, estamos abocados a una vorágine de eventos comerciales y mediáticos que desvirtúan cualquier celebración tradicional. La navidad es una excusa de los grandes mercaderes para llenarse los bolsillos de dinero y no les importa la verdadera fraternidad de las familias panameñas y del pueblo en general; que dicho sea de paso, debe ser todo el año y no cada diciembre. El día de la madre es todos los días. Disfrutar las fiestas sin excesos ni despilfarro es mi acostumbrada práctica; lo mas valioso de esta generación son quienes saben que la verdadera humanidad está en ser solidarios permanentemente con sus semejantes; esa es la navidad revolucionaria, ese es el año nuevo del socialismo. No son regalos a mansalva, cuando algunos no tienen ni para comer.
Este 20 de diciembre se conmemoran 22 años de la navidad en medio de bombas que sufrió nuestra Patria por parte de los gringos quienes masacraron a nuestro pueblo. Igual que en Libia, las bombas cegaron la vida de miles de inocentes sin conocer cifra exacta, durante cuatro días de intensos bombardeos. El Coronel Muammar al Gadafi, junto a su pueblo en casi todo el año 2011, resistió y combatió prefiriendo la muerte antes que entregar a los colonialistas su Patria, las riquezas de su pueblo y sus conquistas. En Panamá, Noriega se entregó sin soltar un solo disparo. Pero fue el pueblo pobre y antiimperialista el que resistió las bombas, las metrallas y el genocidio hecho por los Estados Unidos de Norteamérica. ¡Ni un solo millonario murió a manos de los Marines Navy Seals! Murieron quienes sin distingo de participación y vinculo político vieron a su Patria violada por la fuerza militar gringa; quienes siguieron el camino de los mártires del 9 de enero y sin importar cual fuese su destino, se la rifaron junto a un puñado de valientes. Estos, son quienes hoy no pueden ver el resultado del país que nos quedo gracias a los gobiernos PRD, Arnulfistas y ahora el CD aliados al Pentágono; quienes son parte de la burguesía que no alzó ni una sola arma contra los invasores, quienes vendieron su discurso que a la postre fue solo eso, discursos de papel; quienes se aprovecharon de los militares para forjar riquezas que ahora disfrutan sin el mínimo remordimiento. Todos son lo mismo, todo es Capitalismo guiado por la Casa Blanca en Washington. Por eso, el deber de nuestras generaciones es hacerle saber a todos nuestros compañeros lo que ocurrió el 20 de diciembre del fatídico 1989 y sus repercusiones.
Participemos en aquellos actos que nos recuerdan quienes debemos dar el paso hacia el compromiso con la causa del pueblo. Recordar este día memorable para nuestro pueblo es una gran responsabilidad que se debe cumplir cabalmente. Es un compromiso histórico con la Patria, la memoria de los mártires y héroes que indiferentes a la narco dictadura norieguista, aliada a los gringos, combatieron con limitaciones pero dignamente al ejército mas poderoso de la historia y se aliaron a la memoria del 9 de enero para defender la Patria lacerada por las bombas del Imperio Yanki. No es un asunto de creer en liberación por parte de los gringos, ni creer que Noriega fue un líder popular… ¡para nada!; en ese momento histórico hubo que resistir contra la agresión militar y morir por la Nación, eso es lo que se reivindica de quienes dieron su sangre, fusil en mano, en esos días. La invasión solo sirvió para quitar un peón y poner otro en el ajedrez geopolítico del Imperio norteamericano, destruir la base organizada de los sindicatos, silenciar a los dirigentes que sobrevivieron y por encima de todo intimidar a todo el pueblo.
A 22 años de invasión sabemos que ¡No lo lograron del todo!

routing code

Aquí estamos recuperando la Patria destruida, construyendo la opción socialista en el siglo XXI, luchando contra el neoliberalismo y denunciando al Imperio; nos toca reagrupar las fuerzas y deponer prácticas que no nos han servido hasta hoy; el pueblo asi lo exige y nosotros debemos escucharlo.
Nunca habrá igualdad, democracia, derechos humanos, libertad ni justicia en un sistema criminal e inhumano; por eso, nunca habrá paz en el Capitalismo.

Hemos jurado vencer… ¡Y venceremos!
Liberación o muerte.

De ustedes,
Jorge Castañeda Patten
Movimiento de la Juventud
Popular Revolucionaria (MJP)

¿Aún sigues repartiendo volantes? ¡Contactanos! te sugerimos alternativas para mejorar tu presencia digital. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.